Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

COVID-19 EXPLICACIONES Distanciamiento social: cómo está calando en Suiza

Niños jugando en un parque con sus padres

A diferencia de otros países, en Suiza los parques y zonas de juego permanecen abiertos, aunque los niños solo pueden jugar en grupos pequeños y los padres deben mantener una distancia segura entre sí.

(© Keystone / Gaetan Bally)

Lo que comenzó siendo una recomendación para evitar apretones de manos y besos en las mejillas se ha convertido en una orden que insta a que la población se quede en casa lo máximo posible. A medida que el país combate el brote del nuevo coronavirus, sus más de 8 millones de habitantes están aceptando de manera gradual nuevas normas sociales restrictivas.  

Recomendación del Gobierno A los residentes en Suiza: ¡Quédense en casa!

El 17 de marzo, el Gobierno de Suiza emitió la instrucción de permanecer en casa, especialmente en el caso de enfermos y mayores de 65 años. Este ...

Este contenido fue publicado el 17 de marzo de 2020 16:02

Las últimas medidas de “distanciamiento social” impuestas por el Gobierno tienen como objetivo reducir drásticamente el número de contactos entre las personas y, por tanto, frenar la propagación del virus.

El Gobierno de Suiza, como muchos otros países del mundo, ha pedido a la población que permanezca en su casa todo lo posible y evite el contacto innecesario con otras personas. 

Mientras que probablemente el pícaro apretón de manos se pase por alto, el 16 de marzo ha entrado en vigor un nuevo reglamento que prevé castigos estrictos para quien incumpla la prohibición de reuniones grandes: hasta tres años de prisión, aunque es más factible que se impongan multas.

El distanciamiento social podría romper la propagación exponencial del virus entre la población y evitar que el sistema sanitario se colapse. El distanciamiento social “es el mejor modo de frenar la propagación del virus”, según Alain Berset, ministro del Interior y responsable de las cuestiones de salud.  

Neuer Inhalt

Suscripción a la Newsletter

¿Desea recibir las últimas noticias de Suiza? Suscríbase a nuestra Newsetter

¿Puede la población suiza salir de casa? 

Sí, pero se aconseja que se salga únicamente si se tiene que ir a trabajar, hacer la compra, ver al médico, pasear al perro o ayudar a otra persona. Las personas mayores de 65 años no deberían salir al súper y deberían buscar ayuda para hacer la compra, ha señalado en rueda de prensa el jefe de enfermedades infecciosas de la Oficina Federal de Salud Pública, Daniel Koch.

También es posible salir a tomar un poco el aire, siempre y cuando se haga solo o con familiares que viven en la misma vivienda, tal y como ha declarado a la emisora pública suiza SRF Daniel Koch.  

De todos modos, hay pocas razones para salir de casa. Y es que restaurantes, bares, museos, cines, pistas de esquí, piscinas y negocios que requieren un contacto estrecho entre personal y clientela –peluquerías, por ejemplo–tienen que permanecer cerrados hasta el 19 de abril. También están cerradas las escuelas.  

Situación extraordinaria Suiza lanza la guerra al coronavirus

“No queremos la paralización total de Suiza, queremos hacer más lento el contagio del coronavirus y proteger a las personas vulnerables. Por ello ...

Las empresas han recibido instrucciones para que permitan que su personal, siempre que sea posible, trabaje desde casa. Las empresas en dificultades pueden pedir al Gobierno un permiso para ofrecer a sus plantillas el desempleo a tiempo parcial. 

Los países vecinos tienen normas mucho más estrictas para limitar la interacción social. En Francia, por ejemplo, los residentes tienen que mostrar un documento que acredite el motivo para salir de casa. 

En Italia solo se puede ir de compras de manera individual. Y la policía puede enviar a la gente de vuelta a casa si no está convencida de que el motivo para salir a la calle es razonable. 

¿Se permite a los suizos reunirse con gente?   

Sí, pero debe evitarse todo contacto social innecesario. El Gobierno ha prohibido todos los eventos públicos y privados. También, las reuniones de cinco personas o más en lugares públicos, hasta el 19 de abril. Quienes violen esta prohibición se enfrentan a multas de 100 francos (alrededor de 101 dólares). Algunas ciudades, como Berna y Zúrich, han cerrado algunos espacios públicos, como los parques, para desalentar la concentración de personas. 

Aunque todavía se puede invitar a cenar a algunos amigos (dice la Oficina de Salud Pública en su página webEnlace externo), siempre que las personas mantengan una distancia de dos metros entre ellas y sigan una buena higiene (lavarse bien las manos y taparse con el codo al toser). No obstante, aconseja no hacer fiestas privadas, incluyendo las invitaciones para celebrar cumpleaños de niños. 

Con las escuelas cerradas, los niños pueden reunirse para jugar en pequeños grupos de hasta cinco. El Gobierno ha pedido que las guarderías o las instalaciones alternativas de cuidado de niños permanezcan abiertas, pero están obligadas a seguir las mismas directrices sobre el tamaño de los grupos. A diferencia de lo que ocurre en otros países, los parques y áreas de juego permanecen abiertos, aunque algunos municipios han cerrado los suyos. Los grupos de juego organizados no están permitidos y los padres deben mantener la distancia entre sí.

Se ha pedido a los ancianos y a las personas que padecen ciertas patologías médicas que eviten cualquier contacto con niños.   

Ya no se puede salir a restaurantes y cafés porque se ha decretado su cierre al menos hasta el 19 de abril. Se ha ordenado a los hoteles que reduzcan drásticamente el número de huéspedes, que, sin embargo, sí pueden acudir a los restaurantes de los hoteles.

La prohibición de grandes reuniones está siendo cada vez más aplicada por la policía. Las asociaciones y equipos deportivos no pueden reunirse.

¿Puede seguir utilizándose el transporte público?

Sí, aunque las autoridades de salud pública aconsejan evitarlo en la medida de lo posible, ya que viajar en autobuses y trenes puede impedir que los pasajeros mantengan una distancia física entre sí. 

La OFSP anima a la gente a que acuda al trabajo a pie o en bicicleta. Los trenes y los autobuses del servicio postal se están reduciendo considerablementeEnlace externo. Las personas mayores de 65 años y aquellas que muestran síntomas gripales deben evitar por completo utilizar el transporte público. 

¿Qué sentido tiene el distanciamiento social? 

“El objetivo es suspender cualquier evento en el que grupos grandes de personas se reúnan en lugares cerrados con una densidad relativamente alta”, escribe Benjamin J. Cowling, profesor de la Universidad de Hong Kong, que es coautor de un próximo artículo sobre la eficacia del distanciamiento social durante las pandemias de gripe.   

Si la gente termina interactuando estrechamente con cinco personas en lugar de las diez habituales en un día normal –en el transporte público, en la oficina o en un restaurante– entonces “debería tener gran efecto en reducir las oportunidades de que la transmisión se produzca”, explica Cowling a swissinfo.ch. 

Cowling y sus coautores sostienen que las autoridades despliegan medidas de distanciamiento social con tres objetivos en mente: retrasar el pico de infecciones para poder preparar el sistema de salud para hacer frente a los casos graves; reducir el tamaño del pico; y extender las infecciones durante un período más prolongado, para permitir una mejor gestión de los casos y el posible uso de vacunas más adelante en la epidemia.

Sin embargo, el distanciamiento social “puede no tener mucho efecto en la transmisión a menos que provoque cambios importantes en el comportamiento”, advierte Cowling.

Un nuevo informeEnlace externo del Imperial College de Londres sugiere que si el distanciamiento social se aplica a toda la población junto con otras medidas (como el aislamiento de los infectados y el cierre de las escuelas) entonces puede contribuir a reducir rápidamente el número de nuevos casos.

¿Cómo se aplica el distanciamiento social?

En todo el país, las tiendas que pueden permanecer abiertas están tomando medidas para limitar el número de clientes. A través de carteles y anuncios se pide a compradores y viajeros que mantengan una distancia segura entre ellos. Incluso se han establecido cordones en la parte delantera de los autobuses y tranvías para mantener la distancia entre conductores y pasajeros.  

El Consejo Federal ha ordenado multas y penas de prisión de hasta tres años en caso de que no se cumplan estas medidas adoptadas para frenar la propagación del virus. La policía de varios cantones ya ha impuesto multas por incumplir la prohibición de realizar reuniones públicas de más de cinco personas. Solo la ciudad de Ginebra ha impuesto más de 30 multas durante el fin de semana en que la prohibición entró en vigor, según la emisora pública RTS.


Traducción del inglés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes