AFP internacional

Fuerzas de seguridad iraquíes en sus vehículos blindados en Karrada, barrio de Bagdad, el 29 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Dieciocho personas murieron en un ataque suicida llevado a cabo por cinco atacantes armados con cinturones de explosivos, rifles y granadas en la localidad de Ain al Tamer, al sudoeste de Bagdad, en un ataque reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

"Llevaban kalashnikovs, granadas de mano. Uno de ellos se hizo estallar y los otros fueron abatidos por las fuerzas de seguridad", explicó un responsable de seguridad de la región, Qais Jalaf.

El oasis de Ain al Tamer está ubicado unos 50 km al oeste de la ciudad santa chií de Karbala y limita con la provincia de Anbar, que fue durante mucho tiempo refugio para los yihadistas.

El ataque fue reivindicado por los yihadistas del EI, un hecho inusual en esta región de Irak. En un comunicado en las redes sociales, afirmó que los atacantes, cuatro iraquíes, se habían enfrentado a las fuerzas de seguridad duran varias horas antes de hacer estallar los artefactos explosivos.

Farhan Jasem Mohamed, miembro del consejo local, habló de cinco asaltantes. "Uno huyó y la búsqueda está en curso", aseguró.

Al menos 26 personas resultaron heridas en el ataque, que se produjo el domingo por la tarde.

Cinco miembros de una misma familia forman parte de las víctimas, según un responsable de los servicios médicos de la provincia de Kerbala.

Un exalcalde de Ain al Tamer explicó a la AFP que los atacantes habían disparado a ciegas contra una fiesta de matrimonio, a la que asistían muchas de las víctimas", afirmó Mahfuz al Tamimi, actual miembro del consejo provincial de Kerbala.

afp_tickers

 AFP internacional