AFP internacional

Un avión de la aerolínea de bajo coste Vueling se prepara para aterrizar en el aeropuerto de Barcelona, en El Prat de Llobregat, el 6 de junio de 2016

(afp_tickers)

Las autoridades españolas amenazaron este lunes con sancionar a la compañía de bajo coste Vueling por el caos que ha causado en el aeropuerto de Barcelona, que podría volver a empeorar el martes, cuando la empresa cancele 18 vuelos por una huelga en Francia.

"Un suceso como este no le puede salir gratis a nadie", declaró este lunes la ministra de Fomento, Ana Pastor, planteando la apertura de un proceso de sanción contra la aerolínea española.

Pastor encabezó una reunión con representantes de Vueling durante la tarde de este lunes, en la que el Gobierno español le exigió a la empresa presentar en las próximas horas un plan de contingencia para todo el verano, que evite las cancelaciones y retrasos en sus vuelos que han afectado a miles de personas.

Este lunes la situación se estabilizó un poco, con solo dos anulaciones de 700 vuelos en total, una conexión ida y vuelta entre Bruselas y el aeropuerto de Barcelona-El Prat, su base principal.

Pero el martes la situación volverá a recrudecerse, ya que la empresa eliminará 18 vuelos previstos desde y hacia Barcelona, que conectan con destinos en Francia como París, Lyon, Marsella, Niza, Burdeos y Nantes.

Las cancelaciones se deben a "una huelga nacional en Francia que provoca restricciones en nuestra operativa habitual", señaló la empresa en un comunicado.

Otros vuelos desde otros puntos de Europa hacia Francia también podrían verse afectados, advirtió Vueling.

El sábado y el domingo se anularon más de treinta vuelos con destinos europeos y españoles y muchos otros fueron desviados u operaron con largos retrasos, en pleno inicio de las vacaciones de verano.

Según la prensa española, más de 8.000 pasajeros quedaron afectados, generando enormes colas de viajeros en las oficinas de la aerolínea sobre todo en Barcelona, muchos de ellos lamentando la falta de información.

El director comercial de Vueling, David García, aseguró este lunes en la radio Cadena Ser que una huelga de controladores aéreos el 28 de junio en Francia, uno de sus principales destinos, fue "la raíz principal" de sus dificultades porque la compañía intentó recolocar a sus clientes en otros vuelos ya llenos.

Vueling, creada en 2004 y filial de IAG (que también posee British Airways o Iberia entre otros) transportó en 2015 a casi el 37% de los pasajeros que transitaron por El Prat y a un total de 24,8 millones de pasajeros, un incremento del 15% anual, según su informe anual.

Estos problemas llegan justo cuando España, tercer destino turístico mundial, comienza la temporada alta con posibilidades de batir un nuevo récord de visitantes, atrayendo a los turistas que evitan otros lugares del Mediterráneo considerados ahora demasiado peligrosos por el riesgo de atentados.

afp_tickers

 AFP internacional