AFP internacional

La tumba del cardenal croata Alojzije Stepinac fotografiada el 31 de mayo de 2011 en la catedral de Zagreb

(afp_tickers)

Un tribunal de Zagreb anuló este viernes la condena que se impuso hace 70 años al cardenal Alojzije Stepinac, a quien el poder comunista yugoslavo declaró culpable de haber colaborado con el régimen pronazi croata.

El arzobispo, fallecido hace más de 50 años, fue sin embargo beatificado en 1998 por Juan Pablo II, en nombre de su lucha contra el comunismo.

Para la justicia croata, su condena de 1946 a 16 años de prisión fue fruto de un "proceso político". El prelado había sido "privado de un proceso imparcial", explicó el juez Ivan Turudic, citado por la agencia oficial Hina.

La revisión del veredicto había sido reclamada por un sobrino del cardenal.

Tras cinco años entre rejas, el cardenal, que rechazó las acusaciones según las cuales él había actuado "contra el pueblo y el Estado", fue condenado a arresto domiciliario. Murió en 1960 a los 61 años.

Stepinac fue objeto de controversias por su papel ambiguo en la época del régimen pronazi ustacha, durante la Segunda Guerra Mundial.

Muy popular, fue una figura representativa de numerosos católicos croatas y algunos reclaman su canonización. Cerca del 90% de los 4,2 millones de croatas son católicos.

Su beatificación provocó numerosas críticas por parte de aquellos que acusan a Stepinac de haber sido neutral, cuando no cómplice, con el régimen pronazi responsable de exterminaciones masivas de serbios y judíos.

Según la iglesia católica croata, Stepinac se opuso abiertamente a las persecuciones del régimen ustacha y sus sermones de la época de la guerra lo prueban.

Según historiadores independientes, el cardenal se congratuló por el establecimiento del Estado Independiente Croata (NDH) pronazi. Pero más tarde, en sus discursos, sus sermones o sus cartas a dirigentes del régimen, protestó por la política de violencia y de intolerancia racial.

En una carta reciente citada por la prensa, el patriarca de la iglesia ortodoxa serbia, monseñor Irinej, rogó al papa Francisco que delegue la canonización de Stepinac "al juicio infalible de Dios".

El Vaticano puso en marcha recientemente una comisión interreligiosa, compuesta de prelados católicos y ortodoxos, con el fin de analizar el comportamiento del cardenal durante la guerra.

afp_tickers

 AFP internacional