Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Brasil Michel Temer habla durante una conferencia de prensa conjunta con su par argentino Mauricio Macri, el 3 de octubre de 2016 en Buenos Aires

(afp_tickers)

La clara victoria de los partidos de derecha y centroderecha en las elecciones municipales de Brasil le permitirá al nuevo gobierno de Michel Temer acelerar su programa de severos ajustes, afirmaron el lunes analistas.

El gobierno ya envió al Parlamento un proyecto de enmienda constitucional (PEC) que pretende limitar durante veinte años el aumento del gasto público únicamente a la evolución de la inflación, incluso en sectores como salud y educación.

Los autores de la propuesta esperan que la Cámara lo apruebe a fines de mes y que el Senado lo ratifique inmediatamente después.

Temer, que reemplazó a la presidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), destituida en agosto acusada de maquillar las cuentas públicas, afirmó que esa medida era una "prioridad" para reactivar la economía de Brasil, sumida en su peor recesión en un siglo.

- Reformas impopulares -

Otras impopulares reformas aguardan en el tintero, entre ellas la del sistema de pensiones, que podría alargar en cinco años la edad con derecho a una jubilación completa, y otra de flexibilización del sistema laboral.

La tarea de Temer podría verse facilitada, al menos en un inicio, por el derrumbe del PT, el partido que gobernó Brasil durante 13 años, primero con Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y luego con Rousseff.

El domingo, el PT perdió la alcaldía de Sao Paulo y varios de sus bastiones históricos en los suburbios industriales de esa megalópolis de 12 millones de habitantes. Y sólo ganó 255 alcaldías, frente a las 630 de hace cuatro años.

El PMDB de Temer y el PSDB del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) salieron, en cambio, afianzados de las urnas.

Los resultados electorales "confirman [el vuelco hacia] una menor intervención gubernamental que en la época del PT", dijo Ignacio Crespo, analista de Guide Investimentos.

Pero la partida no está ganada de antemano: una reforma constitucional requiere la aprobación de dos tercios del Congreso.

"La derrota demuestra que la sociedad ya no quiere al PT y refuerza a la base parlamentaria de Temer. La PEC se aprobará, pero habrá que ver a qué ritmo y en qué términos, sobre todo en lo que toca a educación y salud", dijo a la AFP Margarida Gutierrez, profesora de economía en la Universidad Federal de Rio de Janeiro (OFRJ).

"La PEC es la condición necesaria, pero no suficiente para el ajuste presupuestario. La segunda prioridad es la reforma del sistema de jubilaciones, pero esa será mucho más difícil de aprobar", agregó.

Temer tiene un nivel de popularidad muy baja y rara vez puede aparecer en público sin enfrentar abucheos y pedidos de dimisión, pero los resultados del domingo muestran un apoyo a un giro liberal de la economía.

El alcalde electo de Sao Paulo, Joao Doria (del PSDB), hizo campaña preconizando privatizaciones de servicios públicos.

Temer afirmó el viernes pasado que Brasil corría un riesgo de "quiebra" si el Congreso no aprobaba las reformas.

"La aprobación [de la PEC] es fundamental para evitar la espiral inflacionaria y la recesión. La deuda podría llegar al 100% del PIB en 2024 o antes. Sería la quiebra del Estado brasileño", alertó el presidente.

La advertencia parecía dirigirse más a su base de apoyo que a la debilitada oposición de izquierda: de cara a las elecciones presidenciales de 2018, sus aliados podrían vacilar en aprobar recortes y privatizaciones o concesiones de sectores simbólicos, como la explotación petrolera.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP