Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Amnistía Internacional


Bajo amenaza, los derechos humanos en Suiza


Amnistía Internacional advierte que los derechos humanos están cada vez más amenazados en Suiza por propuestas de la derecha que atentan contra las normas legales básicas.

En su informe anual, publicado este miércoles, la organización señala que Suiza se encuentra entre 160 países del mundo en donde las instituciones que salvaguardan los derechos humanos son objeto de presiones.

Manon Schick, directora del capítulo Suiza de Amnistía Internacional (AI), precisa que las iniciativas que buscan que el Derecho nacional prevalezca sobre el internacional ponen en riesgo los mecanismos creados para proteger a las personas contra los ataques a los derechos humanos.

“Ponen en peligro los logros que la comunidad internacional ha logrado con esfuerzo durante más de 70 años”, denuncia.

Schick destaca la iniciativa de línea dura para deportar de manera automática a extranjeros que cometan algún delito, que será sometida a votación el próximo domingo (28.02), y una propuesta - también de la Unión Democrática de Centro (UDC/ derecha conservadora) para dar prioridad absoluta a la legislación suiza y al resultado de los sufragios sobre acuerdos internacionales.

Acusaciones similares fueron expresadas por la organización de derechos humanos hace un año. 

Amnistía también critica la decisión parlamentaria de aumentar los poderes de los servicios secretos. Partidos de izquierda y grupos de derechos humanos han forzado una votación nacional al respecto, posiblemente para finales de este año.

En su informe, la organización subraya la percepción de un excesivo uso de la fuerza por parte de la policía contra solicitantes de asilo, así como la insuficiente protección de las víctimas de trata de personas y de violencia doméstica.

En línea con un estudio de las Naciones Unidas, desde el pasado mes de agosto Amnistía pidió modificaciones legales al Código Penal para incluir la tortura.

Internacional

Amnistía señala que diversos gobiernos de todo el mundo quebrantaron el Derecho internacional el año pasado.

“No solamente nuestros derechos están bajo presión, sino también las leyes y los sistemas de protección de los derechos humanos”, deplora el secretario general de AI, Salil Shetty, en la sede de la organización en Londres.

Critica el hecho de que los gobiernos vilipendien sin piedad la protección de los derechos humanos como una amenaza para la seguridad, el orden público o “para los llamados valores nacionales”.

Amnistía denuncia a 98 Estados por el empleo de la tortura u otros métodos inhumanos, y a otros 30 por violar el Derecho internacional al enviar a los refugiados a países donde su vida corre peligro.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, Urs Geiser, swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×