Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Entre tradición e integración Coloso portugués quiere ser rey de la lucha suiza

La arena no acepta reclamos: el que cae y su contrincante lo mantiene de espaldas al suelo, está perdido. El ganador es vitoreado y recibe una corona o incluso un toro. La lucha suiza, uno de los deportes más populares y más tradicional del país, acepta sin embargo extranjeros.

A primera vista, Tiago Marques Vieira no difiere mucho de los suizos que disputan junto a él los torneos de fin de semana en las regiones rurales del país.

Este coloso de 23 años mide 1.90 metros y pesa 140 kg. Habla dialecto suizo alemán y respeta escrupulosamente las tradiciones del popular deporte.  

Después de ganar una pelea, retira el aserrín de los hombros de su adversario y se limpia la cara en el abrevadero. En la arena todo el mundo es igual. Lo que distingue a los combatientes no es tanto la fuerza como la destreza para aplicar las diferentes técnicas de la lucha libre suiza.

La única diferencia de Tiago Marques Vieira es que no cuenta con un pasaporte helvético. Es uno de los pocos extranjeros en practicar la lucha libre suiza de alto nivel. Hijo de portugueses, el joven comenzó con este deporte hace diez años. Hoy su palmarés incluye siete coronas y buenos resultados en tres torneos nacionales y su mayor sueño es llegar a convertirse en el ‘rey de la lucha’, es decir, en campeón nacional.

(Fotos: Thomas Kern, swissinfo.ch. Texto: Alexander Thoele, swissinfo.ch)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes