Reuters internacional

El ministro de Hacienda de Chile, Rodrigo Valdés, tras asistir a una reunión de política monetaria en el Banco Central en Santiago. Imagen de archivo. 14 de mayo de 2015. El gobierno chileno recortará en las próximas semanas su estimación de crecimiento para la economía en 2016, en medio del desplome en el precio del cobre, la principal exportación del país, dijo el jueves a Reuters el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. REUTERS/Pablo Sanhueza

(reuters_tickers)

Por Sujata Rao

DAVOS, Suiza (Reuters) - La estimación oficial de crecimiento de la economía chilena de 2,75 por ciento en 2016 es demasiado alta como para cumplirla, debido al desplome en el precio del cobre, la principal exportación del país, dijo el jueves a Reuters el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

En el marco de su participación en el Foro Económico Mundial de Davos, el jefe de las finanzas públicas del mayor productor mundial de cobre dijo que estaba en proceso de revisar las proyecciones macroeconómicas, en momentos de muchas dificultades para las economías emergentes.

"Es evidente que nuestra previsión de crecimiento del 2,75 por ciento (para este año) es demasiado alta para cumplirla", dijo Valdés, quien hizo notar que analistas esperan una cifra más cercana al 2 por ciento.

Valdés señaló además que los países en desarrollo como Chile deben ajustar sus políticas rápidamente para enfrentar la "nueva realidad", ya que los mercados emergentes carecen de credibilidad y herramientas suficientes para contrarrestar con éxito una salida de capital.

"Este es un shock gradual. Es importante que nos ajustemos a esta realidad. Lo peor que podemos hacer es pensar que no está pasando y actuar como si no estuviera pasando", dijo.

Los mercados emergentes vieron el año pasado la primera salida anual de capitales desde 1988, según el Instituto de Finanzas Internacionales, que previamente esta semana la estimó en un total de 735.000 millones de dólares y dijo que otros 450.000 millones de dólares podrían huir en 2016.

FINANZAS BAJO PRESIÓN

La anunciada revisión de la previsión de crecimiento de la economía chilena responde a que el presupuesto para este año consideraba un precio del cobre de 2,5 dólares por libra y un déficit fiscal del 3,0 por ciento.

No obstante, en los últimos días los valores del metal rojo han operado en mínimos de seis años y medio y por debajo de los 2,0 dólares la libra, presionados por el temor a un desempeño aún más débil de la economía de China, el mayor consumidor global de materias primas.

Por cada centavo de dólar promedio anual que cae el precio del cobre, Chile deja de percibir alrededor de 128 millones de dólares por menores exportaciones y el fisco alrededor de 60 millones de dólares, según estudios privados.

Con un precio del metal más bajo, los ingresos del fisco se resentirán, admitió Valdés.

"Estamos frente a un déficit del 3 por ciento o más tal vez, es un gran déficit para Chile y tenemos que cuidar de él. Pero tuvimos una gran reforma fiscal hace dos años, lo que nos permite mantener el crecimiento del gasto, pero a un ritmo mucho más lento que en el pasado", dijo el ministro.

Otro dificultad para Chile y la mayoría de América Latina es la situación en Brasil, que enfrenta una recesión y una profunda crisis política. Esto, según Valdés, ya ha impactado los flujos de inversión entre ambos países.

El funcionario también dijo que una importante reforma laboral originalmente prevista para ser aprobada a fines de enero posiblemente no será aprobada este mes. El Gobierno intenta actualmente alcanzar un compromiso con su socios de coalición sobre algunos de los puntos en discusión.

La reforma probablemente sería aprobada a comienzos de marzo, agregó.

(Traducido por Antonio de la Jara y Felipe Iturrieta; Editado en español por Javier López de Lérida)

reuters_tickers

 Reuters internacional