Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

CORONAVIRUS MISTERIOSO Prueba suiza para detectar el virus chino

Un agente sanitario controla la temperatura de un anciano

Desde China, el nuevo coronavirus se ha extendido a otros países asiáticos. En la imagen, control sanitario en el aeropuerto de Yakarta, Indonesia.

(Keystone / Mast Irham)

Los Hospitales Universitarios de Ginebra (HUG) desarrollaron una prueba para detectar el nuevo virus que se extiende desde China por el mundo. Se espera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decida este jueves si el coronavirus de Wuhan constituye una emergencia de salud pública de interés internacional.

Hasta ahora, la OMS -en reunión urgente el miércoles y prologada por una jornada- ha hablado de una emergencia sanitaria internacional solamente en casos raros de epidemia que requieren una fuerte respuesta. En particular de la gripe H1N1 en 2009, el virus Zika en 2016 y el virus del Ébola, que afectó a partes de África Occidental en 2014 y a la República Democrática del Congo en 2018.

El nuevo coronavirus 2019-nCovEnlace externo ha contagiado a cientos de personas y ha causado por lo menos 17 decesos. Presente en cerca de la mitad de las provincias de China, incluyendo las megalópolis de Pekín y Shanghái, también ha sido señalado en Japón, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, Australia y Estados Unidos. Y, de último momento se agrega un caso sospechoso en Rusia, el primero en Europa.

Dos aspectos son particularmente preocupantes: la transmisión de persona a persona -lo que ha sido confirmado por un investigador chino- y el hecho de que el virus podría mutar y difundirse más fácilmente.

Pruebas para aquellos que regresan de China

La lucha contra esta enésima emergencia sanitaria de origen viral también involucra a Suiza. Hace unos diez días, los Hospitales Universitarios de Ginebra (HUG) desarrollaron una prueba de detección que debería permitir identificar rápidamente a las personas contagiadas.

“El virus ha sido identificado, tenemos todo su código genético”, afirmóEnlace externo Laurent Kaiser, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas de los HUGEnlace externo, a la televisión suiza de expresión francesa RTS.

La prueba es muy sencilla: basta con un frotis en el fondo de la garganta o en la nariz con un bastoncillo de algodón. Solamente se llevará a cabo en personas que regresen de China con los siguientes síntomas: resfriado, tos, fiebre y dolores musculares o dificultades respiratorias.

“Si los síntomas son contenidos, los cuidados serán los habituales. Nuestro temor es que los pacientes desarrollen pulmonía”, dijo Kaiser, y añadió que actualmente no hay vacuna ni tratamiento contra el nuevo virus.

Como el SARS

Identificado en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia más poblada del este de China, se cree que el virus es de origen animal. Las autoridades chinas afirman que pudo haber aparecido en un mercado de pescado en Wuhan, donde también se venden otros animales como pollos y murciélagos. El miércoles, la ciudad fue puesta en cuarentena.

Según Laurent Kaiser, el virus es “70% similar al SARS”. En 2002-2003, esta forma atípica de pulmonía llamada Síndrome Respiratorio Agudo Severo infectó a 8 000 personas y causó 774 muertes. “Teníamos todos los elementos e ingredientes para una receta que podría causar grandes epidemias en algunos países”, explicó el médico a la RTS.  

El desarrollo de una vacuna llevará años, pero por ahora no es seguro que el virus persista en los humanos, precisó Kaiser. “La epidemia también podría desaparecer tal como apareció”.

No hay medidas en los aeropuertos suizos

Muchos países, entre ellos Estados Unidos, han instalado un sistema de vigilancia en los aeropuertos para controlar a los viajeros que llegan de Wuhan. Sin embargo, las autoridades chinas acaban de prohibir los vuelos desde Wuhan.

Una mujer observa la pantalla de un monitor en un aeropuerto.

Algunos aeropuertos, como el de Kuala Lumpur en Malasia, disponen de cámaras térmicas para detectar a los viajeros potencialmente contaminados por el nuevo virus chino.

(Copyright 2020 The Associated Press. All Rights Reserved)

Incluso si hay conexiones aéreas directas de Wuhan a Europa (Londres, París y Roma), el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades considera que el riesgo de importación “es bajo”, indica un comunicadoEnlace externo de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) y agrega que “esta evaluación también es válida para Suiza”.

Por ahora, anota la OFSP, todavía es prematuro implementar las medidas para el ingreso al territorio que han sido adoptadas en algunos países del sudeste asiático. Eventuales providencias dependerán de la evolución de la situación.

Suiza está “bien preparada", dijo Alain Berset, ministro suizo de Salud, el martes en el Foro Económico Mundial de Davos. También está dispuesta a ayudar a la comunidad internacional, como ya lo hizo durante la crisis del Ébola, añadió.


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes