Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Cooperación solidaria


20 años de mediCuba Suiza


Por Sergio Ferrari


Los niños con cáncer en la isla, directos beneficiarios del intercambio suizo-cubano. (swissinfo.ch)

Los niños con cáncer en la isla, directos beneficiarios del intercambio suizo-cubano.

(swissinfo.ch)

En septiembre de 1992 un grupo de médicos suizos creó mediCuba Suiza. Solo 5 años después, la organización impulsó su dimensión europea. Once países respaldan así proyectos contra el cáncer y el sida, y la colaboración médica con la isla.

Al llegar a las dos décadas de existencia – celebradas a través de actividades públicas impulsadas en septiembre y octubre en las ciudades suizas de Zúrich y Ginebra-, un balance de su acción: Entrevista con el doctor Martin Herrmann, co-presidente de mediCuba, una de las organizaciones helvéticas de más prestigio en el terreno de la cooperación internacional.

swissinfo.ch: ¿Cuál fue la reflexión que dio origen a mediCuba?

Martin Herrmann: Con la desaparición del bloque económico COMECON, que unía a los entonces países socialistas, se desvanecieron las relaciones económicas favorables de intercambio de las que gozaba Cuba; víctima, además, de la continuidad e incluso de la profundización del bloqueo estadounidense.

Estos factores al inicio de los noventa agudizaron la crisis a lo interno de la nación caribeña e influyeron directamente en el sistema de salud, a pesar de haber sido siempre una prioridad para el Gobierno. En ese momento, médicos suizos con una visión internacionalista y con experiencias personales de colaboración y amistad con médicos cubanos, propusimos nuestra ayuda .Convencidos del derecho de todo ser humano, en cualquier parte del planeta, a gozar de una atención de salud universal.

Al principio se trató esencialmente de ayuda de emergencia. Facilitamos equipos y repuestos. Con el paso del tiempo y en la medida que se daba una relativa recuperación económica, orientamos nuestra solidaridad más hacia  proyectos de mediano y largo plazo, especialmente para inducir ahorros y mejoras.

swissinfo.ch: ¿Nos puede dar un ejemplo de sus proyectos?

M.H.: Desde hace 15 años financiamos –junto con una red de organizaciones europeas – materias primas para producción de medicamentos de uso hospitalario. Un aporte de alrededor de 10 millones de Francos –aproximadamente el mismo valor en dólares estadounidenses- que permitió a Cuba producir remedios de un valor equivalente a 40 millones de la misma moneda y mantener las capacidades productivas de la industria farmacéutica local.

swissinfo.ch: ¿Cómo se explica la solidaridad internacional permanente en el terreno de la salud cubana, cuando se trata de uno de los sectores prioritarios para las autoridades de ese país?

M.H.: Parte de los logros de Cuba en la salud se deben a iniciativas que requieren pocos recursos: básicamente mejorar la higiene, lo que exige educación popular. Sin embargo, si se mejora el estado de salud de la población aumentan los desafíos médicos.

Por ejemplo, en lo relativo a enfermedades crónicas en la población adulta. El bloqueo también golpea esa esfera, por lo que Cuba no puede acceder directamente a diversos productos, material didáctico y entrenamiento. Nuestra solidaridad, considerada como un intercambio, busca no solo sustituir ciertas limitaciones locales sino también contribuir a promover la independencia cubana.

En la actualidad, la gran mayoría de nuestros proyectos contemplan la introducción de procedimientos y técnicas que permitirán a nuestras contrapartes un desarrollo autónomo. E incluso fortalecer la cooperación médica cubana hacia otros países del Sur.

mediCuba facilitó el establecimiento de una planta para producir medicamentos contra el cáncer. Aprovechamos de nuestras competencias y redes profesionales para facilitar a nuestros colegas cubanos un desarrollo paralelo al nuestro. Lo que permite al Estado ahorrar en este campo.

swissinfo.ch: En vuestro balance de dos décadas ¿cuáles han sido las dificultades, incomprensiones, tensiones más fuertes entre mediCuba y las contrapartes cubanas?

M.H.: Usé antes el concepto de “intercambio”. En el caso de Cuba, realmente es eso. Conocimos a los médicos cubanos en el contexto de misiones internacionalistas de ayuda a otros países. En el caso de mediCuba no se trata de dar solidaridad unidireccionalmente, sino que ambos actores practicamos, vivimos, protagonizamos la solidaridad.

Es cierto que hay dificultades. A veces, los colegas cubanos no saben o no osan presentar sus problemas de modo comprensible para nosotros. Y tampoco siempre logran convencer a las instancias administrativas locales que tienen que avalar y acompañar los proyectos. No podemos y no queremos favorecer un centro médico determinado o una persona individualmente.

El Ministerio de Salud tiene que asegurar el uso de la cooperación, pero los responsables no siempre comparten ideas, conceptos y las prioridades que nosotros sugerimos o aportamos.

Otra dificultad surge de cambios administrativos durante el desarrollo de proyectos determinados. Algunos empezaron bajo la responsabilidad de una institución y de repente pasaron a otra. Acompañado a veces por incomprensiones o percepciones erróneas mutuas.

Últimamente experimentamos demoras y re-orientaciones en relación con la reorganización de los ministerios y de la economía. Estos cambios nos parecen importantes a largo plazo, sin embargo, en lo inmediato, pueden dificultar nuestro trabajo de solidaridad. 

swissinfo.ch: ¿Y el saldo de esta solidaridad activa?

M.H.: En 20 años se ha dirigido apoyo por valor de 5 millones de francos suizos. Pero, mucho más importante es el hecho de que hemos construido una colaboración, lazos de confianza mutua y amistades a diferentes niveles que nos permiten avanzar juntos.

Si la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) -la cooperación oficial suiza-, por ejemplo, instaló desde hace algunos años una oficina local en la Habana, es en parte también gracias a los contactos y la confianza que establecimos organizaciones como mediCuba.

A través del financiamiento que ellos nos otorgaron, fueron percibiendo la seriedad de la parte cubana. Finalmente, si analizamos lo que puede lograr un sistema de salud sin interferencia de intereses privados, como es lo que se vive en Cuba, podemos extraer enseñanzas, conceptos, aportes muy ricos para el debate, también en Suiza y en Europa, sobre el derecho a la salud para todos.

swissinfo.ch:¿Cómo continuar con esta solidaridad, en momentos en que Cuba transita transformaciones internas profundas?

M.H.: Quisiéramos llegar a una colaboración aun más estrecha y que poco a poco se aleje todavía más del concepto de “ayuda”. Una pista es la investigación científica. En muchas áreas de la salud, las condiciones en Cuba son mejores que las nuestras. En otras – especialmente en la financiera y la metodología – tenemos ventajas aquí. Queremos promover esfuerzos en investigaciones multilaterales. O sea “revertir” la globalización a favor de la población, allí y acá.

Protagonista solidario

Doctor Martín Herrmann, especialista en cirugía general y trauma, es copresidente de mediCuba Suiza y participa en esta organización solidaria prácticamente desde su fundación en 1992.

Es miembro del Comité de la Central Sanitaria Suiza.

Actor desde joven de un activo compromiso con el Sur, el Dr. Herrmann ha impulsado durante las tres décadas de trabajo médico profesional, en paralelo, numerosos proyectos solidarios.

Actuó en numerosos países latinoamericanos y africanos. Entre ellos: Nicaragua, El Salvador, Kenia, Sudán y Eritrea.

mediCuba

mediCuba cuenta en la actualidad con más de 1.500 miembros y 4.600 donantes.

Además de los apoyos particulares, el organismo recibe el respaldo de diversas comunas helvéticas. Entre ellas las de Ginebra, Lausana, Lancy, La Chaux -de- Fonds, Zug, Bernex, Chêne Bourg et Meinier.

Es apoyada también por Cosude.

En la perspectiva de sensibilización de la sociedad civil suiza sobre los retos del sistema de salud cubano , mediCuba ha organizado hasta ahora seis viajes de visita a Cuba para conocer la realidad de la isla, las contrapartes y los proyectos que la asociación respalda.

swissinfo.ch



Enlaces

×