AFP internacional

Una playa en Cabourg, Francia, el 23 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El número de turistas extranjeros en Francia bajó un 7% desde enero de este año, como consecuencia de los atentados pero también de la meteorología y las huelgas, anunció este martes el ministro de Relaciones exteriores y de Turismo francés, Jean-Marc Ayrault.

"Las llegadas (de turistas extranjeros) desde el inicio del año retrocedieron un 7% en todo el territorio", con resultados en regiones globalmente estables con relación al año pasado y una "fragilidad del destino París", indicó el ministro durante un desplazamiento a la región de los castillos del Loira.

En todo 2015, Francia conservó su primer lugar en número de turistas internacionales, según los datos de la Organización Mundial de turismo (OMT).

Después de un año 2015 "excepcional, (...) 2016 será sin duda un año peculiar para los profesionales del turismo", dijo Ayrault.

Para él "los atentados explican en parte (esas) tendencias decepcionantes". "La percepción del riesgo en materia de seguridad tuvo una influencia neta sobre algunas clientelas, en especial las de mayores recursos o las originarias de Asia", afirmó.

En medio de una amenaza terrorista sin precedentes, Francia sufrió en un mes y medio tres ataques yihadistas reivindicados por el grupo Estado islámico, entre ellos el atentado de Niza del 14 de julio (86 muertos), más de seis meses después de los atentados de París y Saint-Denis en noviembre pasado (130 muertos).

En París, las llegadas de turistas extranjeros bajaron un 17% en un año, de agosto de 2015 al 15 de agosto de 2016.

Las dificultades económicas de algunos países como Rusia o Brasil contribuyeron a bajar también el número de turistas extranjeros, agregó Ayrault.

afp_tickers

 AFP internacional