Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Aranceles de importación ¿Por qué un bistec es mucho más caro en Suiza?

Una vitrina anuncia rebajas del 70%

Los consumidores suizos pagan más por muchos productos incluso en tiempo de rebajas.

(Keystone)

¿Alguna vez se ha preguntado por qué un bistec cuesta dos veces más en Suiza que en los países vecinos? La Organización Mundial del Comercio afirma que se debe a los desorbitados aranceles que Suiza aplica a los productos provenientes de otras naciones.

Las tarifas que gravan los productos agrícolas importados por Suiza promediaron 30,89% el año pasado. Sin embargo, los aranceles superan el 100% en el caso de algunas hortalizas, tipos de carne y productos lácteos, según un informeEnlace externo de la Organización Mundial del ComercioEnlace externo (OMC) publicado en mayo. Una simple revisión en línea de los menús que ofrecen los restaurantes de Suiza y Alemania confirma la acentuada diferencia de precios a la que hace referencia la OMC.

En un restaurante cercano al aeropuerto de Zúrich, un filete de solomillo de 200 gramos originario de Kentucky cuesta 37,50 francos suizos. En cambio, un bistec de solomillo argentino de calidad equivalente y mayor peso (250 gramos) en un restaurante de Singen –en la frontera alemana con Suiza– vale 22,90 francos. Si comparamos el costo, gramo por gramo, es prácticamente el doble en Suiza.

Cuánto más o menos cuestan la carne, la ropa, el calzado, los muebles y los dispositivos tecnológicos en Suiza que en la UE.
(swissinfo.ch)

Los elevados aranceles que se aplican a la importación de alimentos y bebidas en Suiza han sido diseñados para proteger a los agricultores helvéticos, cuyas granjas suelen ser más pequeñas que las de sus competidores internacionales. Pero también responden a una inercia de la economía suiza, que está considerada una isla de los precios altos en Europa. Representantes de la hostelería helvética consideran que esta brecha de precios es una carga difícil de llevar en los hombros, por lo que cada vez más comercios se ponen de acuerdo para adquirir productos más baratos en los países vecinos.

Eurostat, la oficina de estadística de la Unión Europea (UE), también alerta sobre los elevados precios en Suiza. “La comida, en general, cuesta un 78% más en Suiza que en la UE, según los cálculos de este organismo. Pero hay productos donde la diferencia de precios es mucho más abrupta, como la carne, que en Suiza suele ser hasta 2,5 veces más cara que en la UE.

La disparidad de precios no afecta a todos los sectores. Hay algunos en los que los aranceles bajos permiten ofrecer precios más asequibles a los consumidores. Por ejemplo, los suizos pagan menos por los equipos electrónicos que la media de los países de la UE, y lo mismo se aplica a los muebles. O hay otros productos, como el calzado, cuyos precios son solo un 17% superiores en Suiza con respecto a la UE.

Las autoridades helvéticas aseguran que están dispuestas a cobrar menores aranceles si los otros países hacen lo mismo. Pero este es un tema que está pendiente por el momento. En su favor, Suiza argumenta que los precios son altos, pero también los salarios son mucho más elevados en el país. Y esto hace que, a pesar del elevado costo de la vida, el ingreso disponible de sus residentes sea más alto que en otras naciones europeas. 


Traducción del inglés: Andrea Ornelas , swissinfo.ch

×