AFP internacional

Unos miembros de la policía india montan guardia en el exterior del tribunal donde se juzgaban los disturbios interreligiosos de 2002 en el estado de Gujarat, el 2 de junio de 2016 en Ahmedabad

(afp_tickers)

Un tribunal indio declaró culpables este jueves a 24 personas por la matanza de musulmanes durante los disturbios interreligiosos de 2002 en el estado de Gujarat, dirigido entonces por el actual primer ministro, Narendra Modi.

El juez los considera culpables de haber matado a hachazos y quemado vivos a 69 musulmanes que se habían refugiado en una residencia de la ciudad de Ahmedabad.

Estos disturbios causaron más de mil muertos. A Narendra Modi se le acusa de no haber reaccionado duramente frente a la espiral de violencia pero él lo niega.

Tras conocerse el fallo judicial estallaron gritos de alegría en la sala de audiencia. Los familiares de las víctimas aplaudían y daban las gracias al juez por la sentencia.

"Me siento feliz porque 24 acusados fueron declarados culpables pero triste debido a que se absolvió a otros 26. Es una justicia parcial pero lucharé hasta el final", reaccionó Zakia Jafri, cuyo marido murió en la matanza.

La acusación pedía cadena perpetua para todos los acusados, juzgados por haber prendido fuego al recinto de la Gulbarg Society y por haber matado a hachazos a los musulmanes que se hallaban en el interior. Las penas se comunicarán posteriormente.

La ola de violencia se desató tras la muerte en febrero de ese año de 59 peregrinos hindúes en un incendio de un tren atribuido a musulmanes.

afp_tickers

 AFP internacional