AFP internacional

Los iconos de varias aplicaciones en la pantalla de un móvil iPhone el 6 de abril de 2016 en San Anselmo, California

(afp_tickers)

Un ciudadano afgano, acusado de planear atentados en Italia y otros países europeos, fue detenido en Bari, al sur de Italia, anunciaron este martes las autoridades locales.

Otro afgano fue detenido por tráfico de migrantes, mientras se buscan a otros cómplices, dos afganos y un paquistaní.

La investigación comenzó en diciembre cuando los carabineros detuvieron a cuatro afganos que estaban filmando en un centro comercial de Bari, a los que les confiscaron los teléfonos móviles.

En los aparatos se encontraron videos del centro comercial así como del aeropuerto y el puerto de Bari y de lugares claves de Roma, París y Londres. "Se trata de imágenes aparentemente insignificantes, pero en su conjunto, forman un recorrido por lugares sensibles", explicó en una conferencia de prensa el fiscal Roberto Rossi.

Los móviles contenían imágenes de vehículos militares y de las armas, así como videos de propaganda de los talibanes con canciones de preparación al martirio. Además, uno de los detenidos posaba con un fusil ametralladora M16.

Los investigadores descubrieron y descifraron la contabilidad proveniente del tráfico de migrantes en Italia, Hungría y Calais, en Francia.

Uno de los teléfonos mantiene de todos modos algunos secretos. Se trata de un iPhone que los investigadores no han podido desbloquear, explicó Rossi, quien considera que el respeto de la vida privada no puede ser más importante que la seguridad. Los dos afganos detenidos habían obtenido un permiso de residencia en Italia por razones humanitarias.

El ministro del Interior italiano, Angelino Alfano, elogió "el alto nivel" de la investigación y recordó que ningún país está exento de riesgo.

afp_tickers

 AFP internacional