Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Comercio de materias primas Vitol acusada de tráfico de influencias en Kazajistán

Póster de Nursultan Nazarbayev

Nursultan Nazarbayev  es presidente de Kazajistán desde 1990.

(Keystone)

La oenegé Public Eye acusa a Vitol, la segunda empresa más grande de Suiza, de utilizar discretamente a una filial conjunta para encubrir la relación que tiene con una poderosa élite de Kazajistán que le habría ayudado a obtener lucrativos contratos en este país. Public Eye pide al Gobierno suizo endurecer los estándares de transparencia y debida diligencia en el negocio de las materias primas.

En un informeEnlace externo publicado el miércoles, Public Eye denuncia que Vitol, la principal empresa privada comercializadora de petróleo del mundo y uno de los grandes jugadores de la industria exportadora kazaja, utilizó una intrincada y opaca red de relaciones con figuras clave del sector petrolero de esta nación para obtener lucrativos negocios. Consultada al respecto, Vitol expresó a swissinfo.ch que cumple con un riguroso marco de rendición de cuentas y respeta las leyes anticorrupción vigentes a nivel internacional.

El informe de Public Eye se basa en una serie de documentos y mensajes que fueron pirateados de los correos electrónicos de directivos kazajos; información que fue divulgada anónimamente por la plataforma Kazaworld. En 2015, esta plataforma había revelado también que Thomas Borer, exembajador suizo, habría intentado cabildear ante el gobierno y el poder judicial suizos en favor de los intereses del gobierno kazajo.

Amigos con beneficios indirectos

En el centro de la controversia está la filial conjunta (joint-venture) Ingma Holding NV, que fue fundada por la filial holandesa de Vitol, de la que es propietaria del 49% de las acciones. Y la empresa Vitol Central Asia es, a su vez, una filial de Ingma, según Public Eye.

Registrada en Rotterdam en 2003, Ingma Holding NV carece de sitio web y jamás es mencionada en los materiales corporativos de la matriz Vitol, lo que complica la tarea de confirmar los informes de Public Eye. Según el documento, aunque Ingma solo tiene 11 empleados, registró ingresos por 93 900 millones de dólares y ganancias netas por 1 100 millones de dólares entre 2009 y 2016. Asimismo, Ingma tiene diez subsidiarias, cuatro de las cuales estarían en Suiza, repartidas en las ciudades de Ginebra, Baar y Lausana.

La investigación de Public Eye asegura también que Timour Koulibayev, yerno del presidente kazajo Nursultan Nazarbayev, se benefició indirectamente de estos negocios. Koulibayev y su esposa son dueños de una casa en Anières, en el cantón de Ginebra, que adquirieron en 2009 y cuyo valor asciende a 74,7 millones de francos suizos.

Sobre el asunto, Vitol se limitó a decir a swissinfo.ch que no tiene conocimiento de que Kulibayev haya recibido beneficios de Ingma.

El ascenso de Vitol en Kazajistán

De acuerdo con el Estudio de la Red Anticorrupción de la OCDEEnlace externo publicado en 2017, las empresas globales consideran que la corrupción es un obstáculo importante para hacer negocios en Kazajistán. Y opinan que este flagelo está diseminado en todos los círculos políticos de la nación asiática, en donde las redes de favoritismo y clientelismo contaminan los negocios. Para memoria, Kazajistán figura en la posición número 122 de 180 en el Índice Internacional de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional.

Para la economía kazaja, la industria petrolera es su columna vertebral, ya que contribuye con un 50% del PIBEnlace externo y genera 23 000 millones a los ingresos por exportaciones. Para Suiza, Kazajistán es el segundo mayor proveedor de crudo después de Nigeria. La Iniciativa de Transparencia de la Industria de ExtractivosEnlace externo refiere que Kazajistán ha progresado en la divulgación de los ingresos por venta de petróleo y gas, pero también advierte que aún existen vacíos de información sobre el manejo de las compañías petroleras estatales y los procesos de concesión de licencias y propiedad efectiva.

Vitol, líder mundial en la comercialización de petróleo, ha sido el primer exportador petrolero de Kazajistán durante la última década. En 2014, Public Eye informó que Vitol realizaba 25% de las exportaciones de crudo kazajo.  En 2017, el ‘Financial TimesEnlace externo’ dio a conocer que Vitol había obtenido un crédito por seis años para realizar un gigantesco negocio petrolero con la compañía estatal petrolera kazaja KazMunaiGas, denominado prefinanciación.

Al respecto, Vital se limita a expresar a swissinfo.ch que “Ingma nada tiene que ver con el acuerdo de prefinanciación que se logró con KMG”. Y añade que, en realidad, existieron dos operaciones de prefinanciación obtenidas en Kazajistán -en Tenguiz y Kashagan-, pero fueron otorgadas a Vitrol SA vía procesos de licitación abiertos y competitivos.

Historia familiar

Esta es la segunda revelación que tiene lugar en menos de una semana sobre la participación de la principal firma suiza de materias primas en actividades relacionadas con posibles actos de corrupción. El viernes pasado, Public Eye y Global Witness afirmaron que tres importantes comerciantes de materias primasEnlace externo con sede en Suiza –Glencore, Trafigura y Vitol– trabajaron con intermediarios que han sido acusados, o directamente condenados, por el delito de cohecho en el escándalo brasileño ‘Car Wash’, uno de los casos más sonados de corrupción que ha tenido el país sudamericano.

La legislación suiza vigente no obliga a las empresas comerciantes de materias primas a realizar una investigación profunda de las Personas Políticamente Expuestas (PEP) con las que trabaja. Se parte del principio de que estas grandes firmas siempre trabajan con el sector financiero formal y los bancos sí se ocupan de estas investigaciones porque deben cumplir con la Ley para Evitar el Blanqueo de Dinero. En el caso de Kazajistán, Public Eye sostiene que Vitol se asoció con algunas PEP de una empresa conjunta que está fuertemente relacionada con actos de corrupción.

Sin embargo, en un comunicado, Vitol sostiene que los comercializadores de materias primas sí están sujetos a leyes estrictas en su trato con las PEP y cuidan también que no tengan relación con temas como el soborno o el lavado de dinero.

La oenegé Public Eye pide al Gobierno suizo que ordene medidas de debida diligencia a estas empresas, a sus socios comerciales y que exige transparencia en los pagos a los gobiernos. También recomienda que Suiza establezca una Autoridad de Supervisión del Mercado de Materias Primas para regular al sector (semejante a FINMA, que se ocupa de vigilar al sector financiero).


Traducción del inglés: Andrea Ornelas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes