Austria desbarata un atentado en Viena y detiene a un sospechoso

 AFP internacional

El director general de Seguridad, Konrad Kogler (I), el ministro del Interior de Austria Wolfgang Sobotka y el general Karl Mahrer informan en conferencia sobre el arresto de un sospechoso de un eventual atentado, el 20 de enero de 2017 en Viena

(afp_tickers)

Las autoridades austríacas anunciaron el viernes por la noche que impidieron un "probable atentado terrorista" en Viena gracias al arresto de un hombre de 18 años sospechoso de radicalización islámica.

"Nuestras fuerzas de policía lograron detener rápidamente a un sospechoso, impidiendo así un probable atentado terrorista en Viena", declaró el ministro de Interior, Wolgang Sobotka, en una conferencia de prensa convocada poco después del anuncio de la operación de las fuerzas especiales.

La policía detuvo al terminar el día en Viena a un "austríaco de 18 años". La investigación intenta determinar sus vínculos con el "islamismo radical", añadió el ministro evocando "varios indicios" que están siendo "verificados" que dejan suponer una radicalización.

El ministro no quiso dar más detalles sobre la identidad, los antecendetes o el tipo de indicios que llevaron a la detención y la naturaleza del presunto ataque en preparación.

Interrogado sobre la eventualidad de un atentado con explosivos, Sobotka indicó "que es algo que se tuvo en cuenta en las informaciones de inteligencia" comunicadas a las autoridades austríacas.

La información "decisiva" que condujo al arresto del sospechoso fue transmitida por "servicios de inteligencia extranjeros" y verificada por la policía austríaca, agregó.

"Las informaciones con respecto a un sospechoso preparando un atentado se intensificaron los últimos días", confirmó a la AFP una portavoz de la policía, Irina Steier.

Las fuerzas especiales intervinieron hacia las 18H00 locales (17H00 GMT) en un barrio del sur de Viena en donde el joven estaba domiciliado y se encontraba bajo vigilancia desde hace unos días, según el ministerio de Interior.

El diario Krone Zeitung publicó en su página internet un documento del ministerio de Interior austríaco según el cual la amenaza emanaba de un grupo "islamista radical" originario de Albania y simpatizanto del grupo yihadista Estado Islámico (EI) con vistas cometer un ataque "entre el 15 y el 21 de enero".

El ministerio no confirmó esas informaciones pero recomendó a la población extremar la vigilancia en los lugares públicos.

"Este caso muestra que Austria no es una isla sagrada. Que Austria, como Europa, debe prepararse a situaciones de terrorismo", advirtió el ministro de Interior.

Los servicios de inteligencia austríacos estiman en unos 300 la cantidad de austríacos que partieron a combatir a Siria o Irak en las filas de grupos yihadistas.

Un argelino y un paquistaní, sospechosos de haber querido participar en los atentados de París del 13 de noviembre 2015, fueron detenidos en Salzburgo (oeste) en diciembre de 2015 en un hogar para refugiados y extraditados hacia Francia.

A fines de diciembre un solicitante de asilo marroquí de 25 años fue detenido en un pequeño centro para refugiados en Fuschl, no muy lejos de la frontera con Alemania. Las autoridades sospechan que intentó cometer atentados durante las fiestas de fin de año.

AFP

 AFP internacional