Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Campaña de prevención Cáncer de mama: detección precoz para mujeres en riesgo

 Una mujer sin pelo sumergida en el agua

El fotógrafo Guillaume Perret ganó el primer premio del Swiss Press Photo 2018 con su serie de imágenes de una mujer enferma de cáncer de mama.

(Guillaume Perret)

El cáncer de seno es la primera causa de muerte en mujeres de entre 40 a 50 años, pero tiene una incidencia cada vez mayor en las mujeres jóvenes. La campaña de prevención Octobre RoseEnlace externo, lanzada el martes, hace hincapié en esta nueva tendencia. Aunque son poco frecuentes, estos casos podrían diagnosticarse precozmente adaptando los programas de mamografía, dice Alexandre Bodmer, médico responsable del Centro de Mama del Hospital Universitario de Ginebra (HUG).

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres en los países occidentales: una de cada nueve mujeres se enfrentará a un tumor mamario a lo largo de su vida. En Suiza, cada año se diagnostican cerca de 6 000 casos nuevos.

La mayoría de los cánceres de mama se detectan en mujeres mayores de 50 años, pero el 20% de las pacientes no han alcanzado la cincuentena cuando se les diagnostica. El número de casos aumenta un 1,8% al año en el grupo de mujeres de entre 20 y 39 años, y un 0,5% en el grupo de edad de 40 a 49 años, según un estudioEnlace externo del Instituto Nacional para la Epidemiología y Registro del Cáncer en 2014, que abarca el periodo 1996-2009. Esta tendencia se ha observado también en estudios europeos y americanos.

cancer sein

Gráfico: cáncer de mama por grupos de edad 2011-2015

Alexandre BodmerEnlace externo, médico en el servicio de oncología del HUG y uno de los autores del estudio, subraya que el aumento constatado es leve. Este incremento no debe convertirse en un factor ansiógeno, sino incitar a los investigadores a averiguar la causa.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son las posibles causas del aumento de los casos de cáncer de mama en mujeres jóvenes?

Alexandre Bodmer: Hay factores relacionados con nuestro estilo de vida, especialmente el sobrepeso, que aumenta en nuestra sociedad, la consiguiente disminución de la actividad física y el consumo de tabaco.

En nuestra sociedad, las mujeres tienden también a tener su primera menstruación cada vez más temprano, mientras que el primer embarazo se produce a una edad cada vez más avanzada. Así, lo que llamamos el periodo de impregnación hormonal se prolonga. Un fenómeno que constituye un factor de riesgo. La lactancia también tiene un papel de protección contra el cáncer de mama, pero hoy en día, se amamanta menos tiempo.

Las explicaciones se encuentran también en nuestro entorno. Los derivados del plástico, como el bisfenol o los parabenos, son sustancias que influencian nuestro sistema hormonal y constituyen un riesgo. El problema es que estamos rodeados de ellas: están en nuestra alimentación, en los recipientes de plástico para calentar la comida en el microondas, en las botellas de plástico o los productos cosméticos. Incluso pueden tener una influencia en el bebé durante el embarazo, y los efectos se producirán en la edad adulta.

 Mujer enferma de cáncer en una camilla

Otra foto del trabajo de Guillaume Perret, que acompañó a una mujer con cáncer de mama.

(Guillaume Perret)

swissinfo.ch: En estas condiciones, ¿cómo podemos protegernos?

A.B.: En la medida de lo posible, conviene evitar introducir alimentos calientes en recipientes de plástico o utilizar este tipo de recipientes en el microondas, porque las diferencias térmicas pueden hacer que las sustancias nocivas pasen a nuestro cuerpo. De hecho, ya se han prohibido algunos biberones para niños menores de tres años que contienen bisfenol.

De forma general, yo aconsejo una alimentación de origen orgánico y la comida casera, en lugar de platos preparados y procesados. También optaría por un consumo moderado de carne y pescado, ya que son alimentos que pueden contener contaminantes y hormonas. Además, hay que tener cuidado con los productos de limpieza, los detergentes que contienen bisfenol. Son muchas cosas, pero es cuestión de volver a utilizar cosas más naturales.

swissinfo.ch: ¿Hay que adaptar las medidas de prevención mediante controles sistemáticos en las pacientes más jóvenes?

A.B.: El número de mujeres enfermas no es suficiente para que un programa de detección a gran escala sea eficaz. Como los senos son más densos, una mamografía o ecografía en una paciente joven no permitirá necesariamente detectar la dolencia o revelará algo que no es un cáncer. Esto causaría solo miedo y pruebas adicionales. En cambio, se podría establecer una evaluación de riesgos para cada paciente, teniendo en cuenta por ejemplo sus antecedentes familiares. De esta manera se podría establecer un programa de detección precoz para las mujeres en un grupo de alto riesgo.


Traducción del francés: Belén Couceiro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes