Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Agroinversiones, riesgo para la soberanía alimentaria


Por Simon Bradley, Ginebra


Plantaciones de melones de la firma Del Monte en Sierra de las Minas, Guatemala – la fruta es exportada mayormente a EE.UU. ()

Plantaciones de melones de la firma Del Monte en Sierra de las Minas, Guatemala – la fruta es exportada mayormente a EE.UU.

Con una marcha en Ginebra, los críticos del 'boom‘ de inversiones en terrenos agrícolas protestaron contra el vertiginoso crecimiento en este sector. A su juicio, esta tendencia tiene fatales consecuencias y amenaza la seguridad alimentaria en muchos países en desarrollo.

La segunda 'Jetfin AGRO‘, conferencia para inversionistas que planean colocar sus capitales en terrenos agrícolas y en agua, se realizó recientemente en Ginebra. Este fenómeno global de la adquisición de tierras (Land Grabbing) se expande sin cesar mientras los estados intentan elaborar directrices para hacerle frente.

Activistas de unas 25 organizaciones no gubernamentales y sindicatos suizos se manifestaron ante la sede de la conferencia, el noble Hotel Kempinski de Ginebra, contra la tendencia en alza de las inversiones en tierras agrícolas y en agua en los países en desarrollo. Desde su punto de vista, tales inversiones ponen en peligro, entre otros, los derechos de la población a la alimentación y al agua, y propician la especulación.

"Debemos reaccionar ante a este nuevo fenómeno. No puede ser que fondos de las cajas de pensiones inviertan masivamente en proyectos para los que hace publicidad esta conferencia", dijo Margot Brogniart, coordinadora de la coalición de protesta.

 
Que la actual conferencia sea ya la tercera en el transcurso de un año en Ginebra, con ulteriores encuentros a fines de este mes y en septiembre próximo, muestra el creciente interés de los inversionistas y el importante papel que juega la ciudad de Calvino en esta cuestión controvertida, señaló Ester Wolf,  experta en desarrollo de Pan para el Prójimo.

"Ginebra es el punto de apoyo para estas inversiones", explicó Wolf a swissinfo.ch.

La mayor atracción para los inversiones de hoy

En la conferencia "Jetfin AGRO" discutieron inversionistas, gestores de activos y expertos en materias primas de todo el mundo sobre las estrategias de inversión en la agricultura, que fueron denominadas como "el punto brillante en el mundo de las inversiones de hoy".

Se discutió, entre otros temas, de la constitución de carteras de agro negocios, la salvaguarda de los contratos en las inversiones agrícolas, materias primas agrícolas y destinos de inversión, como India, América Latina y los Estados Unidos. También se debatió sobre las estrategias de inversión en madera y agua.

Países de Oriente Medio, así como China, Corea del Sur y otros que en los últimos cuatro años fueron golpeados dos veces por las crisis de alimentos, con precios que aumentaron rápidamente, están preocupados por el suministro alimentario de sus poblaciones y por lo tanto invierten más y más en las tierras agrícolas en otros estados, especialmente en África.

La reciente crisis financiera ha desatado una nueva ola de inversiones privadas en el sector agrícola, los inversionistas quieren mayor diversificación.
 
Se trata de un fenómeno de moda, expresó un participante de la conferencia, el gestor de activos ginebrino Philippe Szokolóczy-Syllaba, fundador de My Global Advisor.

Sin embargo, las inversiones en la agricultura o en proyectos específicos siguen siendo muy complejas, explicó. “Existe una competencia por la tierra de más alta calidad, pero que no sea muy cara – y ello demanda grandes desembolsos financieros”.

Bancos y fondos, muy activos

En Suiza, una serie de bancos, fondos de inversión y empresas están abiertamente activos en el sector. Se presume que muchos otros actúan febrilmente detrás del escenario.

En 2009 los grandes bancos suizos Credit Suisse y UBS participaron en una emisión de capital para el Golden Agri-Resources. Esta empresa de Indonesia es la segunda más grande del mundo dedicada a la plantación de aceite de palma.

  

Los bancos privados Sarasin y Pictet recomiendan invertir en el sector agrario.


Al mismo tiempo, se fundaron en Suiza fondos de inversión como GlobalAgriCap en Zúrich, el Fondo GAIA World Agri en Ginebra, y Man Investments con sede en Pfäffikon.

Myret Zaki, editora jefe adjunta de Bilan, revista financiera de la Suiza de habla francófona, quien asistió a la conferencia, apuntó que actualmente el afán de diversificación de las carteras de inversión es muy grande.

"El potencial de rendimiento de las inversiones agrarias no es muy grande, tal vez alrededor del 20%, y las inversiones pueden ser muy volátiles", explicó a swissinfo.ch. "Pero la gente sabe que, en realidad, su valor a largo plazo solo puede aumentar".

Los inversionistas institucionales, como fondos de cajas de pensiones, están un poco confundidos con los últimos acontecimientos en el mercado financiero y muy abiertos frente a nuevos tipos de inversiones, dijo Zaki. "Lo que antes se consideraba exótico, ahora es la norma".

Firmas suizas

Empresas con sede en Suiza también participan en grandes proyectos agrícolas. Entre ellas Glencore, la mayor firma mundial de comercio de materia prima que debe disponer de más de 300.000 hectáreas de tierras en todo el mundo.

  

En 2008, Addax Bioenergy, firma asentada en Ginebra, lanzó un proyecto claramente definido de caña de azúcar–etanol en 10.000 hectáreas de terreno que alquiló en Sierra Leona. La empresa espera crear más de 2000 empleos cuando el proyecto esté en plena marcha en 2013.

"Necesitamos saber con mucha más claridad qué firmas suizas efectúan inversiones agrarias en el extranjero", indicó  Maya Graf, representante del Partido Verde en el Parlamento.

Graf ha presentado una serie de interpelaciones parlamentarias que tienen que ver con el fenómeno de la adquisición de tierras. Entre otras cosas, quiere saber cuál es la mejor manera de salvaguardar el respeto de los derechos humanos en los respectivos países cuando se hagan inversiones en el sector agrícola.

“Suiza hace esfuerzos para lograr que el renovado interés público y privado en las inversiones en agricultura se convierta en una situación ventajosa para todos los involucrados", señaló Carole Wälti, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores suizo.

Así, el plano internacional, Suiza apoya los esfuerzos para fortalecer los mecanismos de regulación de las inversiones en tierras agrícolas y otros recursos naturales.

Estos incluyen las "Directrices voluntarias para una gobernanza responsable en el uso de la tierra y otros recursos naturales". Los expertos esperan que la próxima reunión del Comité de la FAO sobre Seguridad Alimentaria Mundial, en octubre 2011, se pueda aprobar un texto correspondiente.

Una tendencia creciente

Según el informe "Proyecto Global de Tierras", publicado en agosto de 2010 por la Universidad de Copenhague, en los últimos 27 años se negociaron 177 contratos (alquiler o compra) en 27 países africanos, por un total de 51 y 63 millones de hectáreas de terreno.

El Banco Mundial calcula que en 2009  se negoció una superficie de tierras que alcanza las 45 millones de hectáreas – entre 2006 y 2008 la cifra ascendió a de 4 millones.

De acuerdo a cifras de la ONG International Land Coalition, los inversionistas extranjeros están involucrados, de una u otra forma, en negocios que abarcan unas 80 millones de hectáreas. La mitad de esta superficie se encuentra en África. 

Suiza y el Código de Conducta

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) apoya los esfuerzos para mejorar los mecanismos globales y las reglamentaciones sobre la adquisición o inversión en tierras agrícolas y otros recursos naturales (agua, biodiversidad, etc.)

Suiza apoya los planes para un proceso de consulta abierto, global y transparente respecto a "los principios responsables en las inversiones agrícolas." El objetivo es observar que en los países con los que se negocia se respeten los derechos de las poblaciones directamente afectadas, incluyendo el derecho a la alimentación y al agua.

A través de la COSUDE, Suiza también participa política y financieramente en la elaboración de las "Directrices voluntarias para una gobernanza responsable en el uso de la tierra y otros recursos naturales". Las directrices deberán ser discutidas y aprobadas en octubre en la próxima reunión del Comité de la FAO sobre Seguridad Alimentaria Mundial.

Suiza apoya el fortalecimiento de tales directrices que se dirigen igualmente a los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y al mundo académico. También hará esfuerzos para llevar adelante la aplicación de estas directivas en Suiza, después de su aprobación.


(Traducción, Rosa Amelia Fierro), swissinfo.ch



Enlaces

×