Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Freddie Mercury


"Freddie fue el amigo más leal y generoso"


Por Luigi Jorio, Montreux


Desde 1996, la estatua de Freddie Mercury se erige a orillas del lago en Montreux. (swissinfo.ch)

Desde 1996, la estatua de Freddie Mercury se erige a orillas del lago en Montreux.

(swissinfo.ch)

El 24 de noviembre de 1991 moría una leyenda del rock, Freddie Mercury. El vocalista de Queen vivió y grabó varios temas en la localidad suiza de Montreux, donde entrevistamos a Peter Freestone, asistente personal y gran amigo del cantante.

Hace veinte años el mundo de la música perdía a una de las figuras más extravagantes de la historia del rock. Peter Freestone perdía a un querido amigo, al que recuerda con profundo afecto.

Durante doce años Peter Freestone vivió al lado de Freddie Mercury, las 24 horas del día y los 365 días del año. Fue su asistente, cocinero, chofer y fiel amigo hasta la muerte del vocalista de Queen. “Freddie era una estrella, yo solo me limité a vivir mi vida”, dice con humildad este hombre que asistió a un sinfín de conciertos alrededor del mundo y que se codeó con los grandes de la música, desde Michael Jackson hasta David Bowie.

Nos reunimos con Peter Freestone, de 56 años, en un bar de Montreux, a orillas del lago Leman. “¿Escuchas la música?”, me pregunta señalando un altavoz en el techo… Suena un tema de la banda británica. Casualidades de la vida.

swissinfo.ch: ¿Cómo se convierte uno en el asistente personal de una estrella?

Peter Freestone: Es una cuestión de estar en el lugar justo y en el momento justo. Corría el año 1979. Me ocupaba del vestuario del Royal Opera House de Londres. Freddie había sido invitado a un evento benéfico. Tras oírlo interpretar Crazy Little Thing Called Love y BohemianRhapsody, lo felicité y él me preguntó por mi trabajo. Eso fue todo.

Dos semanas después, el mánager de Queen me llamó para preguntarme si podía encargarme del vestuario de la banda durante una gira por Inglaterra. Y esa fue mi función durante el primer año. Luego Freddie me quiso tener en su casa en Londres. En doce años jamás firmé un contrato.

swissinfo.ch: ¿En qué consistía su trabajo?

P.F.: En contestar al teléfono, recibir a las visitas, hacer las compras, pagar las facturas, cocinar, limpiar. En resumen, trataba de que Freddie pudiera concentrarse exclusivamente en la música.

swissinfo.ch: ¿Y su remuneración?

Al inicio ganaba 6.000 libras esterlinas al año. Pero no gastaba un céntimo. O mejor dicho, gastaba del dinero de Freddie. Luego mi sueldo subió a 25.000 libras esterlinas. Prácticamente nunca tuve vacaciones: es decir, acompañaba a Freddie durante las suyas, pero yo siempre trabajaba. Una vez le pregunté si podía tomarme unas semanas libres. Y él me contestó: “¡Pero si acabamos de volver de vacaciones! (risas)

swissinfo.ch: Freddie fue un amigo, pero también su jefe…

P.F.: Nuestra relación variaba según el contexto. Freddie solía cambiar continuamente de una relación profesional a una de verdadera amistad. De vez en cuando se enfadaba conmigo. Y no era porque yo hubiera hecho algo mal, sino porque necesitaba desahogarse. Sabía muy bien que lo entendía. Siempre me pedía mi opinión, aunque luego se saliera con la suya (risas).

Con Freddie aprendí el valor de la amistad. Ha sido el amigo más leal, generoso y amable que he tenido. Ambos estudiamos en un internado en India. Teníamos trayectorias similares. Quizás eso nos unió.

swissinfo.ch: ¿En qué se diferenciaba la persona de la estrella?

P.F.: Todos conocen su faceta musical, la estrella, el showman. Pero pocos saben que Freddie era una persona muy tímida y tranquila. Le encantaba quedarse en el Garden Lodge, su residencia londinense. Independientemente de la hora a la que se acostara, siempre se despertaba a las nueve, tomaba su té, se vestía de cualquier manera y jugaba con sus gatos o daba de comer a los peces. Esas cosas le hacían tremendamente feliz.

Cuando salía, en cambio, se ponía unos tejanos, una cazadora de piel y gafas de sol. Entonces Freddie se transformaba en una estrella. Se mostraba como los fans querían verlo.

Le encantaba reír. En público se tapaba la boca, se sentía acomplejado por sus dientes. Nunca se los arregló por miedo a que su voz se resintiera. En casa, sin embargo, se reía a carcajadas, sin vergüenza.

swissinfo.ch: Háblenos de los conciertos. ¿Cuántos vio?

P.F.: Entre el público solamente dos, pero desde el backstage al menos 300. El más increíble fue en São Paolo, había 139.000 personas. Fue increíble, un ambiente excepcional.

Freddie también actuó dos veces en Montreux, en el Festival de la Rose d’Or. Por exigencias de la televisión tuvo que cantar en playback, cosa que detestaba. Fueron las únicas veces en su carrera, además del Festival de San Remo, que no cantó en vivo.

Solía tomar un té con limón antes de salir al escenario. Y después del concierto necesitaba salir, cada noche una fiesta. La adrenalina le impedía volver al hotel.

swissinfo.ch: Freddie grabó varios temas en Montreux. ¿Qué recuerdos guarda?

P.F.: La primera que vinimos juntos fue en 1981. Grabamos Under Pressure con David Bowie en los Mountain Studios. En aquella época Suiza era un país de ensueño, un lugar mítico que todos querían visitar. Incluso hoy, la vista sobre los Alpes es espectacular. Las montañas llevan millones de años ahí, pero cada mañana amanecen diferentes.

swissinfo.ch: ¿Cómo transcurría una jornada normal y corriente en Montreux?

P.F.: Era muy aburrida. A las dos de la tarde nos reuníamos en el estudio de grabación. Todos los días. A veces Freddie se quedaba un par de horas, otras hasta las cuatro de la madrugada. Y mientras ellos tocaban… yo esperaba.

Tampoco había mucho que hacer en la ciudad, no abundaban los locales nocturnos. Veníamos a Montreux para trabajar. No quedaba tiempo para otras cosas. El Hotel Palace estaba a 500 pasos del estudio, pero Freddie siempre quería ir en coche para no perder tiempo.

Al inicio detestaba la tranquilidad de Montreux. Al final de sus días, sin embargo, anhelaba la calma de este lugar.

swissinfo.ch: ¿En qué cambió su vida tras descubrir que era seropositivo?

P.F.: Al comienzo dejó de salir, y luego también de fumar y beber. En octubre de 1989 el doctor le dijo que le quedaban pocos meses de vida, como mucho hasta Navidad. Su fuerza de voluntad hizo que viviera aún dos años. Freddie sabía que no había remedio contra la enfermedad.

No se dejó abatir y se concentró en la música, que era su vida. Además, desde que supo que estaba enfermo (1987), grabó The Miracle, Innuendo y Barcelona. Trabajaba más que antes. Sabía que tenía los días contados y quería hacer lo máximo.

Yo pensaba que había superado la muerte de Freddie. Pero luego me di cuenta de que no era así. Después de tres años escribí un libro. Fue como una terapia, pude sacar todo el dolor. Freddie me decía siempre que de haberse publicado un libro sobre él, debía contar también las cosas menos buenas. En mis libros hablo también de los lados negativos, de las fiestas y las drogas. Ocultarlo hubiera significado mentir. Y Freddie creía mucho en la sinceridad.

Le echo de menos. A veces pienso en la vida que compartimos. Y luego me digo que tuve la suerte de estar doce años a su lado… Freddie solía decir siempre: no mires al pasado.

swissinfo.ch: Ha concedido muchas entrevistas después de la muerte de Freddie. ¿Lo ha contado todo?

P.F.: No, hay cosas que la gente no debe saber. Me gusta hablar con los fans. Tienen preguntas que llevan dentro desde hace años. Cuando me llaman, me siento feliz de poder responderles y contarles lo que he vivido. He pasado doce años increíbles y llevo grabado en mi mente cada recuerdo.

Freddie Mercury

Farrokh Bulsara, mundialmente conocido por nombre artístico, Freddie Mercury, nace en Stone Town (Zanzíbar) el 5 de septiembre de 1946. Sus padres eran oriundos del estado de Gujarat, India.

En 1970 forma el grupo Queen con Brian May (guitarra) y Roger Taylor (batería). Un año después se suma a la banda John Deacon (bajo).

El primer álbum (Queen) data de 1973, el último (Made in Heaven) de 1995. Los Queen grabaron 15 álbumes en estudio y un sinfín de producciones en vivo. El grupo vendió más de 300 millones de discos.

Entre los máximos éxitos del grupo británico figuran We Are The Champions, We Will Rock You, Bohemian Rhapsody y Under Pressure.

Murió enfermo de sida el 24 de noviembre de 1991 en Londres.

Peter Freestone

Nace el 8 de enero de 1955 en Surrey, Inglaterra.

En 1979 conoce a Freddie Mercury en la Royal Opera House de Londres.

El mismo año comienza a trabajar con Queen. En 1980 se convierte en el asistente personal de Freddie Mercury, cargo que ocupa hasta la muerte del cantante en 1991.

Es autor de dos libros sobre el vocalista de Queen. Peter Freestone vive hoy en la República Checa donde colabora con la revista Opera.


(Traducción: Belén Couceiro), swissinfo.ch



Enlaces

×