AFP internacional

Un policía forense inspecciona el restaurant donde ocurrió el ataque con machete que dejó una persona muerta y dos heridas el 24 de julio de 2016 en Reutlingen

(afp_tickers)

Un solicitante de asilo sirio mató el domingo con un machete a una mujer e hirió a otras tres personas en un ataque de rabia, en principio pasional, drama que se produjo en un momento de tensión en Alemania tras el tiroteo de Múnich.

"En estos momentos no disponemos de ningún elemento que indique que se trata de un atentado terrorista", destacó la policía de Reutlingen, ciudad de 100.000 habitantes situada cerca de Stuttgart (suroeste) donde se produjo el suceso. La policía se inclinaba "por un crimen pasional".

El agresor, de 21 años, "tuvo una discusión" con una mujer polaca de 45 años cuando eran poco antes de las 16h30 (14h30 GMT) y la mató "con un machete" de un golpe en la cabeza antes de salir corriendo, herir a varias personas a su paso y ser detenido en las inmediaciones.

Según la prensa alemana, el agresor y la mujer fallecida trabajaban en el mismo restaurante turco del centro de la ciudad, donde se produjeron la riña y posterior agresión.

Entrevistado por el diario local Stuttgarter Zeitung, otro empleado del restaurante, presente en el momento de los hechos, declaró que el agresor, oriundo de Siria, llegó solo a Alemania hace año y medio. La policía lo conocía por varias agresiones que había cometido en el pasado.

Delante del restaurante, una mesa y varias sillas derribadas recordaban el movimiento de pánico que se produjo en el centro de la ciudad, y en el suelo se podía ver una mancha de sangre, según un video de la AFP.

Imágenes de video aficionado difundidas por la televisión NTV muestran al agresor huyendo a la carrera por una zona peatonal. En el transcurso de la fuga, rompió con el machete el parabrisas de un coche e hirió en el interior a una mujer, luego golpeó a un joven y penetró en un pequeño restaurante y golpeó violentamente una mesa con su arma de 40 cm.

El sirio acabó siendo arrollado por un BMW, lo que permitió su detención. Imágenes de aficionados lo muestran en el suelo, con sangre en la frente.

La policía no confirmó la información difundida por el diario Bild, según la cual la mujer asesinada estaba embarazada.

Alemania vive un clima de inquietud tras un tiroteo en el que un joven germano-iraní causó nueve muertos y 35 heridos la noche del viernes en Múnich, después de otro ataque con hacha de un joven solicitante de asilo de 17 años en un tren regional, en otra ciudad de Baviera, Wurtzburgo (sur), que dejó cinco heridos y fue reivindicado en nombre del grupo yihadista Estado Islámico.

afp_tickers

 AFP internacional