Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Albert Einstein


Albert Einstein, ciudadano suizo


Creador de un nuevo punto de vista científico y filosófico sobre el mundo, Albert Einstein vivió varios años en Suiza. Su casa, en Berna, donde nació la famosa teoría de la relatividad, se ha convertido en un museo muy visitado sobre todo por los extranjeros.

"Hola, Einstein, como la tuya, mi cabellera también es desgreñada. Me gusta tu escritura desordenada, pero lo que cuenta es tu genio. Has dejado una enorme contribución al conocimiento y a la humanidad".

Este es un ejemplo de las frases que han dejado escritas los turistas extranjeros en el libro de oro del museo Einstein, situado en pleno corazón de la ciudad de Berna, en la Kramgasse 49, en la casa donde el científico vivió durante siete años.

Aquellos años pasados en Berna figuran entre los más fecundos de la vida del científico. Su teoría de la relatividad nació en la capital federal suiza.

"¡Qué bello fue este período en Berna!", escribirá un día el premio Nobel en sus memorias cuando se había convertido en símbolo universal de la aspiración del hombre al conocimiento.

Parece que Einstein apreciaba mucho esta ciudad tranquila de largas calles cubiertas por arcadas bajo las cuales se lo veía paseando, perdido en sus pensamientos y con un par de zapatillas verdes.

Un alumno no particularmente brillante

Nacido el 14 de mayo de 1879, en Ulm, Alemania, de padres judíos, Einstein llegó a Suiza a la edad de 16 años, más precisamente a la ciudad de Aarau, durante la primavera de 1895. En 1901 le fue concedida la nacionalidad suiza.

En el liceo fue un buen alumno, pero no el mejor. Incluso tuvo dificultades para aprobar los exámenes de ingreso a la Escuela Politécnica Federal, de Zúrich donde estudio física y matemáticas.

En febrero de 1902 llegó a Berna sin un centavo en el bolsillo. Sobrevive dando lecciones privadas y más tarde encuentra trabajo en la Oficina Federal suiza de Patentes.

Después de varios años de limitaciones, este empleo, ni muy exigente ni demasiado aburrido, le procura la tranquilidad mental necesaria para desarrollar su actividad creadora.

Una Academia en casa

Un año después de haber obtenido el empleo, Einstein puede alquilar el piso donde hoy funciona el museo.

En el segundo nivel del inmueble, con vista sobre una de las calles más bellas del casco antiguo de Berna, el apartamento –más bien pequeño y modesto-, permite a Albert Einstein mezclar la vida privada y el trabajo teórico.

Allí el científico vive con su esposa Mileva Maric –antigua compañera de estudios-, de quien ama su inteligencia silenciosa. Pronto la pareja tiene un hijo, el pequeño Hans Albert.

Es conmovedor pensar que durante su tiempo libre este genio elabora algunas de las teorías fundamentales de la física moderna en una de las habitaciones del apartamento mientras en la otra duerme su 'pollito' como llama a su hijo en una carta dirigida a un colega donde explica que está a punto de concluir tesis 'revolucionarias'.

En realidad los diferentes biógrafos no describen a Einstein ni como un padre ni como un esposo modelo. Durante los primeros años parece que el 'pollito' no pudo llorar muy fuerte, sobre todo durante las noches, cuando Einstein compartía con sus amigos.

Amigos entre quienes figuraban sobre todo Maurice Solvine y Conrad Habsicht, con quienes Einstein fundó la 'Academia Olimpia', destinada a discutir problemas filosóficos y científicos.

Pasaporte siempre renovado

En 1907, estimulado por sus amigos, Einstein decide postular para un puesto de profesor en la Universidad de Berna. Al año siguiente ya es encargado de los cursos de física teórica. En 1909, convertido en uno de los físicos más reputados de su época, obtiene la cátedra de física teórica en Zúrich.

Prosigue su carrera académica en Praga y más adelante, de nuevo, en Zúrich, como profesor en la Escuela Politécnica Federal, en 1912. En 1914 Einstein se desplaza a Berlín. Con la llegada del nacionalsocialismo al poder en 1933, se refugia en los Estados Unidos.

A pesar de todo el gran sabio nunca olvidó los años pasados en Suiza. Aunque se había hecho ciudadano de Estados Unidos, conservará siempre el pasaporte suizo que regularmente hacía renovar.

El año pasado el museo de Berna adquirió este pasaporte en un remate. El documento ha sido mostrado por primera vez al público en 2005, con ocasión del centenario de la teoría de la relatividad y del 50 aniversario de la muerte de Einstein.

Swissinfo, Raffaella Rossello
(Traducción: J.Ortega)

Datos clave

Einstein nació el 14 de marzo de 1879 en Ulm, Alemania.

Llegó a Suiza en 1895

Obtuvo la nacionalidad suiza el 21 de febrero de 1901

No apto para el servicio militar por sus pies planos y sus várices

Permanencia en Berna desde 1902 a 1909

Muerte en los Estados Unidos en abril de 1955, a los 76 años de edad.

swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×