Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Si nota algo raro, notifíquelo" Alerta contra la trata de humanos

“Es muy difícil identificar a las víctimas de trata de seres humanos ya que no se reconocen a sí mismas como tales”, indica Alexander Ott. El experto en la lucha contra la explotación nos invita a estar alertas para detectar posibles casos. En Suiza, continúa la campaña de sensibilización contra la esclavitud moderna.

El responsable de la policía de extranjeros de la ciudad de Berna es conocido en el terreno de la lucha en paralelo contra la explotación, la trata de seres humanos y el trabajo ilegal. Suiza, como otros países de Europa, es atractiva para personas de países lejanos que buscan mejorar sus condiciones de vida aquí, a falta de oportunidades en sus sitios de origen… y para aquellos que se aprovechan de sus anhelos, para explotarlos.

Si bien muchos inmigrantes ilegales llegan a Europa por su propia iniciativa, otros son atraídos puntualmente por alguien -normalmente un conocido o un familiar - que les promete un atractivo empleo. Y de la proposición a los hechos puede haber una brecha enorme.

Antes de lanzarse a la aventura

Primero, es importante para todo interesado en venir a Suiza saber que si no pertenece a un país de la Unión Europea (UE)  o de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) y se introduce en suelo helvético para trabajar, lo hará sin estatus legal. Recordemos que Suiza, salvo casos con contrato y permiso laboral en mano, no permite la entrada de trabajadores de “terceros Estados”, es decir, fuera de la UE y la EFTA. Así que aventurarse a dar ese paso sin permiso de estancia y con la promesa de un trabajo sin contrato ya puede implicar exponerse a la explotación.

¿Cómo reconocer o reconocerse como víctima?

Las siguientes señales pueden ser indicios de trata de seres humanos:

La persona…

  • fue impulsada a venir a Suiza bajo falsas promesas
  • trabaja en condiciones de explotación (sin contrato; más de 10 horas diarias, sin casi o ninguna libertad de movimiento, con un muy reducido salario o sin haber recibido el pago prometido, por ejemplo)
  • no tiene en su poder sus documentos de identificación o pasaporte.
  • sufre maltrato (físico o psicológico)
  • tiene escasos conocimientos del lugar donde se encuentra y del idioma local
  • está bajo presión para trabajar y cubrir así los costos del viaje y las deudas contraídas para llegar al país
  • no tiene permiso de estancia y vive amenazado con ser denunciado por ello
  • vive bajo la amenaza de que si expone su condición de explotación, su familia o ella misma pagarán las consecuencias

Ayuda confidencial

Los afectados tienen derecho a solicitar respalado. Suiza cuenta con diversas organizaciones de apoyo, que tratan de modo confidencial los casos de abuso.

Y si usted observa situaciones que despiertan sus sospechas, puede informar al respecto, también a título confidencialidad, a organizaciones de ayuda y autoridades competentes en Suiza:

El consumidor, en la cadena de responsabilidades

Además, podemos cooperar en evitar casos de explotación si tomamos conciencia de que nuestra exigencia como consumidores de comprar productos lo más barato posible puede llevar, aquí o en el extranjero, a graves delitos como la trata de seres humanos, considera Alexander Ott:

“Si usted quiere comprar siempre productos o servicios más baratos esto tiene una relación con la gente que gana nada o casi nada en sus países y sin perspectivas intentan venir a Suiza u a otros países europeos. Es un tema de pobreza y riqueza. No solo es un asunto político. Es una cuestión de valores. En los últimos tiempos solo se han atacado los síntomas, pero es el momento de comenzar a cristalizar las causas y trabajar en ellas”.

Campaña de sensibilización

La próxima paradaEnlace externo del autobús que durante un año viaja por toda Suiza para sensibilizar a la población sobre la trata de seres humanos es el 17 de noviembre en la plaza central de la ciudad bilingüe Bienne/Biel

En el marco de esta acción, iniciada en Berna, conversamos con el jefe de la policía de ExtranjerosEnlace externo de la capital y experto en la materia, Alexander Ott, sobre cómo contribuir a evitar la trata de seres humanos, que también existe en Suiza, con unos 250 casos conocidos al año.

En la prostitución, la construcción y la restauración u otros servicios (peluquerías, panaderías) y en las labores domésticas se han detectado los casos. 

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook