AFP internacional

Yuriko Koike (c) y sus partidarios celebran la victoria en las elecciones a gobernadora de Tokio el 31 de julio de 2016 en la capital japonesa

(afp_tickers)

Por primera vez, una mujer, Yuriko Koike, fue elegida gobernadora de la ciudad de Tokio, ciudad que se prepara para acoger los Juegos Olímpicos de 2020.

Esta política con experiencia, de 64 años, miembro del Partido Liberal Demócrata, se había enfrentado a otros 20 candidatos, un número récord, tras la dimisión en junio de Yoichi Masuzoe, implicado en un escándalo financiero.

Con el 62% de los votos escrutados, Koike le sacaba 700.000 votos a su rival más cercano.

Yuriko Koike, exministra de Medio Ambiente y de Defensa, quien habla inglés y árabe, asumirá el cargo por cuatro años y tendrá que supervisar la preparación de los Juegos Olímpicos, más de medio siglo después de que la ciudad acogiera los Juegos de verano por última vez, en 1964.

"Dirigiré la política de Tokio de una manera sin precedentes, será el Tokio que nunca habían visto", declaró Koike, afónica tras dos semanas de campaña.

"Quiero un Tokio donde cada uno pueda brillar, desde los niños hasta los ancianos y las personas con discapacidades, con el fin de que la vida de todos sea mejor", dijo.

Su mandato terminará, en teoría, justo después de la apertura de los Juegos.

- Revisar el presupuesto de los Juegos -

Los preparativos ya han atravesado varios episodios embarazosos: la elección de la ciudad de Tokio está salpicada de sospechas de corrupción que investiga la justicia francesa; el primer proyecto de estadio, demasiado caro, fue anulado tras semanas de polémica y el logotipo inicial fue retirado por acusaciones de plagio.

Los medios de comunicación japoneses evocaron la posibilidad de que el coste de los Juegos pudiera duplicar o incluso triplicar el monto incial, de 730.000 millones de yenes (7.144 millones de dólares al cambio actual). "Quisiera revisar las bases del presupuesto para que los habitantes de Tokio vean claramente lo que van a tener que pagar", declaró.

Koike también tendrá que manejar la economía de la ciudad, equivalente a la de Indonesia, afrontar el problema de la falta de guarderías y preparar a una población de 13,6 millones de habitantes para un posible terremoto de gravedad, una eventualidad que siguen evocando sus habitantes desde el seísmo y el tsunami de marzo de 2011.

Expresentadora de televisión, Yuriko Koike se graduó en Sociología por la Universidad de El Cairo en 1976 y trabajó en su juventud como intérprete de árabe.

Se hizo muy conocida como presentadora y entró en política en 1992. Fue ministra de Medio Ambiente desde 2003 a 2006 y puso en marcha una campaña contra el cambio climático, en la que animaba a funcionarios y empleados a quitarse la corbata y la chaqueta en lugar de aumentar la potencia del aire acondicionado en sus lugares de trabajo.

Comunicadora prudente, de rostro redondo y gesto sonriente, organizó un pase de modas en el que desfiló ella misma por la pasarela para promover esta campaña.

Koike se convirtió, en un país casi dominado por los hombres, en la primera ministra de Defensa en 2007, pero tuvo que dejar el cargo en menos de dos meses a causa de un escándalo en el que no estuvo implicada.

afp_tickers

 AFP internacional