AFP internacional

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton luego de pronunciar un discurso en el estadio de Iowa, el 29 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton hizo este jueves campaña en el estado de Iowa, donde comenzó la votación anticipada, en una tentativa por impulsar una reacción para dejar atrás al republicano Donald Trump en la carrera a la Casa Blanca.

Trump había hecho campaña en Iowa en la víspera, donde habló para audiencias compuestas en su mayoría por trabajadores blancos, que en ese estado ayudan a darle una ventaja de casi cinco puntos en los sondeos.

Tradicionalmente, Iowa ha sido un punto clave en la campaña por la presidencia.

En 2008 el entonces senador Barack Obama ganó la primaria demócrata en Iowa y el triunfo catapultó su marcha a la Casa Blanca, al tiempo que en 2012 simplemente garantizó su reelección.

Sin embargo, ahora que le toca el triunfo a Clinton, la marea parece hacer cambiado, y la tarea de los demócratas en Iowa parece ser extremadamente difícil.

El viaje de Clinton a Iowa coincide con el lanzamiento del sistema de voto anticipado, que permite a los electores depositar personalmente su voto en urnas en las próximas semanas.

"Estamos comenzando a votar hoy en Iowa", dijo Clinton a unos 2.000 electores en Des Moines. "Tenemos 40 días para ganar una elección que afectará los próximos 40 años de este país", añadió.

La exsecretaria de Estado dijo a sus seguidores que "cada uno de ustedes puede hacer la diferencia en esta elección", y en su discurso criticó a Trump por su reputación de no cumplir con sus contratos.

Atrapar votos ahora puede ayudar a la campaña a definir recursos y tiempo disponible cuando la campaña ingrese en su fase final y decisiva.

Pero para Clinton lo más importante ahora es garantizar que grandes partes del electorado salgan de sus casas y se presenten a votar, para contener a Trump.

Los análisis muestran que Trump tiene enormes posibilidades de vencer si el grupo compuesto por jóvenes, negros y latinos -que votaron por Obama- deciden quedarse en casa el día de la elección el 8 de noviembre.

En sus discursos en Iowa, Clinton presentó la elección como la oportunidad de elegir un presidente con un par de manos firmes o el autoritarismo latente e impredecible de Trump.

Así, Clinton destacó la insistencia de Trump de presentar la verdad de forma "elástica". Su campaña recordó la tendencia de Trump de negar haber formulado determinadas declaraciones aunque hayan sido captadas en video.

"Donald Trump puede mentir. Pero las cintas de video no mienten", expresó Clinton este jueves en la red Twitter.

El comité de Clinton también hizo hincapié este jueves en reportes de prensa sobre las relaciones de empresas ligadas a Trump con Cuba, a pesar del embargo estadounidense a la isla, como evidencia de su aversión a las normas vigentes.

"Siempre pondrá los intereses de sus negocios por delante del interés nacional", dijo Jake Sullivan, asesor del comité de Clinton.

- "Luchando juntos" -

Por su parte, Trump retomó sus ataques a Clinton durante un acto en Council Bluffs, Iowa, presentándola apenas como un peón de ajedrez al mando de intereses muy particulares.

"Clinton pelea por sus donantes, y principalmente por sí misma", dijo.

En cambio, él se presentó como un 'outsider' del juego político. "Estoy luchando por ustedes. Estamos luchando juntos", aseguró.

Trump también hizo referencia al voto anticipado en Iowa, y pidió a sus electores que convenzan a todos sus amigos a "salir de la cama" para ir a votar.

"Ustedes no tienen opción. Tienen que salir a hacer campaña en las calles, desparramar este amor que tenemos ahora en esta sala. Tenemos que movernos", expresó.

El millonario tenía previsto actos de campaña al fin de este jueves en New Hampshire, cruzándose así con Clinton, quien hizo campaña en ese pequeño estado el miércoles.

El último sondeo de la Universidad Quinnipiac mostró que Clinton tiene apenas el 31% de apoyos entre los jóvenes, un número claramente preocupante para su campaña, aunque Trump aparece con aún menos, el 26%.

Por eso, el miércoles Clinton hizo campaña junto al senador Bernie Sanders, su adversario en la interna del Partido Demócrata, quien hizo una formidable campaña apoyado precisamente en el voto de los electores más jóvenes.

afp_tickers

 AFP internacional