Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Americanos e iraníes se reúnen en secreto en Ginebra




Desde hace años, académicos y especialistas de Irán, Estados Unidos y Europa se han visto regularmente en la ciudad suiza para sostener conversiones informales de alto nivel, según el diario ginebrino Le Temps.

La jefa de la diplomacia suiza, Micheline Calmy-Rey, sabía de estos encuentros, en los que, pero precisa que su ministerio no tuvo un papel activo en ellos.

"Las conversaciones se realizan en un nivel puramente informal y el Ministerio de Exteriores no está involucrado en ellas", declaró Calmy-Rey esta semana.

Los encuentros –conocidos bajo el nombre de Track II process- implican a académicos de Irán, Estados Unidos, Israel, países árabes y europeos, entre ellos Suiza, según escribe el diario Le Temps en su edición del martes pasado (02.04).

El periódico de Ginebra menciona que alrededor de 30 participantes han asistido a las reuniones, realizadas principalmente en Ginebra, aunque también han sido sede otras ciudades europeas. La más reciente de ellas tuvo lugar del 6 al 8 de marzo pasado, según las informaciones obtenidas por el rotativo.

En total, más de 400 personas han tenido conversaciones secretas en ese marco, pero prefieren guardar el anonimato por temor a represalias del gobierno iraní.

Washington y Teherán rompieron relaciones diplomáticas hace 30 años, a causa de la Revolución Islámica. Suiza representa los intereses de los Estados Unidos en Teherán desde 1980.

Comprensión mutua

El periódico Le Temps menciona de modo anónimo a un profesor. Según él este diálogo puede ayudar a la comprensión mutua en el futuro, y gracias a esos encuentros a puerta cerrada "los asistentes pueden hablar libremente".

Además, indica el diario, esta diplomacia informal tiene un "apoyo de alto nivel" de Washington y de Teherán, como lo demuestra, por ejemplo, la presencia de alguien cercano al gobierno iraní durante la pasada reunión.

Expediente nuclear

Los participantes de 'Track II', entre ellos, expertos nucleares, especialistas en estrategia y en relaciones internacionales, evidentemente abordan el controvertido tema nuclear iraní.

Las autoridades de ese país islámico rechazan que se busque adquirir armas atómicas y afirma que su programa de enriquecimiento de uranio tiene fines civiles y pacíficos.

La semana pasada, la Agencia Internacional de Energía Atómica se congratuló por el acercamiento coordinado de Estados Unidos y Rusia para seguir la vía diplomática en el caso de Irán, en lugar de mantener una política de aislamiento y amenazas.

En 2002, el gobierno del ex presidente George Bush calificó a Irán como parte del "eje del mal", pero se presume que la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama marca una nueva era en las relaciones entre Washington y Teherán.

Prudencia y discreción

De acuerdo a los observadores, es demasiado pronto para decir si esas discusiones informales producirán un acuerdo, pero está claro que nutren la gama de contactos entre EEUU e Irán.

El mes pasado, el presidente Obama llamó a Irán a reiniciar el diálogo. Esta semana, durante su estancia en Turquía, declaró que los Estados Unidos "no están ni estarán nunca en guerra contra el Islam".

El 12 de junio hay elecciones presidenciales en Irán. El candidato reformista, Hosein Musavi, mencionó que negociará con Estados Unidos, aunque no cederá en torno al programa nuclear de su país.

Las revelaciones publicadas por Le Temps advierten que se ha decidido abandonar por el momento Ginebra como sede de las reuniones del Track II, al parecer, a causa del creciente interés público que despiertan estas citas.

Sin embargo, no se descarta que en el futuro la ciudad suiza vuelva a recibir a sus participantes, sobre todo "si el modo abierto de la diplomacia del gobierno de Obama hacia Irán comienza a dar frutos", escribe el diario ginebrino.

swissinfo, Urs Geiser
(Traducido por Patricia Islas Züttel)

La Ginebra internacional

Ginebra, sede europea de Naciones Unidas, es el segundo centro mundial de esa organización.

La ciudad también es sede de 22 organizaciones internacionales, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Suiza e Irán

1919: apertura del consulado suizo en Teherán (convertido en Embajada en 1936).

Debido a su neutralidad, Suiza ha representado en Irán los intereses de Italia (1946), Australia, Canadá, Gran Bretaña, Irlanda y Nueva Zelanda (1952), Sudáfica (1952, 1979-1995) y Libia (1984).

Suiza asumió la representación de los intereses iraníes ante las potencias del Eje (1941-1946), ante Israel (1958-87), Irak (1971-1973) y Sudáfrica (1979-1994).

Desde 1980, Berna representa los intereses consulares y diplomáticos de EEUU en Irán y, desde 1979, los de Irán en Egipto.

Actualmente, la embajada de Suiza en Irán está a cargo de una mujer, Livia Leu Agosti, hecho excepcional en la República Islámica.

El año pasado, la ministra de Asuntos Exteriores de Suiza, Micheline Calmy-Rey, efectuó una visita controvertida a Teherán, donde asistió a la firma de un contrato entre el gobierno iraní y una compañía de gas helvética.

Con 763,4 millones de francos en exportaciones en 2007 y 38,6 millones de importaciones, Irán es uno de los principales socios comerciales de Suiza en Oriente Medio.



Enlaces

×