AFP internacional

Cartel de Wall Street el 28 de febrero de 2012 en Nueva York

(afp_tickers)

Wall Street cerró con una leve subida este miércoles, del 0,01% para el Dow Jones y el 0,08% el Nasdaq, en un mercado prudente, a la espera de un fin de semana cargado de señales capaces de influir en la plaza neoyorquina.

El índice industrial Dow Jones avanzó 1,10 puntos, hasta 17.788,30, y el Nasdaq, de valores tecnológicos, ganó 4,20 puntos, a 4.952,25, según datos provisorios.

El índice extendido S&P 500 sumó 2,37 puntos (0,11%), a 2.099,33 unidades.

Wall Street había abierto a la baja, pero luego los índices se mantuvieron en equilibrio sin fluctuaciones bruscas.

"Es un mercado muy chato", dijo Alan Skrainka, de Cornerstone Wealth Management. "Creo que sigue la preocupación por la debilidad de la economía mundial", añadió.

Los inversores recibieron un informe de la OCDE que auguró un débil crecimiento mundial para este año y cifras poco alentadoras sobre la actividad industrial de China y de la zona euro.

En cambio, en Estados Unidos hubo buenas noticias sobre la industria, cuya actividad aumentó en mayo por tercer mes consecutivo, dijo Skrainka.

Ese dato bueno fue compensado por la caída de casi un 2% de los gastos del sector de la construcción en abril, dijo Bill Lynch, de Hinsdale Associates.

Wall Street optó por la prudencia a la espera de lo que resulte de las reuniones que sostendrán desde el jueves la OPEP y el Banco Central Europeo, observaron analistas de la firma de corretaje Charles Schwab. Señalaron además que el mercado espera conocer el viernes datos actualizados del mercado laboral estadounidense.

El mercado de obligaciones estuvo dudoso. Hacia las 20H20 GMT, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se mantenía en 1,844%, como el martes, y el de los papeles a 30 años bajaba a 2,620%, frente al 2,645% de la víspera.

afp_tickers

 AFP internacional