Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Banco Nacional Suizo Quién gana y quién pierde con las tasas de interés negativas

Fajos de billetes de francos suizos

La lucha para frenar la presión alcista del franco frente al euro sigue siendo la principal estrategia monetaria del banco central de Suiza.

(© Keystone / Ti-press / Alessandro Crinari)

Las tasas de interés negativas, que el Banco Nacional Suizo (BNS) introdujo hace cinco años, tienen cada vez más repercusiones económicas y sociales. Pese a las críticas que ha recibido, el banco central no quiere renunciar a esta medida, que considera indispensable para contrarrestar una apreciación excesiva del franco.

¿Por qué el Banco Nacional Suizo (BNS) ha introducido tasas de interés negativas?

Fin del recuadro

A raíz de la crisis financiera internacional que estalló en 2008, muchos bancos centrales adoptaron una serie de medidas para mantener el sector bancario a flote y evitar el riesgo de una depresión económica. Entre ellas, recortes históricos de las tasas de interés: en Estados Unidos y la zona euro bajaron casi al nivel cero hace unos años. Como en tiempos de crisis el franco suizo se convierte en un valor refugio, el BNS se vio obligado a situarlas por debajo de cero. Hace cinco años, el banco central suizo bajó a 0,75% su principal tipo de referencia con el fin de evitar una ulterior apreciación del franco respecto a las principales divisas, especialmente el euro.

¿Cuál es el objetivo de las tasas de interés negativas?

Fin del recuadro

Ante todo, las tasas de interés bajas o incluso negativas deberían incitar a las entidades bancarios y otros inversores a inyectar los capitales disponibles en la economía, en lugar de “aparcarlos” en los bancos centrales. Aquellos que quieran sacar rendimiento a su dinero están obligados a invertir en otro lugar. Al mismo tiempo, cuando el precio del dinero baja, las empresas pueden contraer más fácilmente un préstamo bancario para financiar nuevos proyectos. En el caso del BNS, las tasas de interés negativas tienen como principal objetivo restar atractivo al franco y disuadir las inversiones extranjeras en esta moneda. El banco central ha utilizado en repetidas ocasiones sus reservas, valoradas en 800 000 millones de francos, para intervenir en el mercado cambiario e impedir una apreciación excesiva de la divisa suiza.    

¿A quién beneficia esta medida?

Fin del recuadro

Empresas. Como ayudan a mantener el valor del franco dentro de ciertos límites, las tasas de interés negativas benefician en primer lugar a la industria de exportación y al sector del turismo. Las empresas que exportan sus productos no se ven excesivamente penalizadas por la apreciación del franco frente a sus competidores extranjeros. Teniendo en cuenta que Suiza gana casi uno de cada dos francos en el extranjero, los buenos resultados de las exportaciones tienen una repercusión positiva en el conjunto de la economía. También las empresas que solo operan en el mercado helvético se benefician de las tasas de interés bajas, ya que le permiten contraer préstamos a buen precio y desarrollar nuevas actividades productivas.

Estado. Con una deuda total de casi 200 000 millones francos, la Confederación, los cantones y los municipios se han beneficiado ampliamente del bajo precio del dinero. Las bajas tasas de interés han ayudado, por ejemplo, a la Confederación a conseguir un excedente multimillonario en la última década que ha utilizado para reducir su endeudamiento. La deuda pública ha pasado de más de 120 000 millones de francos en 2008 a 96 000 en el año 2019. Los contribuyentes, ya sean particulares o empresas, también se han beneficiado de la buena evolución de las arcas públicas, gracias a reducciones de la carga fiscal o a aumentos más moderados.

(3)

Excedentes de la Confederación

Propietarios de inmuebles. Entre los beneficiarios de la medida del BNS están los propietarios de bienes inmuebles, dado que desde hace años las tasas hipotecarias han bajado a un nivel sin precedentes. Al mismo tiempo, los precios de las casas y pisos se han casi duplicado en muchas regiones de Suiza en el plazo de una década. Sin embargo, la caída de las tasas hipotecarias no se ha traducido en un descenso significativo de los precios del alquiler.

¿Quiénes pierden?

Fin del recuadro

Bancos. Los establecimientos bancarios tuvieron que desembolsar cerca de 2 000 millones de francos en 2019 para pagar los intereses negativos de los fondos que tienen depositados en el BNS. Ante la reducción de los márgenes de ganancia, algunos bancos han comenzado a aplicar tasas de interés negativas a los depósitos de sus clientes. Hasta ahora esta práctica concierne solamente a los haberes que superan los 100 000 francos. Los bancos también han compensado sus pérdidas multiplicando los gastos de gestión de cuentas y cargándolos a los clientes.

Ahorradores. Desde hace varios años los ahorros se retribuyen a tasas de interés apenas superiores a cero. A principios de los años 1990, las personas que tenían 10 000 francos en el banco recibían hasta 500 francos de interés al año. Hoy, en el mejor de los casos, deben contentarse con unas decenas de francos, que muchas veces se quedan en nada porque se esfuman en los gastos de gestión de la cuenta. Cabe señalar, no obstante, que la tasa de inflación también ha descendido a niveles muy bajos respecto a la década de 1990.

Cajas de pensiones. Hasta hace unos diez años, las cajas de pensiones (segundo pilar) podían pagar elevados intereses a sus asegurados, contribuyendo así a aumentar levemente sus haberes para la jubilación. Ya no es el caso. Obligadas a depositar al menos una parte de sus fondos en inversiones seguras, como las obligaciones, las cajas de pensiones obtienen ahora ingresos mucho más bajos que solo compensan parcialmente con inversiones en acciones y bienes inmuebles. Además, los bancos han comenzado a aplicar tasas negativas a los fondos depositados por las cajas de pensiones. Y también el Seguro de Vejez y Viudedad (AHV/AVS, estatal) se enfrena a problemas análogos, aunque en menor medida.

¿Cuánto durará la fase de las tasas de interés negativas?

Fin del recuadro

El BNS no ve una alternativa en este momento. Se ve obligado a adaptarse a la política monetaria de los demás bancos centrales, comenzando por el europeo. La situación en la zona euro sigue siendo bastante frágil e incierta. El pasado otoño, varios bancos centrales importantes flexibilizaron su política, señalando que probablemente dejarían sus tipos de referencia a un nivel bajo durante un periodo prolongado.

En los últimos años, el BNS ha tenido que enfrentarse a duras críticas por las tasas de interés negativas. Los sindicatos le piden que destine una parte de los beneficios al AHV/AVS y las cajas de pensiones, que se han visto penalizadas por la estrategia de las tasas de interés negativas. El gobernador del BNS, Thomas Jordan, ha recalcado que la misión del banco central no es practicar una política social, sino velar por el interés general del país. En los últimos años, la economía suiza ha registrado un ligero crecimiento respecto a muchos otros países europeos, mientras que el índice de desempleo se ha reducido al 2,3% a finales de 2019.


Traducción del italiano: Belén Couceiro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Contenido externo

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes