AFP internacional

El logotipo del gigante automovilístico alemán Volkswagen, el 9 de noviembre de 2015 en Wolfsburgo, Alemania, donde está su sede

(afp_tickers)

El gigante automovilístico Volkswagen, que sigue marcado por el escándalo de la manipulación de sus emisiones, anunció este martes un beneficio neto en baja de 20,1% en el primer trimestre.

Durante los tres primeros meses del año, el grupo de las 12 marcas (Volkswagen, Seat, Audi, Porsche, Skoda, etc.) registró un beneficio neto atribuido de 2.306 millones de euros, un 20,1% menos que en el mismo trimestre del año anterior, según las cifras publicadas en su informe financiero.

Los analistas esperaban una caída menos importante, a unos 2.420 millones de euros.

El director ejecutivo de Volkswagen, Matthias Müller, consideró en un comunicado que los resultados eran "respetables" dado el escándalo que continúa sacudiendo al gigante alemán desde que en septiembre se revelara que millones de motores diésel del grupo fueron manipulados para que parecieran menos contaminantes de lo que eran en realidad.

Las ventas de Volkswagen cayeron un 1,2% en el primer trimestre y totalizaron 2,57 millones de vehículos, mientras que los ingresos disminuyeron un 3% hasta los 51.000 millones de euros.

El grupo confirmó por otra parte sus previsiones para el conjunto de 2016, en el que espera una caída de hasta 5% de su volumen de negocios.

En 2015, Volkswagen registró una pérdida neta de 1.600 millones de euros, la primera en 20 años, debilitado por más de 16.000 millones de provisiones destinadas a hacer frente a los gastos derivados del 'diéselgate'.

afp_tickers

 AFP internacional