Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Arte en miniatura suizo La ópera más pequeña del mundo

ESCENARIO
(Emanuel Ammon/AURA)

Una exposición en Zúrich presenta al teatro de ópera más pequeño del mundo. El trabajo casi olvidado del decorador e impresor de miniaturas, Bernhard Vogelsanger, fallecido en 1995, emerge de los archivos.

Para ser un empresario, vestía de manera inusual: vaqueros, camisetas extravagantes de bandas de rock, una chaqueta de cuero de ACDC y grandes anillos en los dedos. Bernhard Vogelsanger dirigía la ópera más pequeña del mundo y, a la vez, era la orquesta, el escenógrafo, el diseñador de vestuario y fungía también como actor.

ESCENARIO
(Emanuel Ammon/AURA)

El espacio disponible era insuficiente para albergar a más personal: su escenario de ópera era del tamaño de una caja de zapatos. Se instaló en una pequeña habitación en el segundo piso de una casa de Zúrich, donde se colocaron 8 sillas para el público.

Cuando Bernhard Vogelsanger tocaba las mejores óperas invitaba a un pequeño círculo de personas que observaba los movimientos de pequeñas figuras de cartón cuidadosamente trabajadas, mientras escuchaba música salida de un gramófono. A veces él mismo cantaba para llenar el silencio entre dos discos.

Una noche en Venecia
(Emanuel Ammon/AURA)

Bernhard Vogelsanger nació en 1920 de padres artesanos. En su adolescencia vio la ópera ‘Simone Boccanegra’ de Giuseppe Verdi e inmediatamente lo decidió: quería ser escenógrafo en una ópera. Desafortunadamente, su solicitud fue rechazada, por lo que se convirtió en decorador de los almacenes de tiendas 'Globus'.

figuras
(Emanuel Ammon/AURA)

En su vida privada, sin embargo, siguió siendo adicto a la ópera. Después de la Segunda Guerra Mundial, poco a poco comenzó a hacer figuras, a vestirlas con pequeños trajes y a moverlas sobre alambres. También diseñó escenarios muy completos para sus presentaciones en miniatura. Los fines de semana llamaba a sus amigos y les presentaba sus obras.

Escenario
(Emanuel Ammon/AURA)

A mediados de los años 90, Bernhard Vogelsanger murió y su ópera desapareció con él. El Museo Visionario de ZúrichEnlace externo invita al público a redescubrir su obra en una muestra que contiene algunas de sus 60 escenarios. En la exposición se presenta también el trabajo de otros artistas originales de la región.

En la butaca
(Emanuel Ammon/AURA)


Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes