AFP internacional

La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, saluda tras el primer debate presidencial el 26 de septiembre de 2016 en la universidad de Hofstra, en Hempstead, Nueva York

(afp_tickers)

La candidata presidencial Hillary Clinton aprovechó el lunes en el debate presidencial con Donald Trump un segmento dedicado a la política exterior para defender el valor de la palabra empeñada por EEUU a sus aliados.

Exsecretaria de Estado, Clinton se vio en materia de política exterior claramente más cómoda y consciente de su ventaja sobre Trump, y por ello adoptó un discurso de tono más 'presidencial'.

Clinton mencionó los "cuestionamientos e inquietudes" que le transmiten funcionarios extranjeros a raíz de la candidatura de Trump y buscó enviar un mensaje tranquilizador. "En mi propio nombre, y creo que también en nombre de una mayoría de estadounidenses, quiero decirles que nuestra palabra es confiable", dijo Clinton.

Trump había dicho durante la campaña que, en caso de que llegue a la Casa Blanca, el apoyo de Washington a sus aliados de la OTAN no sería una cuestión automática, en una declaración que provocó indignadas reacciones tanto en el país como en el exterior.

"Quiero asegurarles a nuestros aliados, a Japón, a Corea del Sur y otros: tenemos tratados de Defensa y vamos a honrar esos tratados", advirtió la ex secretaria de Estado.

En contrapunto, Trump, sin poder competir con Clinton en experiencia diplomática, optó por insistir en el mensaje que repite en sus actos de campaña, señalando que los abordajes tradicionales han fracaso, y es el momento de pasar la página.

"Hillary tiene la experiencia, en eso estoy de acuerdo, pero es una mala experiencia", dijo el candidato republicano para después fustigar todos los acuerdos firmados por el Gobierno de Barak Obama, en particular el que fue suscripto con Irán por su programa nuclear.

"Miren Oriente Medio, es el caos total. Y en gran medida es su responsabilidad", le dijo Trump a Clinton, recordando su pasado como jefa de la diplomacia estadounidense.

- 'Las palabras importan' -

En otra parte del debate, Trump recordó que "cuando usted era secretaria de Estado, el grupo Estado Islámico era un bebé, y ahora está presente en 30 países. ¿Y dice que usted puede derrotarlo? No creo que usted pueda".

Para Trump, su propia experiencia en el mundo de los negocios le será una herramienta útil en la escena internacional y defendió una política exterior estadounidense menos intervencionista.

EEUU "no puede ser la policía del mundo", insistió. "Yo quisiera ayudar a todos nuestros aliados, pero perdemos miles y miles de millones de dólares" en ello, comentó.

Con relación a la cuestión nuclear, Clinton se mostró más directa. "Un hombre que puede ser provocado con un mensaje de Twitter, no debe tener las manos cerca de los códigos nucleares" para lanzar misiles, destacó.

Clinton subrayó que la política estadounidense de lucha contra la proliferación nuclear ha sido mantenida por la Casa Blanca durante décadas, incluyendo a presidentes representantes de los dos mayores partidos políticos.

Por eso, cuestionó la capacidad de un candidato que "dijo varias veces que a él le daba igual si otras naciones obtenían un arma nuclear, tanto fuera Japón o Corea del Sur o Arabia Saudí".

Para Clinton, "las palabras importan cuando uno es candidato a la presidencia. E importan todavía más cuando eres presidente", concluyó al criticar las declaraciones previas de su rival en la carrera hacia la Casa Blanca.

afp_tickers

 AFP internacional