Al menos 20 personas, entre ellas 14 empleados de un yacimiento petrolífero, murieron el jueves en Siria en un atentado con coche bomba cerca de la base militar de las fuerzas kurdo-árabes que intentan conquistar el último reducto del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"El coche bomba fue accionado a distancia en la aldea de Sheheil" al paso del convoy que transportaba a los trabajadores del campo petrolífero de Al Omar, precisó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Entre las víctimas figuran seis "reclutas" de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), la alianza kurdo-árabe, añadió la misma fuente.

El ataque fue revindicado en la tarde del jueves por el grupo Estado Islámico en el servicio de mensajería Telegram.

Las células yihadistas que aún subsisten en la zona "están intentando frenar nuestros avances" declaró a la AFP un portavoz de las FDS, Adnan Afrin.

La aldea de Sheheil está situada a una decena de kilómetros de la principal base militar de las FDS en la provincia de Deir Ezzor, donde se libran los últimos y encarnizados combates para acabar con el EI.

Las FDS se apoderaron del yacimiento petrolífero de Al Omar en octubre de 2017 y lo convirtieron en su principal base en el área.

Cientos de civiles continuaban con su evacuación a bordo de camiones, huyendo del pueblo de Baghuz, muy cerca de la frontera iraquí.

Los combatientes de las FDS se concentran en facilitar estas evacuaciones, que permitirían derrotar a los últimos combatientes del EI y anunciar el fin del "califato" autoproclamado en 2014 por el grupo en extensas regiones entre Siria e Irak.

"Nos sorprendió ver que todavía hay un número elevado de civiles en el interior [del reducto yihadista] además de los combatientes", declaró el miércoles a la AFP un portavoz de las FDS, Adnan Afrin.

En Baghuz, el EI solo controla un puñado de casas. Los yihadistas están atrincherados en túneles, en medio de un mar de minas que obstaculizan el avance de las FDS.

Pero también hay civiles, principalmente mujeres e hijos de yihadistas, que las FDS intentan evacuar para relanzar su ofensiva.

El jueves, una periodista de la AFP vio desde una posición de las FDS cerca de Baghuz unos 50 camiones dirigiéndose a dicho pueblo, antes de deshacer el camino, vacíos.

"No pudimos entrar", explicó Hosam, uno de los organizadores de la misión, quien no pudo explicar las razones del fracaso.

"En una posición de las FDS encontramos 15 personas, entre ellas mujeres y niños [...]. Nos hicimos cargo de ellas", añadió.

"Los combatientes de las FDS nos dijeron que regresemos mañana [viernes] por la mañana", comentó.

Desde principios de diciembre, cerca de 40.000 personas, principalmente familias de yihadistas, huyeron del sector, según el OSDH.

Los que no son sospechosos de actividades militares son enviados a campamentos de refugiados.

- "Peligro de muerte" -

Estos campamentos acogen a más de 2.500 niños extranjeros, procedentes de más de 30 países, de los cuales 1.100 llegaron desde enero, afirmó el jueves la oenegé Save the Children.

Entre esos niños, 38 no están acompañados de padres, indicó la organización, que denuncia una situación humanitaria "desesperada". "Los niños están en peligro de muerte", alertó.

Algunos de ellos "tienen apenas unos días o semanas" de vida, lamentó la oenegé.

La cuestión de los extranjeros bloqueados en Siria es un auténtico rompecabezas tanto para las autoridades semiautónomas kurdas, que exigen su repatriación, como para los occidentales, que en general se oponen a readmitirlos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, exhortó a los países europeos a repatriar a sus ciudadanos. Pero Washington rechazó el miércoles el regreso a Estados Unidos de una yihadista originaria de Alabama.

El jueves, Estados Unidos anunció que mantendrá a unos 200 soldados en Siria, unas semanas después de que Trump anunciara la retirada de las tropas estadounidenses.

"Un pequeño grupo de mantenimiento de la paz, de unos 200 [efectivos] permanecerá un tiempo en Siria", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, sin dar más detalles. La retirada de los soldados estadounidenses de Siria está prevista en las próximas semanas.

El jueves, fuentes de seguridad iraquíes informaron que las FDS entregaron a las autoridades de Bagdad a 130 yihadistas iraquíes. Según un responsable provincial, se trataba de combatientes "buscados". Un portavoz de la alianza kurdo-árabe desmintió sin embargo esta transferencia.

Por su parte, fuentes de seguridad francesas informaron a la AFP que el yihadista Fabien Clain, considerado como el hombre que prestó su voz para reivindicar en nombre del Estado Islámico (EI) los atentados de París del 13 de noviembre 2015, murió en los combates de este jueves.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes