Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cannes La Palma de Oro de Cannes, hecha en Suiza

En un taller en Ginebra, ocho artesanos crean los reconocimientos de Cannes, uno de los premios cinematográficos más codiciados del mundo desde hace 21 años.

La ‘Palme d'Or’, una rama de palma dorada sobre una base de cristal es el máximo galardón del Festival de Cine de CannesEnlace externo. Esta presea ha sido realizada por la misma joyería, Chopard, durante los últimos 21 años.

El diseño ha sido modificado a lo largo de los años. Se crea una palma de cera en un molde plático, se saca y se cubre en yeso. Se calienta en un horno durante la noche para derretir la cera y dejar el molde hueco para llenarlo de oro en polvo.

La edición 2018 está hecha con 118 gramos (4,16 onzas) de oro amarillo de 18 quilates. El metal fundido se vierte en el molde, que luego se sumerge en agua fría para romper el yeso y dejar emerger una palma dorada.

El lijado, la limpieza y el pulido se llevan a cabo antes de que la palma se considere apta para sentarse en la base de cristal.

Se hacen dos trofeos, en caso de que haya dos ganadores. Este año también se han encargado cinco más pequeños para otras categorías.

Participación suiza

La participación en Cannes no se limita a la fabricación de los premios. En esta edición, que se lleva a cabo del 8 al 19 de mayo, la coproducción ítalo-suiza ‘Lazzaro Felice’, de Alice Rohrwacher, compite por la Palma de Oro. También ‘Le Livre d'Image’ de Jean-Luc Godard, aunque la película del director suizo-francés de 87 años representa a Francia.

‘Chris the Swiss’, la primera película de animación de Anja Kofmel, se proyectará en la Semana de la CríticaEnlace externo. El cortometraje ‘Schächer’, el segundo de Flurin Giger, celebra su estreno mundial en la misma sección.

Además, se presentarán dos películas con participación suiza en el programa de Proyecciones EspecialesEnlace externo: ‘Pope Francis - A Man of his Words’, del cineasta alemán Wim Wenders, coproducida por Célestes Images en Lugano; y la película de ocho horas ‘Dead Souls’ del cineasta chino Wang Bing, coproducida por ADOK Films en Ginebra.

Y la directora suiza Ursula Meier preside el jurado Caméra d’OrEnlace externo.