Reuters internacional

Pasajeros hacen el check in en TAM en Santos Dumont aeropuerto en Rio de Janeiro, 13 de Agosto, 2010. El Gobierno de Brasil está considerando dejar de exigir visas para los visitantes de Estados Unidos, Japón, Canadá y Australia para impulsar el turismo, y eventualmente podría extender el plan para incluir a China, dijo el lunes un portavoz del Ministerio de Turismo. REUTERS/Sergio Moraes (BRAZIL - Tags: TRANSPORT BUSINESS) - RTR2HBVP

(reuters_tickers)

BRASILIA (Reuters) - El Gobierno de Brasil está considerando dejar de exigir visas para los visitantes de Estados Unidos, Japón, Canadá y Australia para impulsar el turismo, y eventualmente podría extender el plan para incluir a China, dijo el lunes un portavoz del Ministerio de Turismo.

La propuesta del nuevo ministro de Turismo, Marx Beltrão, podría extender por un período de prueba de 12 meses un programa de exención de visas adoptado para visitantes de los cuatro países durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de este año.

El presidente de Brasil, Michel Temer, busca atraer más inversión extranjera y visitantes a Brasil para ayudar a sacar a la mayor economía de América Latina de su peor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930.

En 2015, 575.800 ciudadanos estadounidenses visitaron Brasil, menos del 10 por ciento del número total de visitantes al país sudamericano. En tanto, la cantidad de brasileños que viajaron a Estados Unidos trepó en los últimos años a 2,6 millones en 2014.

Las exenciones de visas podrían volverse permanentes si el número de turistas aumenta significativamente y los gobiernos de los cuatro países toman medidas recíprocas al remover requerimientos de visas para los visitantes brasileños, dijo el portavoz.

La propuesta del ministro aún necesita aprobación de otros departamentos del gobierno brasileño, particularmente del Ministerio de Relaciones Exteriores, que emite las visas y ha demandado reciprocidad para exceptuar a ciudadanos estadounidenses de solicitar visas.

Los visitantes de la mayoría de los países de América Latina y la Unión Europea, además de Rusia, no necesitan visas para viajar a Brasil, pero los viajeros estadounidenses deben pagar unos 160 dólares para obtener una visa para visitar Brasil, una tasa idéntica a la que les cobran a los brasileños que quieran viajar a Estados Unidos.

La tasa brasileña fue impuesta en represalia por la exclusión de Brasil del programa de exención de visas de Estados Unidos.

El Ministerio de Turismo está estudiando la inclusión de varios otros países en su plan de exención de visas, principalmente China, para intentar atraer algunos de los 100 millones de turistas chinos que viajan al exterior cada año, dijo el portavoz. Sólo 55.000 ciudadanos chinos visitaron Brasil el año pasado.

(Reporte de Anthony Boadle. Editado en español por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional