Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cierran procedimiento penal contra Gaddafi

La decisión del procurador general de Ginebra, Daniel es esperada este miércoles.

(Keystone)

Luego de que los empleados domésticos de la pareja Gaddafi retiraran su queja por maltrato, el procurador general suizo, Daniel Zapelli, anunció este miércoles su decisión de dar por terminado el caso.

El cierre del proceso era una condición impuesta por Libia para poner fin a la crisis con Suiza.

El abandono del proceso abre la vía a la normalización de las relaciones entre Suiza y Libia, en crisis tras el arresto del hijo del dirigente libio y su esposa, en julio pasado.

La justicia suiza restituirá la caución de medio millón de francos mediante la cual Hannibal Gaddafi y su esposa Aline habían quedado en libertad luego de ser detenidos bajo los cargos de maltrato a dos de sus trabajadores. Estos últimos procedieron a retirar la queja respectiva, según se informó el martes (02.09).

Los demandantes fueron "correctamente indemnizados, fueron reconocidos como víctimas y sus sufrimientos, tomados en consideración", celebra su abogado, el ginebrino François Membrez. También obtuvieron un permiso de residencia en Suiza "a título humanitario".

La queja fue retirada "a finales de la semana pasada", precisa el juez de instrucción encargado del caso, Michel Graber, que personalmente escuchó a los dos trabajadores domésticos para asegurarse que tomaban esa decisión "de manera libre y reflexionada".

Paul Gully-Hart, uno de los abogados de la pareja Gaddafi, rechazó hacer cualquier comentario. Otro defensor de la familia, Alain Berger, celebró también el desenlace.

Medio millón

Hannibal Gaddafi y su esposa Aline - que niegan las acusaciones de sus empleados- fueron detenidos el 15 de julio en un hotel de Ginebra. La pareja fue liberada dos días después tras el pago de una caución de medio millón de francos suizos.

El incidente provocó una crisis con Trípoli, que exigía "excusas" y la suspención del caso.

Como represalia, dos ciudadanos suizos fueron detenidos en Trípoli durante unos diez días y aún se le impide dejar el territorio libio. Las oficinas del grupo helvético-sueco de ingeniería, ABB, y del grupo agroalimentario suizo Nestlé también habían sido cerrados.

En cambio, la amenaza de suspender el suministro de petróleo a Suiza no fue puesta en ejecución.

Los diplomáticos suizos encargados de renovar el diálogo con Trípoli debieron a precisar a sus interlocutores libios la separación de los poderes en Suiza y la independencia de la justicia.

El fiscal del Tribunal Supremo de Ginebra, Daniel Zappelli, había excluido en efecto la psobilidad de "cerrar el caso por motivos políticos". Había advertido que sólo el retiro de la queja posibilitaba la interrupción del procedimiento.

Exteriores toma nota

El Ministerio de Exteriores indicó el martes a swissinfo "haber tomado nota del retiro de la queja". Su portavoz, Lars Knuchel, precisó también que "el asunto es tratado por las autoridades judiciales ginebrinas".

El ministerio rechazó cualquier otro comentario, particularmente sobre el posible impacto de esta decisión en la crisis diplomática derivada de la detención de la pareja Gaddafi.

El expediente fue transmitido al fiscal del Tribunal Supremo de Ginebra, Daniel Zappelli, que decidió cerrar el caso.

Las negociaciones para el retiro de la queja tropezaban hasta ahora con lo que el abogado de los demandantes cualificó de "toma de rehenes". La madre del empleado marroquí había sido detenida en Libia antes de ser liberada y autorizada a volver a Marruecos.

Participación de la ONU

En cambio, según Membrez, el trabajador marroquí sigue sin noticias de su hermano, desaparecido en Libia.

Los ex empleados de los Gaddafi "decidieron finalmente acudir a las Naciones Unidas, representadas por la Alta Comisaría de los Derechos Humanos en Ginebra, ante la cual fue iniciado un procedimiento por desaparición forzada", indicó el abogado.

swissinfo y agencias

CRONOLOGÍA DE LA CRISIS

15.07: Hannibal Gaddafi y su esposa son arrestados en Ginebra, acusados de lesión corporal, amenaza y coacción contra dos de sus empleados domésticos.

17.07: La pareja es liberada contra una fianza de 500.000 francos.

19.07: La policía libia detiene a dos suizos, incluido un empleado del consorcio industrial ABB, por presuntas infracciones contra el derecho de residencia. ABB y otras empresas suizas tienen que cerrar sus oficinas. La aerolínea suiza Swiss suspende las comunicaciones aéreas con ese país.

22.07: La ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, interrumpe sus vacaciones y regresa a Berna. Vía telefónica, emite una protesta a su homólogo libio, Abderraham Shalgan.

23.07: Libia amenaza con suspender el suministro petrolero a Suiza.

25.07: El Ministerio de Exteriores habla de "crisis" en las relaciones bilaterales.

26.07: Libia pide que Suiza se disculpe oficialmente por la detención y exige suspensión del proceso penal. Suiza rechaza el requerimiento. El presidente suizo, Pascal Couchepin, manifiesta su disposición a reunirse con su homólogo libio.

28.07: Suiza y Libia inician negociaciones.

29.07: Los dos ciudadanos suizos detenidos en Libia son liberados contra una fianza de 9.000 francos por cada uno. No pueden dejar el país.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes