Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Circuito turístico


Un periplo de 1600 km para descubrir Suiza




La ruta del Paso del Gotardo. (STST-STTP)

La ruta del Paso del Gotardo.

(STST-STTP)

Cinco pasos alpinos, 13 puntos, patrimonio de la UNESCO, un gran recorrido, el ‘Grand Tour’ de Suiza, que incluye prácticamente todos los sitios destacados del territorio helvético. ¿Un concepto vendible? ¿Gustará?

Entre los siglos XVII y XIX era ocurrente que jóvenes ingleses afortunados pasaran algunos años recorriendo el viejo continente para visitar los sitios culturales más atractivos en esa época. Normalmente iniciaban su periplo en París y lo concluían en Roma, sin olvidarse del territorio suizo.

Actualmente, viajar se ha democratizado y Suiza Turismo desarrolló su propio Grand Tour: 1600 km de recorrido para ver 100 sitios naturales y culturales, que van desde el Glaciar Aletsch, las calles medievales de Berna, los viñedos en Lavaux, hasta las cascadas del Rin.

“Tenemos mucho que ofrecer. A pequeña escala, la variedad es fascinante. En Suiza, si usted se desplaza algunos kilómetros, se encontrará con un nuevo lugar donde se habla otro idioma, donde hay otro paisaje y donde una nueva cultura se abre ante usted”, indica Jürg Schmid, director de Suiza Turismo. Su equipo trabajó durante tres años para desarrollar este concepto del Grand Tour, en cooperación con otros muchos partícipes.

El público al que apunta la estrategia son los viajeros del Reino Unido, aquellos que iniciaron estos recorridos originalmente. Gavin Tollman, al frente de la agencia Trafalgar Tours, creó junto a Suiza Turismo el circuito 'Secrets of Switzerland'. Está convencido de que si la idea se vende bien podrá ser de interés en todo el mundo. Es una bella combinación de lugares conocidos y desconocidos de Suiza. “Creo que es lo que los clientes buscan”.

“Si no se puede ser menos caro…”

Pero hay un factor que no resulta tan atractivo: la fuerza del franco. Tras la decisión del banco central de abandonar la tasa límite frente al euro, Suiza se volvió más cara para el turista extranjero. Y el Grand Tour no escapa a esta situación. Según las previsiones del centro de investigación KOF, el volumen global de noches se reducirá  un 1% este verano, a causa de este fenómeno.

Pero el director de Suiza Turismo no parece tan preocupado. “Si usted no puede ser menos caro, debe ser mejor. Debemos vivir con el franco suizo, una moneda fuerte desde hace 50 años. La gente que visita Suiza lo sabe, pero espera también una calidad superior. Nos concentramos realmente en una mayor calidad de la experiencia que ofrecemos”, indica Jürg Schmid.

Rory Byrne, de la agencia de viajes de lujo Powder Byrne en Grindelwald, constata que Suiza es una destinación fácil de vender. Explica que sus clientes saben que resulta más atractivo en términos financieros organizar ellos mismos sus vacaciones de esquí, pero aceptan pagar más para que una agencia se ocupe de todo.

“Este invierno me sorprendió que ninguno de mis clientes comentara que Suiza se ha vuelto más cara. Especialmente en febrero pasado, nuestro gran mes”.

En términos de calidad, el agente de viajes ha visto los progresos logrados en Suiza a lo largo de las últimas décadas.

“Suiza ha mejorado realmente su servicio desde hace unas tres décadas. Hace 25 o 30 años, tenía fama de ser muy bueno, pero significativamente menos amistoso que el de Austria. Creo que esto ha cambiado mucho. Nos hemos vuelto más sonrientes y el personal en general es muy bueno”.

Pero en términos de infraestructura, Rory Byrne no está convencido. “Pienso que los hoteleros han gastado demasiado en renovaciones. En Suiza, la cultura es de hacer las cosas para largo plazo”. El agente de viajes estima que las habitaciones deben ser sólidas y prácticas en detrimento de la modernidad y del estilo. “Gastaron demasiado en las áreas equivocadas, con  infraestructuras masivas como los spas, pero descuidaron las habitaciones”.

“Está bien para 2015”

Recámaras hermosas o no, el concepto del Grand Tour se destina de todas maneras a huéspedes que no permanecerán mucho tiempo en el mismo hotel.

“Es una gran idea”, ironiza Thomas Harder, de Swiss Brand Experts, una empresa de consultoría de Zúrich que desarrolla destinos turísticos. Si bien admite que Suiza ofrece una gran diversidad en un pequeña superficie, se pregunta si el Grand Tour no hace que los visitantes se trasladen demasiado, con en el riesgo de desalentarlos a conocer mejor una región en particular.

“Cada noche, las personas duermen en otra ciudad. Implementar el Grand Tour es una cosa, pero también es importante pensar en las ofertas que hacen que la gente se quede más tiempo en un solo lugar”, dice el consultor, al sugerir que se ponga más énfasis en excursiones de senderismo, que permiten a los visitantes descubrir diversos lugares a partir de una base central.

Remi Walbaum, profesor de Administración en la Escuela Hotelera de Lausana, no está convencido de que el Grand Tour sea suficientemente atractivo para un turismo a largo plazo.

“Pienso que está bien para el año 2015. Es bueno para una comunidad de turistas que quieran viajar juntos y compartir experiencias, pero con el tiempo la gente quiere cosas diseñadas para ellos, de manera individual. Lo vemos con algunos de esos jóvenes chinos que prefieren viajar solos a Suiza. Ya no forman parte de los grupos", dice el profesor.

Según él, la costumbre de publicar fotos de viaje en las redes sociales fomenta el deseo de experiencias más individuales.

“La gente quiere tomar imágenes que la hagan sentirse muy diferente. Si yo estuviera en el Grand Tour y todo el mundo publicara las mismas imágenes, no sería percibido de manera diferente. Y pienso que las personas quieren ser vistas como individuos, y por lo tanto, querrán escapar del Grand Tour y emprender su ruta”, predice Remi Walbaum.

El Grand Tour de Suiza. (ubs.com)

El Grand Tour de Suiza.

(ubs.com)

No tan verde

Para los defensores del medio ambiente, el concepto de viaje por carretera es de todas maneras contrario a los principios del turismo sostenible. “Nos resulta incomprensible que Suiza Turismo haga campaña con imágenes de paisajes alpinos vírgenes para, de hecho, impulsar el tráfico carretero en las montañas”, indicó Urs Scheuss, del Partido Verde, a la agencia noticiosa suiza ATS.

Suiza Turismo propone igualmente el Grand Tour en tren, pero con excepción de Montreux, no cubre para nada la Suiza de habla francesa; es decir, la parte occidental del país. Así, algunas de las atracciones más populares de Suiza quedan excluidas.

Después de la presentación del circuito en abril, aquellos que quedaron fuera de la oferta manifestaron su consternación en los medios de prensa. Los destinos alpinos de los picos Jungfrau y Schilthorn, tradicionalmente muy solicitados por los clientes asiáticos, no están incluidos en la oferta.

“Es un escándalo”, deploró Sproll Philippe, director de la Oficina de Turismo de la región Jungfrau en los cotidianos suizos 'Der Bund' y 'Tages-Anzeiger'. “Se soslaya  de este modo a dos de las mayores atracciones de Suiza”


Traducción del inglés: Patricia Islas, swissinfo.ch

×