Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Universidad de Berna


Sembró semilla el cineasta cubano Fernando Pérez en Suiza


Por Patricia Islas, Berna


Inserir

El cineasta contemporáneo más importante de Cuba, Fernando Pérez, ocupó la cátedra de profesor invitado Friedrich Dürrenmatt de Literatura Universal este semestre en la Universidad de Berna. Antes de volver a La Habana, conversa con swissinfo.ch sobre sus filmes, su estancia en Suiza y sobre Cuba.

“Me voy muy contento, muy realizado”, indica el hacedor de cine cubano más conocido, Fernando Pérez.  Y no es para menos. Despertó el interés de al menos unos 5 de sus alumnos para convertirse en creadores o guionistas cinematográficos.

Les inyectaste la semilla…. “y ellos a mí”, responde con una mirada de niño entusiasta y curioso que no pierde a sus 72 años de edad.

En idioma español, en la Universidad de Berna

Cada miércoles, Fernando Pérez ha impartido clase de acercamiento al lenguaje cinematográfico e historia del cine a 25 estudiantes de la Facultad de Literatura y otros asistentes externos, venidos de toda Suiza, como profesor invitado Friedrich Dürrenmatt, una iniciativa de la alma mater bernesa, la fundación Mercato Suiza y el núcleo de familias de linaje de Berna (Burgergemeinde).

Paralelamente, una sala de cine local se ha dedicado a presentar al realizador y a sus filmes, entre ellos 'Madagascar' (1994), 'Suite Habana' (2003), 'La Pared de las Palabras' (2014) y 'Hello Hemingway' (1990).

Y es que en Suiza, "como en ningún otro país del mundo, se han exhibido todos mis filmes", indica con humildad sobre su relación continua con el país alpino, que visita desde 1990, cuando la ciudad de Biel mostró su primera película 'Clandestinos' (1988) y la amistad con el otrora director del 'Filmpodiums Biel', Beat Borter, inició.

Borter incluso le siguió en 1998 con la cámara para producir 'La vida es filmar', sobre el trabajo de este cubano de renombre internacional con una de sus películas más exitosas: 'La vida es silbar'.

Cuba, tras el 17 de diciembre de 2014

Con el fin de la política de enemistad entre EE.UU. y Cuba, tras 50 años de encasillamiento, de un embargo que subsiste, de que buena parte del mundo le dio la espalda a la isla y, de pronto, todo el mundo quiere ir a Cuba, se produce una avalancha de turistas, de nuevas caras, de conceptos mercantilístas. Un gran riesgo, ¿no es así?, pregunta swissinfo.ch, a Pérez, en calidad de ciudadano cubano:

"Es un gran reto, Cuba es una realidad muy particular, que no puedo definir en palabras. Cuba hay que vivirla cotidianamente, en sus luces y en sus sombras. Realmente ya era necesario desde hacia mucho tiempo no solo de que Cuba se abriera al mundo, sino de que el mundo entendiera un poco a Cuba y no hubiera esos muros de castigos, de separación, de incomunicación. Creo que esto ha sido uno de los temas que ha estado en casi todas mis peliculas, aunque no de modo obvio o evidente".

"Uno no no es cineasta cuando está detrás de una cámara, sino las 24 horas del día"

"Creo que aunque yo hago un cine donde el drama humano, personal, sea el que lleve la fuerza narrativa, siempre trato de hacer un cine que se abra y le permita al espectador establecer asociaciones en el contexto en el que se mueven los personajes, y ese contexto es el cubano, porque, como cineasta, pero también como ciudadano, participo de los problemas, y quiero que eso también esté en mis peliculas, no de manera propagandistica".

¿Cuál era la pregunta frecuente en Suiza?: "La misma que me hiciste: ¿Qué va a pasar en Cuba?".

"Pienso mucho en los jóvenes. Yo quisiera una Cuba muy abierta a su participación"

Pérez espera que una vez los jóvenes puedan tener la ballesta, al hacer alusión de la historia de Guillermo Tell. “Pienso mucho en los jóvenes. Yo quisiera una Cuba muy abierta a su participación".

Berna, “una ciudad que ha estado dentro de mi”

Ser parte de la vida en Berna, evidentemente, no le resultó indiferente al Premio Nacional de Cine Cubano en 2007:

“Nunca había vivido en una ciudad que en lugar de mar tenga esa maravilla de los Alpes, un milagro de la naturaleza y una imagen muy fuerte que tengo. También viví en una realidad de un mundo desarrollado, que no es la que se vive en Cuba o en otros países de Latinoamérica o África. Tener esa experiencia distinta me ha hecho reflexionar mucho sobre el mundo en que vivimos”.

"Uno no es cineasta cuando está detrás de una cámara, sino las 24 horas del día", reitera.

“Aquí en Berna he filmado mentalmente muchas imágenes. Visitas del rio Aar, toda la parte de la ciudad vieja con las montañas. Toda una serie de elementos de visualidad que se conjugan de forma maravillosa entre naturaleza, historia y orden social. Una ciudad que ha estado dentro de mí, realmente”, confirma.

Pero antes de decir adiós y volver a su querida ciudad, La Habana, Perez muestra a swissinfo.ch un folleto del museo de Albert Einstein, que frecuentó durante estos meses, y lee la cita siguiente inscrita en esa hoja: 'Qué buen tiempo el vivido en Berna', frase del científico que vivió en la capital suiza de 1902 a 1909. Y con una sonrisa, Pérez subraya: "Yo digo lo mismo que este pacifista que tanto admiro".

Contacte a la autora de la entrevista en Twitter: @PatiIslas

O conéctese al canal exclusivo en español de swissinfo.ch en FB:

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Y si quiere directamente comentar la entrevista en nuestra página: