Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Colombia “El acuerdo de paz puede vivir bloqueos y retrocesos”

Alvaro Uribe e Iván Duque

El expresidente de Colombia Alvaro Uribe (derecha) y el entonces candidato derechista Iván Duque posando durante un acto de campaña en Bogotá, Colombia, el 20 de mayo de 2018.

(Reuters)

Iván Duque, candidato del derechista Centro Democrático, será el nuevo presidente de Colombia. ¿Qué significa esa victoria? ¿Qué incidencia podrá tener en la ejecución del Acuerdo de Paz suscrito por el Gobierno saliente y las FARC? ¿Cuál será el espacio futuro para la ayuda humanitaria y la cooperación suiza? 

Enzo Nussio, experto en posconflictos e investigador del Centro de Estudios para la Seguridad de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), analiza para swissinfo.ch el probable impacto de la elección (17.06) de Duque al frente del Ejecutivo colombiano. Entre otros, “una menor receptividad para la cooperación suiza”

swissinfo.ch: Iván Duque ganó con casi 54% de los votos. ¿Cuáles fueron a su entender los argumentos de la victoria?

Enzo Nussio: Dos principales. El primero, esencial, la cercanía política con el expresidente Álvaro Uribe que sigue teniendo un alto capital político, monolítico. A pesar de acusaciones por violaciones a derechos humanos durante su gobierno, hay un 50 % de colombianos que continúan a sostenerlo. El segundo, el hecho de haberse presentado el ballotage como una confrontación derecha-izquierda. La polarización ayudó, sin duda alguna, a Duque.

swissinfo.ch: Duque se presentó además como el candidato joven, con un discurso de confrontación hacia Venezuela y crítico hacia los Acuerdos de Paz…

EN: Dio la imagen del candidato joven para distanciarse de la política tradicional, de las élites corruptas y del clientelismo, que son una impronta negativa en ese país sudamericano. Su crítica a la Venezuela chavista, buscó resaltar su propia identidad y diferenciarse del otro candidato, Gustavo Petro, que en su momento fue un simpatizante de Chávez. La crítica al proceso de paz y los acuerdos buscaba capitalizar y beneficiarse del sector mayoritario del electorado que votó “no” en el plebiscito del 2 de octubre del 2016.

swissinfo.ch: Retórica que le permitió convencer a un 54 % del electorado…

EN: Por una parte, logró movilizar en las urnas, a su favor, a sectores de diversos partidos, como los liberales o Cambio Radical, que presentaron en la primera vuelta sus propios candidatos. Es decir, movilizó un caudal electoral adicional complementario al de su propia fuerza. Por otra parte, se confrontó al adversario más fácil a vencer en el ballotage. Petro tenía un techo de votos claro y definido que no le alcanzaba para ganar.

swissinfo.ch: ¿Eso significa que para Usted la de Petro fue una mala candidatura?

EN: ¡No! No fue una mala candidatura. Realizó una excelente campaña y su resultado es significativo para un candidato progresista. Lo que quiero decir es que debido a la imagen negativa que tiene entre casi la mitad de los colombianos, le quedaba difícil alcanzar el 50% de los votos. Si me ubico en el plano eminentemente analítico, Sergio Fajardo – que en la primera vuelta quedó tercero, muy cerca detrás de Gustavo Petro- tenía una imagen negativa menos pronunciada y por ende hubiera sido un contrincante más complicado para Duque en la segunda vuelta.

swissinfo.ch: ¿Qué puede representar la llegada de Duque al Gobierno de Colombia de cara a una realidad política latinoamericana muy compleja?

EN:  Es una pregunta difícil. Pienso que puede tener un impacto directo en las relaciones con su vecino Venezuela. No digo que llegue a una guerra, pero que se va a endurecer y tensionar. Por el resto, siento que Colombia, en los próximos meses, va a estar muy ocupada consigo misma, en resolver cuestiones candentes como lo de la ejecución del Acuerdo de Paz.

swissinfo.ch: Quería llegar a ese tema. ¿Qué va a pasar con la implementación del acuerdo de paz, muchos de cuyos temas está aún pendientes?

EN: Siento que hay un riesgo evidente. Ya ahora está bloqueada en el Congreso la aprobación de un procedimiento para la justicia transicional que incidiría en todos los actores involucrados en el conflicto. Es un punto muy importante. Y percibo que va a seguir recorriendo un camino muy espinoso.

Este tipo de bloqueos se pueden ampliar, por ejemplo, en la temática de las reformas rurales que no le interesan a Duque. En temas como el tratamiento de los cultivos de droga puede inclusive haber retrocesos. Es posible que se vuelva al método tradicional de la aspersión aérea, que no lo quieren ni las FARC ni los campesinos. Otros puntos políticos van a ser re-tematizados, como la representación automática de las FARC en el Congreso, sin previo juicio por parte de la justicia transicional.

swissinfo.ch: Desde años, Suiza, tanto como Gobierno, como diversos actores de la sociedad civil - ONG de cooperación y de derechos humanos, asociaciones etc-, se han involucrado en programas de paz. ¿Cómo piensa que van a evolucionar de cara al nuevo Gobierno?

EN: Esta etapa postelectoral puede implicar un cambio. Intuyo que va a haber menos oportunidades para la colaboración, menos oídos abiertos para la agenda y la política exterior de promoción de la paz. Muchos de los programas suizos buscaban reforzar a las organizaciones comunitarias a nivel local, para aportar desde allí a la paz. En el futuro va a haber menos espacios para este tipo de intervención. Por otra parte, se van a dar muchos cambios en puestos clave del Gobierno, lo que va a exigir nuevos esfuerzos de la comunidad internacional y tiempo para reconstruir los contactos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes