AFP internacional

Un soldado indio toma posición cerca de la base militar atacada por los rebeldes, este domingo 18 de septiembre en Uri, en la Cachemira india

(afp_tickers)

Diecisiete soldados indios murieron este domingo en un ataque de rebeldes fuertemente armados contra una base militar en la parte india de la región de Cachemira, el peor ataque de este tipo en años en esta disputada zona del Himalaya.

El primer ministro indio, Narendra Modi, condenó el ataque en Twitter, calificándolo de "cobarde ataque terrorista", y prometiendo castigar a sus autores.

Ningún grupo ha reivindicado por el momento este ataque, pero India acusa regularmente a rebeldes basados en Pakistán de cruzar la Línea de Control (LOC) que separa a ambos países para atacar a sus fuerzas.

Los asaltantes, armados con fusiles de asalto y granadas, lograron infiltrarse antes del alba en una base de infantería india situada en Uri, donde se encuentran desplegados cientos de militares indios. Después, abrieron fuego, según un responsable militar. Cuatro rebeldes murieron durante los enfrentamientos, según un comunicado del Ejército.

Se trata del peor ataque cometido desde hace años en esta región, donde estalló una rebelión armada contra Nueva Delhi en 1989 que ha dejado miles de muertos, la mayoría civiles, y llega en un momento de recrudecimiento de la violencia en la Cachemira india.

La muerte el 8 de julio del carismático rebelde Burhan Wani, a manos de las fuerzas de seguridad indias, incendió la región. En poco más de dos meses, 87 civiles han muerto y miles han resultado heridos en protestas contra el gobierno indio.

Los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad indias son cotidianas.

Miles de habitantes encolerizados se saltaron el sábado el toque de queda para asistir al funeral de un estudiante cuyo cuerpo fue encontrado acribillado a tiros, lo que desató nuevos choques.

Según la prensa local, el ministro del Interior, Rajnath Singh, presidía una reunión de alto nivel sobre seguridad en Nueva Delhi, tras anunciar la anulación de dos visitas previstas a Rusia y Estados Unidos.

Desde hace décadas, varios grupos separatistas hacen la guerra a India para exigir la independencia del territorio o su fusión con Pakistán, país que reivindica, al igual que India, su autoridad sobre la totalidad de la región.

afp_tickers

 AFP internacional