Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Por Lindsay Dunsmuir y Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - Las autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos mostraron preocupación sobre el destino de la actual baja inflación y vieron los recientes cambios tributarios como un impulso para el gasto al consumidor, de acuerdo a las minutas de la última reunión de política monetaria divulgadas el miércoles.

Los detalles de la reunión celebrada el 12 y 13 de diciembre, en la que la Fed subió las tasas de interés por quinta vez desde la crisis financiera del 2008, también mostraron que los funcionarios tienen una incertidumbre similar sobre el impacto del estímulo fiscal en el aumento de las presiones de precios.

"La mayoría de los participantes reiteraron su respaldo al continuo enfoque gradual para subir el rango objetivo (de los fondos federales), apuntando que esta aproximación ayuda a equilibrar los riesgos para el panorama de la actividad económica y la inflación", aseguró la Fed en las minutas.

Luego evaluaron las posibilidades de que los recortes de impuestos del Gobierno de Donald Trump o el relajamiento de las condiciones financieras pudieran causar que las presiones inflacionarias crezcan demasiado, al tiempo que consideraron la posibilidad de que la inflación real y esperada pudieran no acelerarse al objetivo de la Fed del 2 por ciento.

La contenida inflación dominará los primeros meses del próximo presidente de la Fed, Jerome Powell, con nuevos incrementos en el costo del dinero difíciles de justificar sin una aceleración de los precios.

En su reunión de diciembre, la Fed mantuvo sin cambios sus pronósticos de tres alzas de tasas de interés para este año y 2019, aún cuando las autoridades anticiparon un impulso de corto plazo en el crecimiento económico del país debido a la reforma tributaria de 1,5 billones de dólares del Gobierno de Trump promulgada el 22 de diciembre.

Los cambios tributarios reducen la tasa corporativa del 35 por ciento al 21 por ciento y recorta de manera temporal la mayoría de los impuestos que pagan las personas.

En las minutas, varias autoridades "esperaban que los propuestos recortes en los impuestos personales den cierto impulso al gasto de los consumidores" y muchos afirmaron que los cambios en los tributos de las empresas entregarían un modesto respaldo al gasto de capital.

El documento mostró que aunque los participantes en general veían la inflación aumentando hacia el objetivo en el mediano plazo, varios de ellos dijeron que "otros factores persistentes podrían estar conteniendo la inflación".

Los inversores han descartado un alza en las tasas en la próxima reunión del organismo, que será entre el 30 y 31 de enero, pero hasta el momento ven un incremento en el próximo encuentro que será en marzo.

(Reporte de Lindsay Dunsmuir, Editado en Español por Manuel Farías)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters