AFP internacional

La presidenta de la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen, en una rueda de prensa el 15 de junio de 2016 en Washington

(afp_tickers)

Las razones para subir las tasas de interés en Estados Unidos han aumentado en los últimos meses, dijo este viernes la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen.

En un discurso en una reunión anual de la entidad en Wyoming, Yellen dio cuenta de un fuerte crecimiento del mercado laboral y dijo que pueden esperarse aumentos de la tasa directriz en los próximos años.

"A la luz del sólido y sostenido desempeño del mercado laboral, de nuestras perspectivas de actividad económica y de la inflación, creo que el argumento para aumentar la tasa directriz se ha fortalecido en los últimos meses", dijo en el simposio anual de la Fed en Jackson Hole, al que asisten académicos.

Las palabras de Yellen, que influirán en los mercados, dieron cierta claridad sobre las intenciones de los responsables de la política monetaria estadounidense, los cuales han estado en desacuerdo sobre la necesidad de subir a corto plazo las tasas.

Analistas del mercado se quejaron a lo largo de este año de los pronunciamientos públicos de la Fed por considerarlos inescrutables y hasta contradictorios lo cual, generaba perplejidad en los inversores.

Las afirmaciones de Yellen aumentaron la probabilidad de que el Comité de Política Monetaria (FOMC) de la Fed eleve las tasas en el correr de este año; incluso ya en la reunión que sostendrá en setiembre.

La Fed aumentó las tasas en diciembre de 2015 por primera vez en casi una década y pareció cerrar así sus políticas de apoyo a la economía aplicadas para responder la Gran Recesión de 2008 y 2009.

Las tasas quedaron entre 0,25% y 0,50% y en lo que va del año la Fed fue demorando su intención de volver a incrementarlas.

La entidad miraba el crecimiento de Estados Unidos y temía que fuera demasiado lento y, a la vez, advertía muchas incertidumbres en mundo; especialmente en China y Europa.

Pese a su clara señal de que el aumento de los tipos de interés es ahora más probable, Yellen advirtió que las decisiones dependen de condiciones económicas que pueden cambiar mucho.

"Nuestra capacidad para predecir cómo evolucionará la tasa directriz es bastante limitada, porque la política monetaria necesitará responder ante cualquier problema que pueda sacudir a la economía", dijo Yellen.

Añadió que algunas de esas condiciones son visibles después que ocurren.

"Por eso, es muy amplio el margen de resultados razonables" para las tasas, dijo.

- "Nos quitarán la escalera" -

Yellen mencionó estudios según los cuales hay un 70% de posibilidades de que las tasas sean de entre 0% y 3,25% hacia fines de 2017. Ese rango se expandiría a entre 0 y 4,5% a finales de 2018.

"Cuando ocurren shocks y cambia el panorama económico, la política económica necesita ajustarse", dijo Yellen.

Apuntó que la economía estadounidense incorpora nuevos empleos a un ritmo promedio de 190.000 por mes y el gasto de los hogares sigue siendo sólido.

Los comentarios de Yellen fueron más directos y claros que pronunciamientos previos de la Fed, que mostraban una mezcla de relativamente baja inflación y débil productividad.

El discurso de Yellen coincidió con una revisión a la baja del ya anémico crecimiento económico estadounidense en el segundo trimestre. El Departamento de Comercio informó que en ese período la economía creció 1,1%; una décima de punto porcentual menos que en la estimación previa.

Antes de la abrirse este viernes el simposio de Jackson Hole, miembros del FOMC se reunieron con activistas que acusan a la Fed de ser liderada por personas blancas y adineradas provenientes del sector financiero privado. Además considera que el incremento de las tasas perjudicará al trabajo y a las minorías.

"Si deciden que estamos ahora con máximo empleo e intencionalmente enlentecen la economía, nos dejarán atrás. Nos quitarán la escalera luego de que ustedes se subieron", dijo Rod Adams, de una organización de Minnesota.

El presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, mostró comprensión ante las quejas pero respondió que demorar el aumento de las tasas puede provocar recesión en algunos años.

afp_tickers

 AFP internacional