Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Colisionador del CERN suscita reacciones apocalípticas

Científicos del CERN analizan las trazas de los primeros protones inyectados en el LHC, el acelerador de partículas más grande del mundo.

(Keystone)

La puesta en marcha del nuevo acelerador de partículas ha suscitado debates y temores en todo el mundo y de toda índole. Hubo quienes pensaron que los agujeros negros iban a devorar el mundo.

Otros se oponen al proyecto LHC porque creen que es malgastar los recursos. Arguyen que se deberían invertir en solucionar problemas como los del calentamiento terráqueo. Las reacciones a nuestros artículos han sido muy numerosas.

Algunos científicos han intentado evitar el experimento del acelerador de partículas del CERN por miedo a un gran agujero negro que podría tragarse el planeta en sólo una hora y media.

Los pesimistas temen que esos agujeros diminutos no desaparezcan, crezcan o se acumulen en el centro gravitatorio de la Tierra.

El CERN y destacados físicos de partículas insisten en que no hay peligro. Expertos en física de partículas han llegado a la conclusión de que las probabilidades de que eso se produzca en el LHC son mínimas.

Reacciones de toda índole

Al portal de información swissinfo han llegado cientos de comentarios de toda índole. Hay lectores que se muestran preocupados y que temen hasta la aniquilación del planeta.

Otro grupo numeroso de usuarios opina que los recursos invertidos en la máquina del CERN suponen un desperdicio de dinero que se hubiera podido gastar mejor en proyectos que consideran más útiles, como el desarrollo de tecnologías sostenibles que contribuyan a frenar o invertir el calentamiento terráqueo u otros proyectos relacionados con el medio ambiente.

Un comentario representativo para muchos es el que nos llegó de un tal Gabriel de Guatemala: "Creo que hoy por hoy existe otro tipo de prioridades para la ciencia; los miles de millones invertidos en estos esfuerzos, deberían orientarse para revertir el calentamiento global o parar la pandemia del sida."

El tema del ozono y del calentamiento global preocupa. Alejandra, de Venezuela, opina por ejemplo: "Creo honestamente que no se tiene el suficiente conocimiento para contemplar todas las posibles consecuencias de este tipo de experimentos. Todos esos recursos podrían invertirse en educar a la gente para vivir en armonía con el medio ambiente... Tal vez no se forme ningún agujero negro, ni materia extraña o exótica, pero millones de personas en el mundo ya tienen un agujero en el estómago. No deberíamos permitir que eso pase."

Algunos como Martín, de México, ponen en tela de juicio los objetivos de los investigadores del CERN: "Me parece casi imposible que logren conocer el origen de la creación del Universo, porque detrás de estos descubrimientos se encontrarán con nuevas teorías e incógnitas y podría ser un cuento de nunca acabar."

El CERN inventó Internet

Algunos usuarios temen hasta el apocalipsis o el cumplimiento de las predicciones de profetas como Nostradamus. Otros, sin embargo, no entienden la preocupación y los temores de la gente y alaban los logros de la ciencia. Un comentario que nos llegó de España recuerda que fue en el CERN donde se inventó la World Wide Web:

"Lo que me inquieta a mí, es que haya tanta gente con el afán de 'mientras haya hambre en el mundo, no se debe investigar'. Si ésa hubiese sido la filosofía del hombre desde sus inicios, desde luego no tendríais un ordenador y una infraestructura para expresar vuestras ideas al mundo entero."

"Porque entre otras cosas, el CERN es el que creó el WWW. Pero abrid un poco vuestra mente, y pensad que muchos descubrimientos sirven para mejorar la vida del planeta... ¿Al alcance de unos pocos? Puede ser, pero eso es un problema político, no científico. Pero no caigáis en el error de pensar que en la ignorancia se está mejor..."

Suicidio por miedo al apocalipsis

La preocupación ha sido grande en todo el mundo. Los desmentidos de los expertos no han impedido que varios corredores publicaran apuestas sobre el fin del mundo.

El pasado martes (09.09.), una adolescente india se suicidó porque creía que el acelerador del CERN iba a acabar con el mundo. La prensa local informó que la chica de 16 años del Estado de Madhya Pradesh, en la India central, se quitó la vida después de haber visto reportajes en la televisión que informaron que el experimento del CERN anunciaría la inminencia del 'Juicio Final'.

Después de la ingestión de un cóctel de medicamentos, la joven india fue ingresada en un hospital donde los médicos no consiguieron reanimarla.

"Chayya nos había preguntado repetidas veces si el fin del mundo se estaba avecinando, como el reportaje había anunciado", confirmó el padre de la chica fallecida al periódico Hindustan Times, añadiendo que "le habíamos advertido de pensar en otra cosa y de no tener miedo de una catástrofe".

No obstante, según la prensa local, la policía municipal cuestiona los motivos alegados para el suicidio de la adolescente y abrió una investigación.

Rechazo de instancia urgente

Una ciudadana alemana con residencia en Suiza fracasó en su intento de impedir el arranque del LHC mediante una instancia urgente interpuesta en el Tribunal Administrativo de Colonia.

En su expediente del pasado jueves (11.09.), el tribunal sentenció que la República Federal de Alemania no está obligada a instruir a sus delegados en el Consejo del CERN a oponerse a la puesta en marcha del acelerador.

El tribunal justificó la decisión con el argumento de que el peligro de la creación de agujeros negros en el LHC y de la supuesta aniquilación de la vida en la Tierra es "rechazado por una abrumadora mayoría de científicos".

Con su interpelación urgente contra el Ministerio Federal de Investigación, la alemana de Zúrich quiso impedir la puesta en funcionamiento del LHC.

La meta no consiste en buscar a Dios

A pesar de que muchos se han referido de forma metafórica al bosón de Higgs como 'partícula de Dios', el colisionador no va a probar la existencia del Creador.

Los experimentos del proyecto LHC están diseñados para examinar lo que pudo haber sucedido instantes después de la creación del Universo. No busca encontrar pruebas para confirmar la existencia de un ser sobrenatural.

swissinfo, Antonio Suárez Varela (con agencias)

COLISIONADOR DE HADRONES

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) se construyó para dar a los científicos la posibilidad de aprender más sobre la naturaleza del Universo y sobre el origen de la materia.

El LHC es el acelerador de partículas más grande del mundo. Los tubos circulares están situados a 100 metros bajo tierra y tienen una longitud de 27 kilómetros.

Los hadrones son partículas —como protones o neutrones por ejemplo— que se encuentran en los núcleos de los átomos.

El colisionador dispara protones en los tubos a una velocidad próxima a la de la luz (casi 300.000 km/h por segundo). Imanes congelados guían los protones en direcciones opuestas en el vacío y los hacen colisionar en cuatro puntos dentro del túnel donde los detectores procesan la medición de las colisiones.

Cuando los protones colisionan, los detectores tratan de encontrar evidencias para las extra dimensiones a las tres del espacio y a la del tiempo de las que ya se tiene conocimiento.

También se buscará la 'materia oscura', que constituye gran parte de nuestro universo, la antimateria, que refleja toda la materia conocida, y el bosón de Higgs, que podría explicar por qué las demás partículas adquieren masa.

En uno de los detectores se analizará la colisión de iones para simular las condiciones instantes después del Big Bang, que dio origen al cosmos hace 13.700 millones de años. A partir de estos experimentos, los físicos esperan poder aprender cómo se constituyó la materia.

Si el colisionador llega a demostrar la existencia de nuevas partículas, podría corroborar el modelo físico dominante de la 'teoría de la cuerda', que reconciliaría la mecánica cuántica con la gravedad en una fórmula global.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes