Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

CATÁSTROFE NATURAL «En Mozambique, la reputación de Suiza ha sufrido»

Jorge Lampião, coordinador nacional de  Solidar SuizaEnlace externo fue testigo del ciclón Idai en este país africano. En una entrevista, habla de los fracasos del gobierno, de la importancia del cambio climático y de la relación entre la catástrofe y el Credit Suisse.

Jorge Lampião

Jorge Lampião, de Solidar Suiza, asegura que su país se confronta a una doble catástrofe.

(Florian Spring)

swissinfo.ch: Apenas dos meses después del ciclón, ¿cuáles son los riesgos para la población en su región?

Jorge Lampião: El gran peligro es que las personas siniestradas consuman agua contaminada, lo que puede producir una epidemia de cólera u otras enfermedades directamente ligadas al agua. Y eso podría producir muchas muertes, en particular en los campos de refugiados. Con el apoyo de Suiza, podemos impedir ese riesgo.

swissinfo.ch: ¿Cómo evalúa la reacción internacional ante esta catástrofe?

J.L.: La repuesta fue positiva. Agradecemos por todo el apoyo humano, el dinero y los recursos materiales que llegaron a Mozambique. No solo destinados al sector del agua, sino también para proyectos de salud y de seguridad alimentaria. Sin embargo, lo que podría mejorarse, es la coordinación entre las organizaciones internacionales de ayuda y las instituciones locales.

swissinfo.ch: ¿Se hubiera podido hacer algo para prevenir y atenuar las consecuencias directas del ciclón?

J.L.: Para nosotros, estas catástrofes no son nuevas. Mozambique es muy sensible a ciclones e inundaciones. Pero Idai fue mucho más fuerte que lo que se podía prever. Le compete al Instituto Nacional de la Protección Civil preparar a la población y reducir así al mínimo el impacto negativo. Sin embargo, no se brindó previamente la información necesaria para que el riesgo pudiera ser tomado realmente en serio. Por este motivo, mucha gente permaneció en sus viviendas en lugar de protegerse en otra parte. Se hubiera podido evitar, posiblemente, una parte de las 600 muertes.

swissinfo.ch: ¿Se sacaron aprendizajes de esta catástrofe?

J.L.: Pienso que sí. Parece que los preparativos para el próximo ciclón, el Kenneth, son mejores. Idai fue también una lección en cuanto al cambio climático, ya que mucha gente aquí no había comprendido lo que significa. Ahora, constata que el cambio climático puede afectar sus vidas y el medio ambiente. Algunos lugares que hasta el presente eran considerados como seguros, no lo son más.

swissinfo.ch: ¿Es decir?

J.L.: Por ejemplo, en Dombe se produjo una inundación hace cinco años. Luego, los pobladores debieron instalarse en un lugar considerado como seguro. Pero el ciclón Idai mostró que ese lugar ya no es tampoco seguro. La gente dice que no vivió nada igual desde hace 75 - 80 años. Entonces, ¿quién sabe si las zonas consideradas actualmente como seguras, lo seguirán siendo mañana?

swissinfo.ch: ¿Según su opinión, existe una relación directa entre el cambio climático y las actuales catástrofes?

J.L.: Sí.  En realidad, ha habido siempre ciclones e inundaciones en Mozambique. Pero la fuerza y la capacidad de destrucción de los actuales constituyen fenómenos nuevos.

swissinfo.ch.: La reconstrucción se ve obstaculizada por la crisis económica que afronta su país. Esto se explica en parte por los préstamos que el Credit Suisse habría acordado ilegalmente a empresas cercanas al poder. ¿Cómo evalúa las consecuencias de tal situación?

J.L.: La gente sufre doblemente.  Necesitaríamos más escuelas, centros de salud, un mejor aprovisionamiento de agua, mejores transportes y una mejor protección contra los cataclismos naturales. Sin embargo, nuestros impuestos son destinados a pagar la deuda que ha contraído nuestro gobierno. Sin embargo,  esos recursos recibidos no fueron destinados a construir la infraestructura necesaria. La gente no aprovechó esos préstamos. Al contrario, las prestaciones sociales se han visto reducidas.

swissinfo.ch: ¿Puede darnos algunos ejemplos?

J.L.: En Mozambique, más del 30% de la población no está escolarizada. Más del 50% no tiene acceso al agua potable. La mayoría de la gente no cuenta con un centro de salud próximo -algunos deben caminar más de 20 kilómetros para una simple consulta. Trabajamos muy duro para mejorar esas condiciones, pero hay necesidades en todas partes. La gente se pregunta cómo va a continuar esta situación. ¿En uno u otro momento habrá justicia?

swissinfo.ch: ¿Es optimista ?

J.L.: Aquellos que actuaron mal deben pagar por sus actos. El gobierno debería recuperar el dinero de aquellos que robaron y con eso pagar las deudas. No le corresponde al ciudadano común de pagar por esto.

swissinfo.ch: ¿Cuál es el sentimiento de la población?

J.L.: Muchos están muy enojados. Hay que decir que, debido al alto nivel de analfabetismo, es muy limitado el acceso a la información de parte de grandes sectores, especialmente en zonas rurales. Pero los que entienden lo que ha pasado, están muy enfadados por la situación.

swissinfo.ch: ¿Todo esto tiene consecuencias para el trabajo de Solidar Suiza?

No para nosotros en tanto ONG. Pero ha sufrido la reputación de Suiza. Normalmente se asocia al país con muchas cosas buenas. Pero ahora, la gente se pregunta hasta qué punto un país donde tales cosas se producen puede ser realmente serio. Nadie esperaba que una institución suiza actuara de tal manera sin una clarificación suficiente. 


Traducido del francés por Sergio Ferrari

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes