AFP internacional

Tanques turcos cerca del pueblo sirio de al-Waqf el sur de la ciudad Al Rai, el 4 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Tres soldados turcos murieron este martes en el norte de Siria en el primer ataque mortal atribuido al grupo yihadista Estado Islámico (EI) desde el inicio de la ofensiva turca hace dos semanas, según fuentes oficiales.

Ankara lanzó una operación militar en Siria el 24 de agosto para eliminar al EI y a las milicias kurdas de su frontera. En el ataque del martes resultaron heridos cuatro soldados, según las mismas fuentes.

Un alto responsable turco había anunciado en un primer momento que habían muerto dos soldados y otros cinco habían resultado heridos en un ataque con cohetes del EI.

En un comunicado citado por la televisión privada NTV, el ejército dijo más tarde que uno de los soldados había sucumbido a sus heridas en el hospital, llevando a tres el número de víctimas mortales.

Éstas son las primeras bajas en filas de las fuerzas turcas atribuidas al EI desde el inicio de su operación militar en Siria, llamada "Escudo del Éufrates". El 28 de agosto, Turquía anunció la muerte de uno de sus soldados, acusando a una milicia kurda como responsable de la misma.

Según el ejército, el ataque se produjo en el pueblo de Wuquf, al sur de Al Rai, cerca de la frontera, donde tanques turcos abrieron este fin de semana un nuevo frente en el marco de esta operación.

La televisión turca difundió imágenes en las que se podían ver helicópteros del ejército sobrevolando la frontera para evacuar a los heridos hacia Turquía.

Por otra parte, dos combatientes de la oposición siria, respaldada por Ankara, murieron y otros dos resultaron heridos en enfrentamientos en la misma región, según el comunicado.

El domingo, el EI fue expulsado de sus últimas posiciones en la frontera turco-siria, y perdió así un puesto de paso estratégico para sus tropas y de suministro desde Turquía.

afp_tickers

 AFP internacional