Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Campaña presidencial


Suiza-EEUU: ¿Continuará la dinámica de negocios tras Obama?




El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, izq., bromea con el ministro suizo de Exteriores, Didier Burkhalter en el marco del Foro Económico Mundial (WEF) en Davos, Suiza, en enero de 2016. (Keystone)

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, izq., bromea con el ministro suizo de Exteriores, Didier Burkhalter en el marco del Foro Económico Mundial (WEF) en Davos, Suiza, en enero de 2016.

(Keystone)

Clinton o Trump: parece no importar demasiado. Durante los últimos años, las relaciones bilaterales se han visto dominadas por disputas de carácter comercial, bancario y fiscal, pero Suiza busca un mejor entendimiento.

Aproximadamente una docena de bancos suizos son investigados aún por haber ayudado a ciudadanos estadounidenses a evadir impuestos.

En opinión de Christa Markwalder, legisladora del Partido Liberal Radical y presidenta de la Asociación Helvética Parlamentaria Suiza-EEUU, esto ya no supone un problema en la actualidad: “El conflicto ha bajado de tono, a pesar incluso de que el Parlamento suizo rechazó la llamada Lex USA (un acuerdo diseñado de forma unilateral por el Gobierno estadounidense en 2013)”.

Por su parte, Roland Büchel, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la cámara baja de Suiza y miembro de la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha conservadora), también considera que esta disputa fiscal quedó en el pasado. En su opinión, las dos naciones ya dieron “vuelta a la página” y sus relaciones son mucho mejores que antes.

Pero Luzi Stamm, quien también pertenece a la UDC e integra el citado Comité de Asuntos Exteriores, ve el futuro con más escepticismo: “Me ha decepcionado EEUU por la forma en la que ejercieron presión sobre Suiza y otros (países). Ya hemos escuchado muchas veces en el pasado que logramos una solución (para la disputa fiscal y bancaria), pero el debate regresa una y otra vez. Creo que no puede confiarse en EEUU en ese sentido”.

Bancos suizos, antecedentes

Estados Unidos aplicó una multa al UBS por 780 millones de dólares (762 millones de francos suizos) en 2009, y después obligó a unos 80 bancos helvéticos a pagar castigos financieros por un total de 5 000 millones de dólares por promover la evasión de ciudadanos estadounidenses poseedores de cuentas suizas.

En 2016, el Departamento de Justicia de EEUU dio por concluido su “Programa para bancos suizos”, un acuerdo negociado por la vía diplomática entre los dos países y concluido en 2013.

Esencialmente, ofrecía a los bancos helvéticos la posibilidad de acogerse voluntariamente a un programa que los eximiría de persecuciones penales a cambio de que revelaran la información confidencial de sus clientes estadounidenses con cuentas suizas, cooperaran con las autoridades de EEUU y pagaran multas por sus infracciones del pasado.

Comercio, el conflicto

Los negocios y las relaciones comerciales entre Suiza y EEUU avanzan positivamente. Estados Unidos fue el destino de 13,5% de las exportaciones helvéticas (descontando el oro y la joyería fabricada con este metal) en el 2015, lo que supuso un repunte del 6% con respecto al año previo. Una dinámica contraria a la que registraron las exportaciones suizas totales, que cayeron 2,6% en 2015, y que retrocedieron incluso 5% en el caso de Alemania, el principal destino (como país individual) de los productos suizos. 

Sin embargo, un tema que podría traducirse en un futuro sombrío para Suiza es la Asociación Trasatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI), un ambicioso tratado de libre comercio que negocian EEUU y Europa. Actualmente, Suiza solo es observadora de estas discusiones y vive un compás de espera en el que no es claro aún si podrá tomar parte de las mismas en el futuro. El Gobierno suizo ha expresado reiteradamente su inquietud sobre las desventajas que le supondría -en términos de inversión y comercio- quedar fuera de la ACTI.

Especialmente porque, conforme la campaña presidencial de EEUU crece y cobra brío, las declaraciones proteccionistas y populistas de los candidatos parecen inquietar cada vez más a los observadores suizos.

"Aunque EEUU siempre ha sido un país favorable a la apertura comercial, en algunos momentos, que se han patentizado durante la campaña, vemos acciones que contradicen dicha apertura", afirma Markwalder, quien considera que "el proteccionismo es un problema real".

Comercio, ¿Trump o Clinton?

Martin Naville, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio Suizo-estadounidense, está convencido de que los intercambios comerciales bilaterales seguirán siendo positivos independientemente de qué candidato llegue a la Casa Blanca en noviembre.

Hillary Clinton, quien posee una probada trayectoria política, como senadora y Secretaria de Estado, seguramente seguirá la política comercial internacional que ha mantenido Barack Obama, opina Naville. “Clinton está plenamente consciente de que es una estrategia generadora de empleos y de riqueza, mucho mejor que cerrar fronteras al comercio”, afirmó a swissinfo.ch

Pero a diferencia de otros especialistas, Naville no teme la perspectiva de que Donald Trump sea presidente. “Ha habido una gran campaña retórica por parte de Trump y esto alarma a la gente, pero tampoco desea agarrar un gran martillo y destrozarlo todo. Sus comentarios pueden ser una bomba de relojería, y a alguna gente le desagrada su estilo, pero es demasiado pragmático para intentar de verdad cambiar el mundo”.

“Además, el Congreso y la Suprema Corte tienen más influencia en los asuntos de comercio exterior que cualquier persona que se quede al frente en la Casa Blanca”.

Capacitación profesional, situación actual

La administración de Barack Obama ha defendido la idea de fortalecer una política creciente de formación profesional (especializada en los oficios). Dada la sólida trayectoria que Suiza tiene en la materia, EEUU le pidió ayuda para cumplir con el objetivo de duplicar el número de jóvenes que opta por este tipo de capacitación. En septiembre pasado los dos países firmaron una declaración de intención conjunta para compartir conocimientos en materia de formación dual, un esquema en el que el alumno se capacita en las aulas, pero también en las empresas.

Durante el 2º Congreso Internacional de Enseñanza Técnica y Profesional, celebrado en Winterthur en junio, Chris Lu, subsecretario del Trabajo de Estados Unidos, agradeció a Suiza su apoyo y describió el acuerdo de intención firmado como un compromiso histórico con Suiza, líder en formación dual. Un esfuerzo en el que colaboran activamente con EEUU firmas suizas como Nestlé, Bühler o Zurich Insurance.

Capacitación profesional, avances

La embajadora de EEUU en Berna, Suzi Levine, considera que Suiza tiene un estupendo modelo de formación dual que es adaptable a Estados Unidos. Admite que es difícil predecir la forma en que evolucionará este tema con la nueva administración, pero afirma que ambos partidos apoyan el desarrollo de este modelo educativo en EEUU.

Propiedad intelectual

Un tema que rara vez es motivo de enfrentamiento entre los demócratas y los republicanos es la defensa de la propiedad intelectual. Aunque Suiza se está adaptando a las leyes del país norteamericano, la Oficina del Representante Comercial de EEUU -agencia responsable del comercio-, apoyada por la industria fílmica y musical y por un nutrido grupo de legisladores, insiste en que Suiza debe formar parte de una lista de naciones supervisadas por EEUU. Los inconformes aseguran que algunos Estados están impidiendo que se hagan valer sus derechos y que cobijan a infractores que operan en línea. Y Suiza sería una de las naciones que alojan sitios web, música, películas y videojuegos piratas.

Propiedad intelectual, ¿Trump ‘el duro’?

Algunos observadores miran con escepticismo que la Oficina del Representante Comercial de EEUU haya incluido a Suiza -al lado de naciones como Brasil, Canadá o Turquía- en la lista de Estados que debe vigilar por el dudoso respeto que confieren a los derechos de propiedad intelectual de los creadores estadounidenses. Pero la publicación digital especializada ‘Intellectual Property Watch’ afirma que esta lista busca influir en las políticas y actitud de los Estados, pero “difícilmente se traducirá en sanciones comerciales”. No obstante, en un discurso reciente de Donald Trump -profusamente difundido en su país- el candidato amenazó con utilizar todo el poder legal presidencial para aplicar castigos comerciales cuando existan dispuestas de propiedad intelectual.

Suiza-Estados Unidos

Entre 1700 y 2015, alrededor de 460 000 ciudadanos suizos han emigrado a Estados Unidos. Ahora, el número de estadounidenses con origen suizo ronda el millón de personas. En 2015, un total de 80 218 ciudadanos suizos vivían en EEUU, cifra que equivale al 10% de la población helvética que vive en el extranjero.

En el siglo XIX se desarrolló una relación de amistad entre EEUU y Suiza, que se consideraban dos “repúblicas hermanas” por compartir los mismos valores en materia de democracia, respeto al estado de derecho y a los derechos humanos.

En 1822, Suiza inauguró sus primeros consulados en territorio estadounidense en las ciudades de Washington y Nueva York. Sesenta años más tarde, Suiza estableció en Washington su primera embajada fuera de un país europeo.

Durante las últimas décadas, Suiza ha ofrecido sus servicios de mediación diplomática representando los intereses de Estados Unidos en Cuba y viceversa. Y ha extendido esta labor de facilitadora de las relaciones entre Irán y Egipto, Estados Unidos e Irán, y Rusia y Georgia (y viceversa en los tres casos).

“Suiza es conocida por su profundo compromiso en la tarea de resolver problemas globales, y siempre ha sido colaboradora en esa tarea”, declaró el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en enero pasado, cuando agradeció los esfuerzos helvéticos en las negociaciones que su país sostenía con Irán para poner fin al programa nuclear de Teherán.

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Traducido del inglés por Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×