Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Ekeko: Patrimonio de la Humanidad


Suiza devuelve pieza precolombina a Bolivia


Por Marcela Águila Rubín


A siglo y medio de su expoliación, la figura de Ekeko vuelve a Bolivia. El Museo de Historia de Berna anunció este jueves la devolución de la pieza, parte constitutiva del sitio arqueológico de Tiahuanco, Patrimonio cultural de la Humanidad. La Paz celebra la medida y agradece el apoyo de la Confederación.

“En nuestro proceso de descolonización y de revalorización de nuestras culturas, la recuperación de Ekeko reviste una gran importancia”, subrayó la embajadora de Bolivia ante Suiza y Alemania, Elizabeth Salguero Carrillo.

Se refirió a los esfuerzos del Gobierno de Bolivia en pro de la diversidad étnica y la protección de su riqueza natural y cultural y en ese tenor, dijo, la devolución de la pieza, parte del legado histórico, “es un gran logro”.   

Las gestiones para lograrlo, recordó, empezaron el 12 de octubre de 2012 y desde entonces, diversas delegaciones bolivianas acudieron a Suiza para impulsar el proceso.

En abril de 2013, durante una de esas visitas, el canciller boliviano, David Choquehuanca, destacó la urgencia de devolver la pieza a sus legítimos propietarios.  

“La Illa del Ekeko debe regresar al lugar de donde fue arrebatada ya que es parte de nuestra historia, de nuestra espiritualidad, de nuestro ser, de nosotros mismos, de nuestro patrimonio”, declaró entonces a swissinfo.ch el responsable de la diplomacia boliviana.  

Entregada al Museo Nacional de Arqueología de La Paz, “la figura monopolizará aún más la atención del público y de la ciencia”, comentó el director del Museo de Historia de Berna, Jakob Messerli, según el comunicado en el que la institución dio a conocer la noticia.

Ninguna duda

El Ministerio boliviano de la Descolonización y los representantes de poblaciones indígenas no tienen ninguna duda acerca de la identidad de la pieza, subrayó la embajadora en referencia a las versiones de algunos expertos que  pretenden que se trata de la representación de una persona de sexo femenino.

La estatuilla es considerada como uno de los testimonios más bellos y mejor conservados de la cultura Pucará (220 AC-200 DC, rivera norte del Lago Titicaca, Perú actual).

“Los representantes de Bolivia y del Museo de Historia de Berna están de acuerdo en decir que esta figura forma parte del Patrimonio de la Humanidad y que reviste una gran importancia para la historia y las culturas del Altiplano andino”, subrayó el comunicado.

Deidad principal

La embajadora Salguero Carrillo puntualizó que, de acuerdo con la cultura precolombina, Ekeko representa la fertilidad, la abundancia, la energía positiva. “Es dios de dioses”, subrayó.

La Illa del Ekeko (miniatura, espíritu de Ekeko) fue comprada en 1929, por el Museo de Historia de Berna a los descendientes de Jakob von Tschudi. El naturalista e investigador suizo se había hecho de la pieza arqueológica a cambio de una botella de coñac.

En la recuperación de la figura, contribuyeron dos hechos fundamentales acordes con el marco establecido por la UNESCO: la existencia de un registro y el hecho de que había sido extraída de un sitio considerado patrimonio cultural.

Como corolario de una historia que comenzó en el siglo XIX en el sitio arqueológico de Tiahuanaco, declarado patrimonio cultural de la Humanidad de la Unesco en 2000, los museos de ambos países convinieron colaborar para  la conservación, la investigación y la mediación relativas a la figurilla.

“Nos encantaría que esta colaboración pudiera desembocar en una exposición en Berna sobre las fascinantes culturas precolombinas del altiplano andino”, señaló la embajadora al destacar y agradecer la colaboración del Gobierno de Suiza en el proceso de recuperación de la figura de Ekeko.


swissinfo.ch

×