AFP internacional

Soldados húngaros controlan la valla metálica fronteriza el 24 de febrero de 2016 en la estación de Asotthalom entre Serbia y Hungría

(afp_tickers)

Una migrante siria resultó herida de bala por un agente de aduanas eslovaco, durante una persecución este lunes de mañana cerca de la frontera con Hungría, anunció un portavoz de un centro hospitalario local.

"La paciente es una mujer de 26 años, originaria de Siria", informó a los medios locales Tomas Kral, portavoz del hospital de Dunajska Streda, al sureste de la capital eslovaca. "Su situación es estable" después de que se le extrajera una bala de la espalda, precisó.

Los aduaneros eslovacos se lanzaron a perseguir a uno de los tres autos que no se detuvieron en un control de circulación y sus ocupantes no reaccionaron ante los disparos de advertencia de los agentes, explicó a la AFP la portavoz de los servicios de aduana eslovacos, Patricia Macikova.

"Los aduaneros lanzaron disparos de advertencia pero el vehículo no se detuvo. Una pasajera resultó herida por los disparos hechos contra los neumáticos traseros", agregó. Los oficiales sospechaban que los vehículos, con matrículas húngaras y rumanas, participaban en una operación de contrabando de seres humanos, precisó Macikova. Más tarde, la policía detuvo a seis contrabandistas y a once migrantes, pero rechazó hacer comentarios.

Los migrantes han optado por Esovaquia como país de tránsito hacia Alemania después de que Austria estableciera controles provisionales en su frontera con Hungría, según los medios de comunicación eslovacos.

Reelegido el pasado marzo tras una firme campaña contra los refugiados, el primer ministro eslovaco, Robert Fico, rechazó el programa europeo de redistribución de los demandantes de asilo. En el marco de este programa, Eslovaquia, un país con unos 5,4 millones de habitantes, y miembro de la zona euro, debería acoger a unos 2.300 de los refugiados demandantes de asilo en la Unión Europea (UE).

afp_tickers

 AFP internacional