Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cuestión de gustos Lo que más decepciona de Suiza a los turistas

Dos jóvenes y una señora mayor sentadas en un banco en la Street Parade de Zúrich

No todo el mundo piensa que la Street Parade de Zúrich sea el no va más.

(Keystone)

Suiza es casi perfecta. Nos lo dicen frecuentemente los lectores. Sin embargo, por una vez, hemos visto el vaso medio vacío y hemos preguntado si hay lugares o experiencias que les han decepcionado o les han dado qué pensar. “¿Esto es?”.

Otra de las preguntas que les planteamos fue “¿cuál es la Gioconda suiza?”. La mayoría de quienes han visto el retrato de Leonardo estarán de acuerdo en que el pintor se desenvolvía bien con los pinceles. Y también coincidirán en que la pintura es sorprendentemente pequeña y que tal vez no merezca la pena andar a codazos entre una multitud teléfono móvil en mano para verla. ¿Existen equivalentes suizos?   

“Las cataratas del Rin. No es que no sean bonitas. Es que cuando escuchas que son ‘las más grandes de Europa’ esperas más”. - Sofía Geo

Muchos lectores coincidieron con este artículo sobre las cataratas del RinEnlace externo –uno de los lugares más visitados de Suiza (ver recuadro)– y varios recomendaron las cataratas de TrümmelbachEnlace externo en el valle de Lauterbrunnen. “10 000% más impresionantes”, según Jen Schilling.

cataratas del Rin

¿Las cataratas del Rin hacen que su barco flote en el aire?

(Keystone)

Lo que para algunos es decepcionante a otros les encanta. Nunca he intentado ver la Gioconda, pero recuerdo que me sentí ligeramente decepcionado por la “cuna de Suiza”, la increíblemente pequeña pradera de Rütli. Dicho esto, su ubicación –con vistas al lago de Lucerna– es impresionante, y llegar en barco es parte de la diversión. Tengo la impresión de que a Jules le gustará.

“El chorro de agua en el lago Lemán. Literalmente es eso: una manguera de agua para incendios. Mira a las montañas, no a esta completa pérdida de tiempo”. - Jules

Rütli también se beneficia de no ser una atracción turística como tal. Al igual que en la capilla de Guillermo TellEnlace externo, al otro lado del lago, no hay tiendas de regalos ni infraestructuras turísticas, aparte de un restaurante en un chalet. Solo una vista maravillosa y simbolismo a raudales.

Dado que muchos visitantes llegan a Suiza atraídos por su belleza natural, las aglomeraciones de gente en los museos o galerías no suelen ser un problema. Aunque hay excepciones.

“El Blausee. Tan turístico, tanta gente, que es difícil ver algo espectacular”. - Blanka Legowska

Unas cuantas personas han coincidido con Blanka sobre el BlauseeEnlace externo, el lago azul profundo y cristalino del cantón de Berna.

Fishing at the Blausee

¿Lo echan a perder los turistas?

(Keystone)

Aunque los lectores casi siempre elogian los trenes suizos, puede ser todo un reto la carrera para conectar en determinadas estaciones muy transitadas, como Interlaken.

En una visita al Oberland bernés me sorprendió que el sistema de tránsito no estuviera orientado, para nada, a los usuarios con movilidad reducida. Había poco tiempo entre los trenes para desplazarse de una plataforma a otra a tiempo. La gente, sin embargo, fue muy amable y servicial, ¡especialmente los operadores del teleférico!”. - Kristina Zimmermann  

En general, también es muy acogedor el personal de las tiendas. Sin duda, más que la factura.

“¿Cuenta cuando cada vez que gasto 100 francos en comestibles, miro a la cesta y digo ‘¿esto es?'?”. - Shiila Evel

Shiila, usted no está sola. Especialmente en el Street Parade de Zúrich.

“Me alegro si supone negocio y dinero para Zúrich sin destrozar la ciudad y al día siguiente la ciudad está impecable, pero... ¿en serio? ¿Qué tienen de especial algunos camiones patrocinados por cerveza, con mucha gente medio desnuda, colorida y borracha divirtiéndose, que necesita bloquear el tráfico y salir continuamente en las imágenes de televisión? El equivalente suizo a la cuenta atrás de Nochevieja en Times Square y la caída de la bola, con mejor tiempo. Soso”. - Giancarlo Malchiodi

Además de un “soso” también tenemos otros “bah”.

“Fondue. La mayor parte es bah. Preferiría tener una buena raclette”. - Stacy Streuli

Xi Jinping con su esposa Peng Liyuan y Didier Burkhalter sentados a la mesa

Mientras el presidente chino Xi Jinping se dispone a comer una fondue de queso en 2017, su esposa no parece tan decidida.

(Keystone)

“¿Fondue, queso derretido y pan duro? De verdad, que la gente corre a los Alpes a por esto. No, espera, mejor (o peor dependiendo de tus papilas gustativas), añaden ajo o aguardiente de cereza. ¡Uf! Como puede ver, no soy fan de la fondue. Espero que esto califique como un momento decepcionante”. - Paul Douglas Lovell

Sin duda, Paul. Este post suscitó un gran debate sobre los consejos para la perfecta fondue de queso y qué beber con ella. Sin embargo a veces las emociones se desbordan.

“Fondue suiza. Me refiero a pan sumergido en queso fundido. ¿Eso es todo? No es de extrañar que no haya nada llamado ‘cocina suiza’”. – KaySeraSera

 Duro. Y siguen los artículos de comida.

“Mi Gioconda suiza es cervelat y bratwurst. ¿Cómo pueden ser los héroes de la parrilla nacional suiza? Es una carne tan básica e insípida [...] Es comida muy mala, pero supongo que debido a que no se puede pasar más de 1 kg de carne por la aduana, los suizos tienen un acceso muy limitado a las buenas salchichas para hacer a la brasa. Esta es mi única queja, esto significa que es un gran país”. - Uwe Zusammengestossen     

“Cuando vienes a Suiza, país del chocolate, esperas un chocolate caliente. Cuando te sirven leche caliente con polvo, tienes una decepción total. ¿Dónde está el chocolate en el chocolate caliente en Suiza?”. - Jonathan Mudry

Muchos lectores estuvieron de acuerdo, y otros muchos colaboraron con consejos sobre dónde tomar una taza decente de esta sustancia marrón. Las sugerencias incluyeron Confiserie SprüngliEnlace externo en Zúrich y Maison CaillerEnlace externo cerca de Gruyère en el oeste de Suiza.  

Fumar en las chocolaterías suizas y en otros edificios públicos está prohibido, y aunque el número de fumadores está disminuyendo en Suiza, la gente puede –y de hecho lo hace– encender su cigarro en los andenes de los trenes y en los espacios habilitados al aire libre para comer o beber. Y esto a varios lectores les arruina su viaje a Suiza.  

“Demasiado humo en los espacios públicos. ¿Por qué los fumadores contaminan el aire fresco y otros están forzados a respirar el ambiente sucio e insalubre?” - Ya-Chuan Hsu

Cenicero público repleto de colillas

Lamentablemente, no siempre las colillas se eliminan con esmero.

(Keystone)

Este es el tema que más quejas ha generado entre los lectores. Mientras que algunos fumadores argumentan que en una democracia tienen derecho a fumar, la mayoría de los lectores hace un llamamiento a las autoridades para que tomen medidas drásticas.

“Estoy totalmente de acuerdo. Es repugnante, ya que padezco de una enfermedad pulmonar. Es insoportable y además algunos fumadores son groseros y tiran las colillas frente a ti 😡.” – Reto Gasser 

De enojado a filosófico.

“El ‘problema’ no es el lugar o el qué (es decir, la Gioconda), sino que TÚ esperabas algo o te has tragado la publicidad exagerada. Como siempre: el fallo está en la gente”. - Jake Marino

Es lo que pasa cuando viajas: a menudo cuánto disfrutas de unas vacaciones depende más de tu forma de pensar que del destino.  

“Soy suizo, he vivido toda mi vida en Zúrich y he viajado por el mundo y por Suiza. No recuerdo una sola vez que me haya decepcionado por una vista en mi propio país. La razón podría ser que sé qué esperar”. - Peter Egloff  

Y el vaso suizo de Carlos estaba más que medio lleno, se desbordaba.

“¿Decepcionado? Todo lo contrario. Todo estaba más limpio, más fresco, más sabroso, más eficiente y más a la moda que lo previsto”. - Carlos Aguilar

Una lista de lugares o experiencias agradablemente sorprendentes en Suiza  es otra historia....

¿Qué destinos o experiencias en Suiza le han gustado de verdad? ¿Por qué? ¿Y qué hay de las sorpresas agradables: hubo alguna atracción o vista, por ejemplo, que realmente le causó buena impresión o superó sus expectativas? Cuéntenoslo en los comentarios. Estamos recogiendo sus opiniones para un artículo próximo.

Lo más visitado

Los diez destinos más visitados de Suiza, que cobran entrada (2017)

1.      Teleférico de Schilthorn 3 216 909 visitantes

2.      Zoo de Dählhölzli (de pago) y el parque de los osos de Berna (gratis) 3 054 820

3.      Ferrocarril del monte Pilatus 2 847 597

4.      Cruceros en el lago de Lucerna 2 676 060

5.      Cruceros por el Lago Lemán 2 376 317

6.      Tren cremallera de Gornergrat 1 754 000

7.      Cataratas del Rin 1 500 000

8.      Zoológico de Zúrich 1 209 198

9.      Telecabina Titlis, Engelberg 1 180 672

10.    Jungfraujoch 1 041 500 

(Fuente: Suiza TurismoEnlace externo)

Fin del recuadro



Traducción del inglés: Lupe Calvo, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes