Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Amenazas del alcohol entre los jóvenes suizos

El consumo de alcohol entre los jóvenes en Suiza es preocupante.

(Keystone)

Los adolescentes suizos beben con más frecuencia que en otros países europeos y más a menudo buscan la embriaguez, según encuesta europea sobre el alcohol en el medio escolar.

Agencias de prevención y salud se inquietan por los hijos de padres alcohólicos y por la adicción entre la población inmigrante.

A los 15 años de edad 93% de los adolescentes suizos -chicos y chicas- ya han consumido alcohol. A la misma edad, una tercera parte lo han hecho 40 o más veces. Aunque la cifra representa casi la totalidad de los jóvenes, no parece preocupar mucho a las organizaciones de prevención, salud y educación.

Lo que inquieta es que uno de entre cada 5 chicos -y una de entre cada 10 chicas de esa edad- han consumido cinco vasos de bebidas alcohólicas en cada ocasión y han llegado a la embriaguez por lo menos en tres oportunidades.

Encuesta europea

Estas son las cifras y las primeras enseñanzas de una encuesta europea sobre consumo de alcohol y otras drogas en el medio escolar, realizada en 2003, en 35 países europeos, entre estudiantes de 12 a 18 años de edad. Por primera vez Suiza participa en esta consulta conocida por la abreviatura inglesa, ESPAD.

En diciembre próximo se conocerán los resultados globales de la investigación. Por ahora, el Instituto suizo de Prevención del alcoholismo y otras toxicomanías (ISPA) ha publicado los primeros resultados relativos a Suiza, basados en las respuestas de 7.000 personas interrogadas.

“Es muy inquietante saber que jóvenes de esta edad han consumido cantidades de alcohol peligrosas para la salud. Inquieta esta búsqueda de la embriaguez ocasional que es nefasta para la salud física y psíquica”, señala a swissinfo Michel Graf, director del ISPA, en la ciudad de Lausana.

En la punta negativa

Globalmente el consumo regular de alcohol entre adultos y adolescentes suizos disminuye. Los suizos, con un consumo de casi 41 litros de vino, 58 litros de cerveza y 4 litros de bebidas destiladas, por habitante y por año (cifras de la Oficina Federal de la Salud, para el 2003), se sitúan en los promedios habituales europeos.

Sin embargo, advierte Graf, “estamos negativamente a la cabeza en lo relativo a comportamientos excesivos en el consumo de alcohol entre los jóvenes”.

Bajan importaciones de ‘alcopops’

En los últimos años, en Suiza, el ISPA ha puesto énfasis en sus campañas contra el consumo creciente de bebidas alcohólicas mezcladas con limonadas, colorantes y azúcar, llamadas ‘alcopops’.

En el mercado suizo hay hasta 150 marcas diferentes de ‘alcopops’, cuya importación se había disparado hace tres años. Sin embargo, según cifras de la Administración federal de Alcoholes, durante el 2003, la importación de estos productos se redujo en un 36%. 2 milllones de botellas se consumieron en el 2.000, 28 millones en el 2001 y 40 millones en el 2002.

Michel Graf admite la posibilidad de que en el 2002 se hayan importado más ‘alcopops’ de los vendidos y que la baja se debe a los adultos que ya no se interesan en ellos y no a una disminución del consumo entre los jóvenes.

“Lo que tememos es que los jóvenes iniciados en el alcohol por estas bebidas sigan descubriendo otras bebidas que seguirán llegando al mercado como algunas cervezas azucaradas”, subraya. Se refiere a las cervezas-limonadas, mezcladas con jugos de mango, limón u otras frutas.

50.000 hijos de alcohólicos



El consumo del alcohol entre los jóvenes es una constante preocupación en Suiza. En Lausana acaba de realizarse un encuentro de expertos y profesionales de la prevención para tratar del problema de los hijos de padres alcohólicos. Según estimaciones del ISPA, más de 50.000 adolescentes suizos viven en familias gravemente afectadas por el alcohol.

Silencio, conflictos conyugales, divorcios, aislamiento, abandonos e incluso maltratos son algunos de los problemas que perturban el desarrollo de estos jóvenes que pueden también ser víctimas de una dependencia e incluso del suicidio.

“El alcohol es el principal factor de toxicomanía entre los jóvenes porque es la sustancia más anclada social y culturalmente y aquella que los jóvenes quieren descubrir con mayor anticipación. Entre más joven se comienza a aceptar el efecto psicotrópico del alcohol, mayor es el riesgo de que el joven quiera descubrir otras sustancias”, concluye Michel Graf.

Alcohol e inmigración

En el debate sobre los impactos del alcoholismo y otras toxicomanías, también ocupa un espacio importante la situación de los inmigrantes extranjeros en Suiza.

Sólo en la región de Zúrich, donde viven 260.000 inmigrantes de diversos orígenes y culturas, una oficina de prevención de adicciones y promoción de la salud, (FISP) informa, asesora, coordina y desarrolla proyectos para evitar comportamientos que dañan la salud entre una población heterogénea, por lo general, al margen de la sociedad suiza.

“El alcohol es la adicción con mayor efecto, alcance y consecuencias entre las diferentes etnias y nacionalidades de los inmigrantes. Es más grave que el de otras drogas”, señala a swissinfo Joseph Oggier, director de la FISP.

Basado en una encuesta realizada el año pasado por su institución, Joseph Oggier, precisa: “la cultura de origen y la religión tienen una influencia, pero la falta de integración y de perspectivas de muchos inmigrantes es un factor de adicción más frecuente que entre los suizos”.

swissinfo, Jaime Ortega

Datos clave

La encuesta sobre el alcohol y otras drogas en el medio escolar se realiza en 35 países europeos.

Por primera vez, Suiza participa en la investigación.

Las importaciones de ‘alcopops’ bajaron en un 36% en el 2003.

Más de 50.000 jóvenes viven en familias afectadas por el alcohol, según el ISPA.

Contexto

A los 15 años de edad 93% de los adolescentes suizos ya han consumido alcohol.

La falta de integración es un factor determinante en las adicciones al alcohol entre los inmigrantes.


Enlaces

×