AFP internacional

La esquina cerca de la Bolsa de Nueva York el 7 de enero de 2016

(afp_tickers)

Wall Street cerró este viernes en leve baja tras una semana de repliegue por incertidumbres locales y mundiales, incluida la eventual ruptura británica con la UE: el Dow Jones bajó 0,33% y el Nasdaq 0,92%.

El índice industrial Dow Jones bajó 57,94 puntos a 17.675,16 y el Nasdaq, de valores tecnológicos, fue derribado por una baja de Apple y dejó 44,58 puntos a 4.800,34, según datos definitivos de la sesión.

El índice extendido S&P 500 dejó 6,77 puntos (0,33%) a 2.071,22 unidades.

Las acciones de Apple perdieron 2,3% tras una orden que le impide vender iPhones en Pekín, porque según autoridades chinas el gigante estadounidense está transgrediendo patentes de un fabricante chino.

La baja de este viernes en los índices de Nueva York está en parte vinculada con la liquidación de opciones de diversos tipos que vencían en esta jornada, dijo Peter Cardillo, economista jefe de First Standard Financial.

Wall Street se distinguió de otras grandes bolsas mundiales que en su mayoría terminaron en alza. No obstante se atenuó la caída, la incertidumbre está pesando a seis días del referéndum que decidirá si Gran Bretaña romperá con la UE. Esa inquietud se suma a la permanente preocupación por el lento crecimiento de la economía mundial.

"Los inversores están muy preocupados por el crecimiento mundial y están nerviosos por la idea de un Brexit", dijo Alan Skrainka, de Cornerstone Wealth Management.

En el Reino Unido el asesinato de una diputada proeuropea provocó la suspensión de la campaña hacia el referéndum del jueves. Los mercados bursátiles, que estuvieron asustados por encuestas que daban ventaja a los rupturistas, recuperaron la calma tras la muerte de la diputada y en Europa se orientaron al alza. Wall Street, empero, no acompañó ese movimiento y bajó tras una semana "errática y decepcionante", dijeron analistas de la firma de corretaje Charles Schawb.

Entre los factores de inquietud de Wall Street varios analistas mencionaron declaraciones de James Bullar, miembro de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que no hicieron más que reiterar que la entidad mantendrá durante un tiempo su actitud cautelosa que la llevó el miércoles a no subir las tasas de interés.

"Hace solo un mes, varios miembros de la Fed proclamaban 'la economía estadounidense va bien' y abrían el camino para subir las tasas de interés en junio o julio", dijo Skrainka. "Ahora se sabe que el empleo estadounidense no está tan bien como se pensaba, la actividad industrial sigue siendo débil y los precios del crudo empezaron a replegarse", añadió.

El mercado de obligaciones se replegó. Hacia las 20H20 GMT, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10años subía a 1,607% contra 1,576% del jueves. Y el de los bonos a 30 años era de 2,419%, contra 2,398% del jueves.

afp_tickers

 AFP internacional