AFP internacional

Habitantes huyendo de sus casas mientras el fuego parece hacerles de telón de fondo, el 23 de julio de 2016 cerca de Santa Clarita, en California (EEUU)

(afp_tickers)

Un incendio fuera de control en el sur de California se extiende por unas 8.000 hectáreas, dijeron funcionarios este domingo, mientras residentes de un área del norte de Los Ángeles fueron obligados a dejar sus casas.

El incendio, bautizado 'Sand Fire' ('fuego de arena') ha sido contenido en un 10%, según el Grupo de Coordinación de Incendios (NWCG).

Medios locales informaron de que un cuerpo quemado había sido recuperado en la ciudad de Santa Clarita, a unos 55 kilómetros del centro de Los Ángeles, aunque aún no estaba claro si el individuo había muerto a causa del incendio.

El fuego se había iniciado en el Santa Clarita Valley de California el viernes, pero ahora se ha desplazado y amenaza áreas más pobladas como el barrio de Sand Canyon de Santa Clarita, dijeron funcionarios del condado, según Los Angeles Times.

Al menos 1.500 viviendas están amenazadas por el fuego, informó el Times.

Llamas anaranjadas podían verse en las primeras horas de este domingo, mientras varios caminos se mantenían cerrados y funcionarios de salud pública advertían acerca de la mala calidad del aire y la existencia de un humo tóxico.

Más de 900 bomberos combatían el fuego. Numerosos residentes fueron evacuados, según la cadena NWCG.

California sufre desde hace cinco años una sequía récord y los árboles y la maleza corren el riesgo de arder con la menor chispa.

afp_tickers

 AFP internacional